Alcachofas al horno con cebollita y ajos

, , 5 Comments

Las alcachofas son una hortaliza poco habitual en muchos hogares porque da pereza pelarlas, ennegrecen las manos y no se suelen conocer muchas recetas apetitosas. Pero la alcachofa es una flor digna de todas las cocinas por sus propiedades y posibilidades gastronómicas, y estas alcachofas al horno con cebollita y ajos es la forma más fácil de prepararlas.

Los ingredientes para las alcachofas al horno son:

  • 6 alcachofas
  • ½ cebolla grande
  • 4 ajos pelados
  • 100 ml de agua
  • Sal, pimienta y pimentón

Precalentamos el horno a 180º. Picamos la cebolla y los ajos en trocitos muy finos. Quitamos los rabos de las alcachofas, los pelamos y los troceamos también.

En una sartén con el fondo cubierto de aceite rehogamos la cebolla, los ajos y los trocitos de alcachofas durante unos minutos. Especiamos con sal, pimienta y un poco de pimentón, dulce y picante al gusto.

De paso, abrimos cada alcachofa para dejar espacio para rellenarla con el sofrito. Se puede hacer con las manos o con unos golpes secos contra la mesa/encimera porque se abren muy bien de esta forma un tanto violenta.

Las colocamos en un recipiente de horno y rellenamos cada una con unas 2 cucharadas de las verduritas rehogadas.

Vertemos el agua en el fondo de la fuente, solo tiene que cubrir la base de las alcachofas, y horneamos durante 40-50’.

Esta foto está tomada a los 10’ de cocción y se aprecia cómo empiezan a asarse por arriba.

Al servirlas, hay que colocar un bol grande en la mesa para ir echando las hojas que masticamos, la parte comestible es la baja de cada hoja.

Nosotros nos comemos unas 2-3 alcachofas con persona, incluso nuestro hijo desde que tenía un año se come, o mejor dicho, chupetea una alcachofa entera por el mimetismo de ver a sus padres jugar con tantas hojitas.

Sorprende la cantidad de carne que se puede masticar de cada hoja y aunque cuesta llegar al corazón de la alcachofa, su sabor compensa el esfuerzo.

Otro día las prepararemos estofadas con zanahorias, gratinadas con queso, en tortilla, en pizza, en ensalada laminadas como carpaccio, ...

Las alcachofas son un mundo por descubrir.

 
Publicidad
 

5 Comentarios

  1. 1 - Sara Mariner

    3 febrero 2009 18:32

    Qué ricas deben estar. Me encantan las alcachofas, asadas, crudas con aceite y sal… Además, las alcachofas nos aportan nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales y fibra. Voy a probar la receta esta misma noche. Gracias mil, Can-Men.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado