The T-Mobile Dance: ¿y si todo el mundo comenzase a bailar?

, , 7 Comments

LIFE’S FOR SHARING
La vida es para compartir

Ya sabemos lo qué paso en el metro de Wahington cuando el virtuoso violinista Joshua Bell se “camufló” de músico callejero y tocó piezas maestras de música clásica en hora punta: muy pocos lo apreciaron.

Pero ¿y si de repente estamos en una estación de tren, suena música y 400 personas aparentemente “normales” se ponen a bailar? ¿Bailamos con ellos o ni nos inmutamos?

Pues esto es lo que ocurrió en la estación de Liverpool el 15 de enero del 2009 a las 11.00 am.

Imagen de previsualización de YouTube

A diferencia de lo de Washington esto no es un experimento social, sino un anuncio para la marca T-Mobile con las siguientes cifras:

  • 10.000 candidatos
  • 400 elegidos
  • 8 semanas de preparación
  • 10 cámaras escondidas
  • 8 canciones famosas incluido un vals
  • Y un público que pasaba por allí

Vemos que los bailarines van vestidos con normalidad (maletines, mochilas, móviles), son muy heterogéneos en edades y estilos y empiezan a bailar gradualmente, lo que confunde mucho a los transeuntes.

¿Y cómo reaccionan?

Primero con sorpresa, algunos se contagian y comienzan a bailar: fijaos en las señoras mayores de pelo blanco y en el chico Spinete, la mayoría se pone a grabarlo con el móvil y todos van a sus tareas esa mañana con mucha más energía y optimismo.

Preciosa iniciativa que me demuestra lo vergonzosos que somos, la adicción tecnológica que tenemos y sobre todo, lo bien que nos sientan las experiencias colectivas de alegría, como también vimos con los bailes alrededor del mundo de Matt Harding.

Calvin Klein nos recuerda que somos uno, Coca Cola que busquemos la felicidad y T-Mobile que la vida es para compartir.

Parece que la Nueva Era también afecta mucho a las marcas…

Sitio oficial: T-Mobile
Más información: Netámbulo

Y este es el “making of” del anuncio y los pasos para los que se animen a bailarlo:

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

 
Publicidad
 

7 Comentarios

  1. 1 - solete77

    25 marzo 2009 18:31

    Me encanta la iniciativa y m encanta bailar, y muchas eces con algunos amigos hemos pensado algo parecido…
    que pasaria si conctamos en equipo de sonido en una plaza grande publica o dentro del metro o del tren y comenzamos a bailar y a sentir… psytrance

    yo voy todas las mañanas conmi mp3 en el metro y tengo qe hacer grandes esfuerzos para no ir realmente bailando
    cuando bailo soy feliz, es una gran meditacion, puedo irme fuera del vagon y viajar mas aprisa que el propio tren

    cuando comenze a bailar, a los 28 años, mi vida comenzo a cambiar tambien

    es una constumbre de todos los humanos, en todos los sitios del planeta, en casi todas las culturas y momentos historicos, es universal, ataviza y una catarsis liberalizadora, un fluir de energias, una conexion cosmica,
    que desgraciadamente este “mundo moderno”, ha aislado en las discotecas y sacado de su real contexto,

    porque el que baila, se siente libre y feliz

    otro atraso mas de la “civilizacion moderna”.

    Me encanta vuestro blog, mil gracias

    Responder
  2. 4 - viri lady_pink

    26 marzo 2009 22:01

    que divertido! es increíble cómo un detalle fuera de lo cotidiano nos puede alegrar el día si nos permitimos ser parte de esa “locura”!
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado