Plánchatelo tú!

, , Leave a comment

El espíritu colectivo y de ayuda mutua en la pareja queda disuelto cuando hay que planchar la ropa y entonces se instala el individualismo más realista:
“el que quiera vestir una prenda sin arrugas, que se la planche él”

 
Publicidad
 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado