Cardo con bechamel y frutos secos. Proceso desde la huerta a la mesa

, , 3 Comments

El cardo es una verdura menos conocida y consumida que otras, pero no por ello menos importante y sabrosa. La planta es un antepasado silvestre de la alcachofa y el invierno es su estación natural.

El cardo está unido a mi familia desde siempre y lo recuerdo en las comidas de Navidad con bechamel y almendras, y aunque reconozco que yo lo preparo poco, creo que es una receta que merece la pena tener como homenaje a nuestras raíces y a los productos de la Tierra.

Así prepara mi madre esta exquisita receta de cardo con bechamel y frutos secos con los cardos que trae mi padre de la huerta:

Los ingredientes son estos:

  • Un cardo de unos 2 kg. También venden en algunas tiendas de congelados cardo limpio y troceado y nos ahorramos la parte más laboriosa. Otra opción es en conserva que ya está incluso hervido
  • 6 dientes de ajo pelados
  • 50 gr de piñones. Hemos usados los que pelamos de 3 piñas y explicamos aquí
  • 50 gr de avellanas crudas. La receta típica lleva almendras pero hemos querido variar
  • Para la bechamel: 1 cucharada de harina y 250 de leche. Hemos usado leche de soja a pesar de las protestas de mi madre
  • Sal y pimienta

El proceso consiste en limpieza, hervido y salsa.

1. LIMPIEZA
La verdad es que conlleva un pequeño esfuerzo y supongo que por esto muchas personas evitan el cardo, pero merece la pena hacerlo.

Este es el cardo tal cual se recolecta de la huerta. Quitamos con el cuchillo la parte de abajo del cardo y cortamos las hojas en 2. Las lavamos 1 a 1 quitando la tierra y la suciedad. Mi madre se pone guantes porque se suelen ennegrecer las manos.

Con un cuchillo quitamos las esquinas de cada hoja y luego lo deshilamos poco a poco. Es fácil porque hay unas pequeños salientes en la hoja y desde allí estiramos y se deshila.

Finalmente, de los 2 kg iniciales de peso nos quedamos con 780 gr y desechamos todo esto.

2. HERVIDO:
Ahora lo troceamos y hervimos.

Mi madre hierve el cardo en la olla express 2 veces cambiando el agua porque dice que si no amarga. La primera vez unos 30’ (desde que pita la olla) y la segunda unos 15’ (aquí le echa sal). Pero francamente, ella también hierve 2 veces las acelgas y yo solo 1, y me salen estupendas. Es decir, esta parte es de libre elección, pero sí se necesita más de una hora de hervido en olla convencional para que el cardo no quede duro.

3. SALSA:
Y una vez hervido solo nos queda hacer la salsa que es muy sencillo.

Rehogamos los 6 ajos pelados y picaditos en una sartén con aceite de oliva hasta que se doren. Echamos los piñones hasta que se tuesten un poco. Luego añadimos la harina, damos vueltas y vertemos la leche removiendo todo.

Cuando ya esté hecha la bechamel, juntamos con el cardo y mezclamos todo bien mientras salpimentamos.

Finalmente esparcimos las avellanas crudas y troceaditas por encima y ya está.

Una receta de toda la vida para saborear.

 
Publicidad
 

3 Comentarios

  1. 1 - Ena

    11 enero 2009 12:59

    Nosotros hacemos una receta parecida con brócoli… pero mira que a mi padre el cardo le encanta y yo nunca lo probé! A ver si encontramos por aquí en algún sitio y lo provamos, que con bechamel seguro que está bueno! :D Besos!
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado