Decrecimiento, ostentación y humildad

, , 13 Comments

Vivimos malos tiempos para la ostentación obscena de lujos y superficialidades, y no solo porque en esta ocasión no se lo pueda permitir la mayor parte de la población de los países “desarrollados”, que prefieren actuar como hormigas sensatas y no como cigarras cegadas del consumismo salvaje de las últimas décadas, sino porque el decrecimiento también es interno.

La época del ritmo de vértigo, los brillos, los excesos, el egocentrismo y el sentimiento de superioridad va a dar paso a otra más austera, slow, humana y cooperante, en la que se valora “los pequeños placeres” de la vida diaria y en la que predominará la oxitocina sobre la adrenalina.

Vuelve el pan de verdad, las nanas, el trueque, los paseos cogidos de la mano y volver a charlar con los amigos con calma.

Jordi Labanda lo borda en esta viñeta: es la hora de la NEOMODESTIA, pero con sinceridad.

Vía chiste: La Vanguardia
En El Blog Alternativo: “¡Dios mio. Ya no me puedo comprar un bolso de 600 euros¡
En El Blog Alternativo: El año de la rata de Badly Drawn Boy y una nueva forma de vivir
En El Blog Alternativo: Me lo pido todo, todo y todo

 
Publicidad
 

13 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado