La TEORÍA y la PRÁCTICA. Autocrítica a lo que pretende Ser NEUE (1/2)

, , 1 Comment

José María Martínez Sánchez, aka “Mr Xem”, continúa con su serie NEUE con dos nuevos artículos contundentes que buscan sacudir nuestra conciencia para que reflexionemos sobre las dificultades implícitas en el camino de la evolución.

Como él explica, “del dicho al hecho hay un mucho trecho” y por muchas lecturas espirituales que acumulemos y cursillos que hagamos, hay un gran trabajo diario para trascender las debilidades humanas, algo que ya apuntamos en este post sobre nuestro lado oscuro en las guerras.

El ego es un gran boicoteador y es importante ser conscientes de sus zancadillas para poder seguir mejorando como personas. Estas son las crudas palabras del autor:

La Teoría dice: “El Secreto” es la convicción de que a cada momento nuestra Realidad la Creamos nosotros mismos…
En la Práctica es: … hasta cierto punto (según los más realistas). “¿Y tú qué sabes?” “Yo sólo sé que no sé nada”. ¿”Canalizas” o es una ocasional inspiración que todo mortal alguna vez alcanza? La Física Cuántica ha abierto la veda de que “todo es posible”, y, si es así, y no lo hacemos posible, ¿es que no estamos “preparados”? ¿y quién es el “Dios” que lo está y está haciendo y deshaciendo a su antojo? Que me lo presenten… (y no sea un Mago del ilusionismo o un Hipnotizador ;-)

La Teoría dice: No importa lo que pase, déjalo ser, acéptalo.
En la Práctica es: Que si te IMPORTA realmente, verdaderamente, con tus sentimientos en juego, TE AFECTA. ¿Le afecta al Ego o a tu Ser esencial? Somos Seres llenos de Pasión, no impasibles ante lo que nos depare la Vida. Sí, somos el Baile, pero podemos influir en el Bailarín (la Vida). Beethoven: “Me apoderaré del destino agarrándolo por el cuello. No me dominará”.

Siempre me acuerdo de una escena de la película “The Believer” (“El Creyente”), sobre un joven judío neonazi y skin (paradoja de nuestros tiempos). Como “terapia” a su comportamiento agresivo contra los judíos, le hacen estar en una reunión con supervivientes del holocausto. Uno describe la horrible situación que tuvo que vivir al ver que uno de los guardias nazis que los vigilaban empaló a su hijo pequeño con la bayoneta de su rifle, levantándolo por encima de su cabeza… Y el judío nazi le dice: “¿Y tú que hiciste?” Le echa en cara su falta de reacción ante una emoción tan cargada de furia e ira. Es TU HIJO al que están matando delante de tus ojos, ¿y tú NO HACES NADA sólo porque ellos vayan armados y tú no? ¿Cómo puedes seguir viviendo con esa carga de conciencia de no haber hecho nada?

La respuesta está en la reacción que tuvo el prisionero americano en una cárcel de Turquía, reflejado en otra película memorable, “El Expreso de Medianoche”, cuando descarga toda su rabia acumulada sobre el turco “chivato” por tanta injusticia y crueldad que tuvo que vivir…

La Teoría dice: El Amor es Infinito y todo lo demás es una Ilusión.
En la Práctica es: En el Amor universal o infinito o vete tú a saber qué, no hay buzón de quejas, porque no hay con quién ni con qué. La mayoría de los grandes maestros espirituales reconocidos, por no decir todos, son solteros y castos, no trabajan en ninguna empresa y casi siempre son beneficiarios de algún mecenas. A más de uno de ellos se le apagaría la bombilla de la “iluminación” si tuvieran que criar hijos y manejar descubiertos bancarios… Mientras el amor universal no requiere nada a cambio, el amor interpersonal “necesita” (palabra maldita por los iluminados que han trascendido el Ego) correspondencia.

Autoengáñate si quieres, medita, respira tu oxígeno puro y contempla maravillado ese paisaje en tu quietud y aceptación de tu Ser profundísimamente interior (“eco!… o!…o!… ¿hay alguien ahí?”), y cuando llegues solo/a a tu casita bucólica, ¿seguirás resistiéndote con la idea de que no necesitas a nada ni nadie, que ya estás “lleno” con tu Ser rebosante de Paz y Bienestar, porque es tu estado “natural”? ¿O llamarás a ese “otro” ser más terrenal y juguetón, que ha despertado tu eros más instintivo y animal, olvidándote de esos ejercicios tántricos de respiración que siempre, en el fondo, te parecían tan aburridos?

La Teoría dice: Una Nueva Especie está surgiendo en el planeta. Está surgiendo Ahora, y cada Ser Humano forma parte de ella. Es la Nueva Persona de la Nueva Era con una Nueva Conciencia.
En la Práctica es: Que, como decía Nietzsche, somos ”Humanos, demasiado Humanos”. Su “transpersona”, ése “Ser Divino de la muerte” que baila por encima del bien y del mal, en un fluir alegre y en paz consigo mismo y con el mundo y con su momento presente, está aún muy lejos de la Realidad del día a día que nos atrapa sin remisión.

Punset está más cerca de la realidad con sus homínidos de carne y hueso y las reacciones químicas de su cerebro… Apunta una posibilidad de “felicidad” en su antesala (“la felicidad está escondida en la sala de espera de la felicidad”) con una “fórmula” que tiene en cuenta todos los factores internos y externos que nos “afectan”.

Lo que implica que cualquier desajuste o desequilibrio en la fórmula, nos alejará de la felicidad y nos hará infelices, por muy “místicos” que nos pongamos y ante cualquier calamidad que nos ocurra nos digamos algo tan peregrino como: “no pasa nada, todo está bien, lo acepto, perdónalos porque no saben lo que hacen, así es la Vida, reconoce lo bueno que hay ya en ella, soy feliz como soy, con mi Presencia presente, con mi Ser eterno y en paz”, aunque por dentro nos retorzamos de asco, decepción, frustración, desengaño, etc. y nos sintamos unos putos desgraciados

Aunque eso no me pasa a Mi, le pasa a mi Ego, claro. (Por si ya teníamos complicada la cosa con el Yo, el Super-Yo y el Ello, ahora tenemos que lidiar con el Ego y la carga del “cuerpo-dolor” que nos saboteará a la primera de cambio, ufffffff…)

La Teoría es muy bonita. En la Práctica muy pocos reconocen Vivirla y Sentirla Aquí y Ahora, con Presencia día a día, sin recaer, sin desfallecer, sin rendirse, sin desmoronarse de nuevo, sin sufrir, sin dolor, sin pena, sin tristeza, sin rabia, sin depender, sin apegos, sin perder la fe, sin resignarse, sin Ego…

Tao, Cristo, Buda, Gandhi, Osho… Orientándonos entre maestros reencarnados y jerarquías angélicas, mensajeros que nos han dado las primeras señales del camino que ha de seguir la humanidad. Teorías preciosas que han sido malinterpretadas y tergiversadas, con una mala práctica colectiva que nos ha llevado a donde estamos ahora, a un punto sin retorno donde nuestra supervivencia está en juego.

Esto es un ejercicio de Reconocimiento, de mirarnos al espejo y hacernos la pregunta clave: ¿QUIÉN TE CREES QUE ERES? El Mundo es y será el reflejo de lo que somos, pero no nos exijamos demasiado.

Somos mundanos, no divinos… todavía. ¿Podremos serlo? Quién sabe, pero, por favor, no me engañes ni te engañes, quieres que te quieran, quieres un éxtasis multiorgásmico, y no del “Universo”, sino de alguien en Especial y Particular, el que tú prefieres, porque vive en tu corazón y te hace sentir vivo porque vibras en su presencia… ¿No te corresponde? Estás jodido/a, y no lo disfraces con un vivir el momento presente despertándote de buen humor y acostándote con él, jajajjjaj mira que alegre y feliz soy… Tu cara es el espejo del alma, te falta algo y lo sabes, la carencia es persistente y está grabada a fuego en tu alma…

¿Es tu Ego o eres Tú? Nos boicotearemos y sabotearemos nuestras relaciones constantemente, inconscientemente, la espada de Damocles está encima y no hay nada que hacer, las tentaciones son apetecibles y el placer y el gozo de la alegría COMPARTIDA con ese alguien especial que te hace SENTIR BIEN cuando te Ama, te mima, te da ternura, te solicita, te desea, te echa de menos, es un buen consuelo a tu soledad y… ¿a tu ego?

Sí, cuesta reconocer que somos débiles y vulnerables, hasta el más Poderoso de este mundo es capaz de caer en las más abyectas de las tentaciones y sucumbir a nuestras emociones más primarias.

Es más fácil ponerse la coraza de la huida hacia delante, todo va bien, pase lo que pase acéptalo, es lo que es, no te identifiques con el dolor, no eres tú, no pienses en ello, sé positivo, sonríe, capullo, ya verás la hostia que te vas a dar, jajajja…

Ves practicando, que falta hace ;-) porque se trata de: EVOLUCIONAR O MORIR

MORALEJA:
Es duro aceptar que la teoría, llena de pureza y positividad, no nos hace el trabajo sucio de trascender y controlar el ego, pero sólo a través del reconocimiento y del espejo “incómodo” podremos “revolvernos” y estar alertas, con la atención despierta. Y este es el único camino y posible solución al despertar de la Nueva Conciencia Global, la siguiente etapa de la evolución humana.

 
Publicidad
 

Una Respuesta

  1. 1 - montse

    22 marzo 2009 19:24

    Se puede decir más alto o en mayúsculas pero no con tanta verdad y claridad. El trabajo de trascender me parece que nos llevará toda nuestra existencia.

    ¡Mis felicitaciones al autor!
    Montse

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado