Los lazos de amistad perduran para siempre

, , 3 Comments

Imagen de previsualización de YouTube

Una vez leí que los lazos de amor y de odio no se deshacen, y nos acompañan hasta el día de nuestra muerte. Hay quien afirma que incluso perduran de vida en vida, y que por ello nos encontramos repetidamente con aquellos a quienes hemos amado y odiado.

El vídeo nos muestra un lazo de amistad creado entre dos hombres y un león. La historia conmueve y sus imágenes son tremendamente emocionantes. Os invito a verlo sin ninguna otra consigna.

En el reino animal se mantienen unas leyes que los hombres, siendo ya autoconscientes, nos hemos cargado. Entre ellos raramente se agreden o se matan, a no ser que haya cuestiones de supervivencia de por medio. Y son tremendamente agradecidos, quien conviva con un animal sabe a qué me refiero.

A veces el cariño que ellos nos demuestran parece más limpio y auténtico que el que nos damos entre nosotros. Toda una lección sobre humanidad, aunque no impartida por un humano…

La canción del vídeo se titula “I Dont Wanna Miss a Thing”, interpretada por Aerosmith.

 
Publicidad
 

3 Comentarios

  1. 1 - R Mercader

    28 febrero 2009 00:10

    Mi hermano me pasó este video hace unos meses y la primera vez que lo ví no pude evitar llorar…cuantos miedos infundados nos han metido en la cabeza para convertir a los animales en objetos?

    No tengo opción de hacerme amigo de un león, pero si os digo que nunca pensé que podría querer tanto a un hamster como quiero a mi pequeño Eckhart, que hasta anda a veces sobre sus dos patitas traseras!

    (y si, soy cursi!) jajaja

    Responder
  2. 2 - Garrido Simon

    1 junio 2009 22:39

    Yo cuidaba ( tenía ) un gato, que se llamaba Fuzzy. Pero un día, por una conspiración contra mí, tuve que abandonar mi casa. A los dos años, recogí una gata, a la que también llamaba Fuzzy. A veces le preguntaba que llamara al otro Fuzzy, para que me contara lo que sucedía en mi casa. Pero no obtenía respuesta. Un día me enteré que cuando fuí obligado a irme de mi casa, el gato Fuzzy también se fué.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado