Cebolla confitada a la naranja en tostada con queso de cabra gratinado

, , 6 Comments

Estas tostadas de cebolla confitada a la naranja es uno de los aperitivos que solemos servir a nuestros invitados y siempre están a la altura de las circunstancias. Recién sacadas del horno, ricas y con una excelente presencia es una receta a tener de fondo de recetario.

Los ingredientes de la cebolla confitada a la naranja en tostadas con queso de cabra gratinado son estos:

  • 3 cebollas cortadas en juliana
  • El zumo de 4 naranjas y la ralladura de la piel de 2 de ellas
  • 3 cucharadas de azúcar de caña
  • Sal y pimienta
  • Rebanadas de pan tostado. Nosotros hemos usado chapata integral tostado y recomendamos que el pan elegido tenga cierto grosor para que luego no se ablande
  • 100 gr de queso de cabra desmenuzado

La proporción siempre es 1 naranja más que cebollas por si alguien quiere reducir o ampliar los ingredientes, pero aviso que aunque al principio las 3 cebollas crudas parezcan una gran cantidad, al final se queda reducido a ¼ o así.

Ponemos la cebolla a pochar unos minutos en una sartén honda o cazuela con el fondo cubierto de aceite,  mientras vamos exprimiendo las naranjas y rallando 2 de ellas con un rallador de queso.

Vertemos esto en la sartén y añadimos el azúcar, la sal y pimienta.

Dejamos en el fuego unos 45’ hasta que la cebolla queda de color naranja clarito, el líquido se ha consumido y queda una textura tipo mermelada. El resultado es este:

Esta cebolla confitada se puede tener preparada de víspera y cuando queramos hacer las tostadas simplemente colocamos la cebolla sobre ellas y esparcimos un poquito de queso de cabra en cada una.

Las colocamos en el horno ya caliente unos minutos y al final podemos gratinar. Simplemente tienen que calentarse las tostadas y derretirse ligeramente el queso.

Sacamos y ya tenemos unas riquísimas tostadas de cebolla confitada a la naranja con queso de cabra caliente.

Además de aperitivo sirven como guarnición de un arroz u otro cereal hervido, de tofu o de verdura.

Es un recurso fácil, con ingredientes cotidianos y humildes pero que consiguen sorprender.

Vía: Libro “Cocinar sin agobiarse” de Mireia Carbó (página 101) donde la autora usa esta cebolla de guarnición de lenguado. La tostada y el queso es cosecha propia.

En Gastronomía & Cía: Recetas de cebolla confitada y mermeladas de cebolla

 
Publicidad
 

6 Comentarios

  1. 1 - Karolus

    17 diciembre 2008 17:03

    He sido “víctima” de esta receta y os aseguro que es un deleite para el paladar. Un aperitivo estupendo, vistoso y que pasa muy bien. Sorprende por su sabor. Ademas no sacia, con lo cual te queda hambre para la comida.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado