Terrina de puerros con salsa romesco

, , 4 Comments

Con esta terrina de puerros con salsa romesco nos introducimos en el mundo de las terrinas o pudings de verduras, otra forma de cocinarlas para variar de las recetas clásicas o los quichés, y que podemos emplear en festivos o con invitados porque resultan muy aparentes, aparte de deliciosas y suaves.

Podemos elaborar terrinas muy originales y utilizar múltiples ingredientes, de uno en uno o varios, jugando con los colores en capas con alimentos diferentes o todos juntos. Son fáciles de hacer y si no se consumen la primera vez podemos preparar cucharitas como en la foto de abajo.

Hoy explicamos esta terrina de puerros con salsa romesco:

  • 3 puerros que pesan unos 500 gr
  • 3 huevos
  • 1 bote de nata de cocinar
  • Sal y pimienta
  • Salsa romesco

Lavamos muy bien los puerros para quitarles la tierra y los picamos en trozos pequeños. Los rehogamos en una sartén con el fondo cubierto de aceite unos 15’, justo antes de que empiecen a tostarse.

Escurrimos si hubiese mucho aceite, si no, no hace hace falta.

Mezclamos en un bol los puerros rehogados con los huevos, la nata y las especies.

Vertemos en un recipiente para horno (el típico del bizcocho-plum cake) y lo colocamos dentro de una fuente con agua para cocerlo al baño maría.

En el horno previamente precalentado, lo cocinamos unos 45-60’ a 180º, comprobando que está hecho cuando introducimos un palito de brocheta y sale seco. Es conveniente tapar a media cocción con un papel de horno para que no se queme la parte de arriba de la terrina.

Sacamos y desmoldamos con cuidado.

Esta terrina de puerros combina bien con la salsa romesco, tomate casero, salsa de roquefort, salsa de pimientos rojos, …

Como recién cocinada no nos la acabamos, aproveché la porción sobrante en cucharitas colocando la salsa romesco encima y calentando y gratinando al horno. ¡Parece otro plato¡

Podemos cocinar terrinas con tres capas de zanahorias, espinacas o espárragos trigueros y champiñones, con queso o sin él, de guisantes y coliflor, etc. No hay límites.

Y son un buen recurso para aprovechar las verduras que nos quedan en el frigorífico, así que podemos hacer hueco en nuestro menú mensual a estas recetas tan versátiles y sencillas.

 
Publicidad
 

4 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado