Relato contra el racismo: “Sucedió en un avión…”

, , 6 Comments

En algunas ciudades se celebra en marzo La Semana contra el Racismo y es la ocasión perfecta para publicar un relato sobre lo que sucedió en un avión entre dos pasajeros y la tripulación porque testimonia que aunque en pleno siglo XXI siguen existiendo comportamientos de poca inteligencia y humanidad, la sociedad ya tiene suficiente madurez ética como para reaccionar correctamente.

De esta historia circulan por internet dos versiones: con un hombre indígena y otro de raza negra. He elegido la segunda porque dicen que sucedió en un vuelo de British Airways.

No sé si es una bonita leyenda urbana o una anécdota verídica, pero sea lo que sea, la moraleja es exactamente la misma y muy positiva:

El 14 de Octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de la línea aérea British Airways tuvo lugar el siguiente suceso:

A una dama la sentaron en el avión al lado de un hombre de raza negra. La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía sentarse al lado de una persona tan desagradable. La azafata argumentó que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a primera clase a ver por si acaso podría encontrar algún lugar libre.

Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto, no sólo por el hecho en si, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase.

La señora se sentía feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.

Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora:

- “Discúlpeme señora, efectivamente todo el vuelo esta lleno … pero afortunadamente encontré un lugar vacío en primera clase. Sin embargo, para poder hacer este tipo de cambios le tuve que pedir autorización al capitán. Él me indico que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable“.

La señora con cara de triunfo, intentó salir de su asiento, pero la azafata en ese momento se gira y le dice al hombre de raza negra:

- “¿Señor, sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento?”

Todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la azafata.

Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y gracias a esa actitud, la empresa British Airways se dio cuenta que no le había dado demasiada importancia a la capacitación de su personal en el área de atención al cliente. La empresa hizo cambios de inmediato; desde ese momento en todas las oficinas de British Airways se lee el siguiente mensaje:

“Las personas pueden olvidar lo que les dijiste,
pero nunca olvidarán cómo los hiciste sentir”
.

NOTA:
En la versión del indígena la señora es menos “educada” y exclama: “Me colocaron junto a un sucio indígena. No soporto estar al lado de uno de estos seres repugnantes. ¿No tiene otro asiento?”. Y al final simplemente aplauden los pasajeros y la empresa (de nombre desconocido) no premia a la azafata y al capitán. El resto es idéntico.

 
Publicidad
 

6 Comentarios

  1. 1 - teoyleo

    14 marzo 2009 10:20

    No se si es leyenda urbana o no, pero yo me lo creo.Esto pasa sobre todo en elos vuelos a ee.uu.
    Soy azafata, y a mi me dijo una vez una señora que porque no se iba una mamá con su hijo a darle el pecho al baño, a ella le molestaba ver una teta, y muy sonriente le dije, que no tenia ningun problema en ponerle a ella la comida en el toilet si le molestaba tanto…

    La gente se deja en casa la poca eucación que tiene cuando viaja en avión.

    Responder
  2. 2 - Can-Men

    14 marzo 2009 20:58

    Me temo que en estos ejemplos la gente demuestra en el avión la misma educación y tolerancia que tiene en su casa: poca.

    Algunos se merecen viajar en el baño…

    Responder
  3. 3 - Antonio

    26 diciembre 2010 17:52

    PUB DAYTONA
    Vera (Almería)

    Este local, ya es conocido en la comarca por la actitud racista de su dueño y empleados. Este suceso es la culminación de una espiral de violencia racista. Un cúmulo de circunstancias y de hechos múltiples acaecidos en este local desde su apertura. El desprecio, la humillación y el maltrato social basados en la peor de las formas xenófobas: “la indeferencia y la agresión física”. No solo a la cultura gitana ha sido victima de estos violentos sino que también lo han sufrido personas de otras culturas
    Un Pub que por similitudes por el nombre podría pertenecer al titulo de una película del farwest americano, donde se manejaba la violencia como el argumento exclusivo de este tipo de ambientes. Donde la violencia racista radica por doquier ante unos comportamientos exacerbados por actitudes malvadas es post de una condición personal, “ ser malas personas , racistas, xenófobas y violentas”

    “NUESTRA VERDAD “
    ¿QUÉ OCURRIÓ REALMENTE EN EL PUB DAYTONA?

    Si por escuchar sonidos diferentes hay como campanas ahílas, solamente se ha escuchado el de una campana en concreto, que yo la asociaría al sentido más denigrante y bajo de la condición humana. Lo que hicieron personas racistas y violentas como los dueños y personal del PUB DAYTONA.
    Estamos en un estado de derecho, y como tal todos los ciudadanos españoles estamos sujetos a derechos y deberes, sin exclusión alguna como se cita en el artículo 14 de nuestra constitución.

    Los medios de comunicación a diario nos informan sobre las crónicas sociales. La sociedad se hace eco sobre la información que nos llega tanto de la prensa, radio y televisión. Todo ello bajo una labor profesional de gran parte de los periodistas que se dedican a informar lo mejor que pueden, en post de sensibilizar y dar a conocer la problemática social y todo tipo de situaciones que nos afectan en nuestra vida diaria. A veces la realidad de los hechos puede ser distorsionada por motivos diversos, dejándola llevar por la propia inercia racista incomprensible e injustificada con que muchos locales de este tipo llevan como estandarte por la vida, sintiéndose orgullosos de machacar, humillar a los jóvenes gitanos, personas buenas y humildes, por aquello de que en tanto en cuanto menos voz y posibilidades tengan de defenderse más humillaciones y desagravios podrán ser sometidos.
    El otro día, como siempre me dispuse a leer La Voz de Almería como habitualmente hago. Y que ni decir tiene que en todos los años de fidelidad a este periódico, no salía de mi asombro al contemplar una noticia que me impactó muchísimo, más por la cantidad de mentiras que en dicha crónica se exponían, que realmente lo que sucedió aquel día.
    En la publicación de la Voz de Almería perteneciente al martes 21-12-2010, en la página 18, se expone el siguiente titular “CATORCE DETENIDOS POR DESTROZAR UN PUB APALEAR A SU DUEÑO Y PORTEROS”
    Que sensibilidad más profunda relata este artículo, que hasta el más ingenuo de los lectores quedaría impresionado. De esta forma tan incomprensible lanzan a la opinión pública la crónica de un suceso contado por las personas que hicieron una injusticia con un joven menor de 21 años dos días antes de lo supuestamente acontecido en el citado Pub.
    Antes me gustaría hacer un inciso, sobre los tres gorilas, que estaban custodiando la puerta. He utilizado el termino gorilas, por que no encuentro otra forma de definir, a tres personas que cuya mentalidad retrograda y trasnochada pertenece claramente a personas que alardean constantemente de ser violentos, comparándolos con este tipo de animales, carentes de sensibilidad, ética, moral, psicología y profesionalidad como para estar en la puerta de este tipo de locales. Solo el dueño sabrá si son porteros legalizados o tienen licencia para estar ahí, por que por la forma de actuar estaría por ver.
    Aquella tarde el joven se dispuso a ir a tomar un café, a lo cual entra con normalidad y disponiéndose a pedir el mismo en la barra, se le acercó un hombre vestido de paisano exclamándole con cierta antipatía y agresividad ¡vas a tomar algo! El joven en ningún momento supuso que era el dueño del local, pues no lo conocía. El joven impresionado por la actitud altiva, prepotente y mal educada de ese individuo le comentó, yo tomaré lo que me apetezca tu te tomas lo que tu quieras, ello fue repetido reiteradamente por el muchacho en un estado de nerviosismo provocado por la situación. Entonces surgió el ego racista e incompresible de una mente poseída por el odio hacia un ciudadano español gitano, pronunciando la siguiente frase ¡ ahora te vas a ir a la calle y no te vas a tomar nada! A continuación el joven avergonzando por el inesperado comportamiento del dueño del Pub se dio la vuelta para irse, anduvo unos pasos y exclamo ¡qué hemos hecho! ¿Porqué nos echan? Sin mediar palabra el joven recibió un golpe quedando prácticamente inconsciente en el suelo. El dueño del Pub y sus tres gorilas sin mediar palabra le dieron una brutal paliza, cuando este joven gitano estaba tirado en el suelo, es decir tres hombres valientes que se machacan todos los días en el gimnasio consumidores de anabolizantes y de concentrado de proteínas, expertos en el arte de la lucha, por que lo llevan como condición personal con orgullo, lamentablemente, injustificadamente aquel joven sin venir a cuento sufrió unas de las vejaciones y humillaciones más grandes que pudiera padecer cualquier persona. Pisoteado y apaleado por ellos hasta la extenuación. Acto seguido una voz mas joven surgió para aconsejarle a su padre con el mejor de los propósitos surgidos del tipo educación recibida (hijo del dueño) Exclamó ¡papá sacadlo a la calle arrastrándolo como si fuera una bolsa de basura! Una vez en la calle el joven herido y amoratado se incorporó, nuevamente volvieron a pegarle, esta vez con mucha más violencia que la anterior. Tristemente para culminar dicho espectáculo lo adornaron con una frase que hemos tenido que oír muchas veces …” Y ahora que vengan todos los gitanos que nos los merendamos uno a uno” no se conformaron con dar una soberana paliza a un joven indefenso sino que también los tres monos valientes querían pegarle a todos los familiares del joven agredido.
    Pues dos días después como es normal, la familia del joven, como cualquier familia haría en su lugar se dispuso a ir, a informarse de lo que había pasado. ¡Señores lectores, al PUB DAYTONA, no bajó un clan!, Dios me libre de pensar que todos los padres y familiares que van a informarse y preocuparse por que le han pegado una paliza a su hijo se les llame clan sino la propia indignación personal con que se presentaron para pedir explicaciones ante tal brutal paliza. Al llegar al Pub, los familiares no daban crédito por insultos y la actitud violenta de aquellos ensatados. Pues injustificadamente las amenazas que le hicieron al joven agredido dos días antes, se dispusieron a cumplirlas, y nuevamente sin saber porqué los porteros y el dueño, con palos y demás adminículos de defensa personal, a agredir a la familia que indudablemente tuvo que reaccionar en autodefensa ya que sus vidas corrían mucho peligro. Según informaciones expuestas en el articulo que se publicó con anterioridad en la Voz de Almería, se comenta que los familiares del joven agredido implicados, abandonaron el municipio de Vera, es totalmente falso, pues todos los integrantes de dicha familia que participaron en el suceso, fueron voluntariamente a las instancias del cuartel de la Guardia civil para declarar lo sucedido. Manifestar por otro lado el buen trato recibido por la Guardia Civil, que en todo momento realizó su labor con profesionalidad. También citar que no hubo ninguna detención.
    En la crónica publicada se comenta que habían sustraído una mesa mezcladora de sonido. Esto también totalmente falso, dicho equipo de sonido se encontró en las inmediaciones del local, tirado en la calle, con algunos desperfectos. Es decir este hecho fue causado por la propia inercia consecuente, por la impotencia e indignación de sufrir una agresión violenta de tal magnitud. En ningún momento se robó nada a nadie.
    Cuando se trata de una ajusticia de este calibre que fácil es echarle las culpas al más débil, tan propicios que somos en España como un país solidario y ejemplo donde se defienden los derechos humanos. Que vemos la paja en el ojo ajeno y no vemos la biga en el nuestro. Que en los medios se hacen declaraciones muy bonitas y rimbombantes de cara a la galería plenas de comentarios tolerantes y de respeto a todas las culturas. Aún en nuestros días se siguen cometiendo barbaridades en contra del pueblo gitano, no solamente en la sociedad y en este tipo de locales, sino que también en muchos medios de comunicación que favorecen la publicación de información distorsionada y no probada, perjudicándonos notablemente de cara a la opinión pública.
    No se debe preconizar con el dedo acusativo mencionando nombres concretos en ningún tipo de publicación sin que antes prueben los hechos. Pensamos que la presunción de inocencia debe estar siempre presente y matizarla en cualquier medio. También es de vital importancia escuchar todas las versiones, y no valorar la primera que llega sin pensar en los perjuicios que pueden acarrear supuestamente a personas inocentes.
    Una cosa es la libertad de expresión y otra es contar las cosas con falsedad. Desde nuestra asociación nos agradaría que publicasen este artículo, simplemente por que es realmente la verdad de lo sucedido.
    Y por último nos gustaría plantear una pregunta a todos los padres ¿Que haría Usted si el dueño y los tres porteros de un Pub le dieran una brutal paliza a su hijo?

    Asociación Cultural Gitana
    Garrucha- Almería

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado