El accidente cerebrovascular de una neuroanatomista.

, , 21 Comments

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Jill Bolte Taylor, era una de muchos neuroanatomistas anónimos. Dedicada a estudiar el funcionamiento del cerebro desde que su hermano fuera diagnosticado con un desorden cerebral severo; esquizofrenia. Pero la mañana del 10 de Diciembre del 1996 ocurrió algo terrible y maravilloso a la vez.

Jill se estaba duchando y descubrió que era ella misma quien tenía un desorden cerebral:

Un vaso sanguíneo explotó en la mitad izquierda de mi cerebro. Y durante horas viví y observé cómo mi cerebro iba deteriorándose, mermando su capacidad para procesar la información. Esa mañana no pude andar, hablar, leer, escribir ni recordar nada. Me convertí en definitiva en un niño en el cuerpo de una mujer.”

Estos dos vídeos son un documento increíble acerca de la naturaleza de nuestro cerebro y por lo tanto, de nuestra realidad, puesto que toda la comprensión (o incomprensión) acerca de nuestro entorno, pasa por este magnífico y todavía desconocido órgano. Sin duda, a aquellos que os llamen la atención libros como “¿Por qué somos como somos?” de Eduardo Punset, puede que en este vídeo encontréis una implicación mas profunda y espiritual, aunque también de boca de una científica.

Jill Bolte Taylor nos describe con una habilidad y belleza pasmosa lo que le sucedió y las conclusiones que extrajo de esa vivencia:

Aún sigo viva y he encontrado el Nirvana. Mi imagen del mundo es ahora el de un lugar bello, pacífico, lleno de gente adorable que sabe que vive en ese espacio, que puede elegir vivir conforme a esa parte derecha del cerebro y encontrar esa paz. Esa ha sido mi motivación para recuperarme. He tardado 8 años.”

Más información: Dr Jill Taylor (en inglés)

 
Publicidad
 

21 Comentarios

  1. 1 - muilea

    3 enero 2009 19:33

    Alucinante!!!, una aportacion mas para confirmar cual es la realidad, y no la que nos presentan y nos venden.
    Responder
  2. 2 - Can-Men

    5 enero 2009 12:49

    Conocía a esta mujer de referencias pero no había visto su testimonio. Me parece EXCEPCIONAL sobre nuestra verdadera naturaleza energética y nuestras infinitas posibilidades.
    Le dedicaré otro post a analizar sus conclusiones.
    Responder
  3. 3 - Karolus

    9 enero 2009 11:54

    Absolutamente FA-BU-LO-SO. Impresionante testimonio, es tremendo ver como se emociona al contarlo. Genial que desde la ciencia se hable del alma, de aquella parte nuestra que también existe. Si focalizaramos nuestra consciencia en el alma, otro gallo nos cantaría.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado