Jalea de frutas frescas al aroma de naranja y coco con agar-agar

, , 3 Comments

La jalea de frutas frescas con gelatina natural es un postre muy sano y fresco para cualquier ocasión y una alternativa más divertida a la clásica macedonia de frutas que gusta tanto a adultos como a niños.

La hemos hecho con el alga agar-agar que explicamos aquí en profundidad y que es una gelatina natural, rica en minerales y de sabor neutro y suave que no afecta al sabor natural de los alimentos.

Así hacemos esta decorativa jalea de frutas frescas:

  • 200 gr de fresas lavadas
  • 2 manzanas peladas
  • 2 kiwis pelados
  • 2 cucharadas de coco rallado
  • Ralladura de 1 naranja
  • GELATINA: 1 litro de zumo de fruta, de manzana en este caso. 4 cucharadas de agar-agar en copos

Troceamos la fruta en porciones pequeñas que colocamos en un molde. Podemos disponerlas todas mezcladas o en capas con colores.

En la foto ponemos las fresas en el fondo del recipiente, encima el kiwi y las manzanas arriba. Tengamos en cuenta que cuando se solidifique la gelatina daremos vuelta al molde y lo que está abajo estará al final arriba.

GELATINA:
Calentamos al fuego el litro de zumo elegido con 4 cucharadas de agar-agar y lo dejamos hervir 10-15’ hasta que se haya disuelto y no veamos los copos.

Para comprobar que el agar-agar está bien hervido hay un truquito.

Se vierte una cucharada en un plato blanco y esperamos un poquito. Damos la vuelta y si no cae porque está solidificado significa que ya podemos apagar el fuego. En el plato también comprobamos si quedan copos o no. Aunque queden unos poquitos tampoco pasa nada.

Si el plato queda líquido, deberíamos añadir una cucharada más de alga a la cazuela y que hierva otra vez.

Cuando ya tengamos el zumo listo añadimos el coco y la ralladura de naranja y mezclamos.

Vertemos este zumo en el molde con las frutas y dejamos que enfríe y endurezca 1 hora mínimo. Guardamos en el frigorífico.

Depende del molde utilizado nos sobrará un poco de zumo y lo podemos usar en unas cubiteras para hacer gelatina para los niños, y no tan niños. Con el sabor del coco y la naranja es como una “golosina” de fruta.

Cuando el zumo del molde de las frutas esté sólido, pasamos un cuchillo con cuidado por los bordes porque se habrá quedado pegado y desmoldamos.

Y ya tenemos un vistoso postre y un sano tentempié para media mañana o la merienda, fresquito y crujiente que a veces “entra mejor” que la propia fruta.

VARIEDADES
Podemos hacerlo con cualquier fruta: naranja, plátanos, peras, piñas, … Y en vez de zumo de manzana podemos utilizar otros sabores como melocotón. Simplemente debemos tener en cuenta que a más opaco sea el zumo, menos transparente será la gelatina y no veremos la fruta.

En vez de zumo podemos usar también leche de arroz.

Nosotros hemos descubierto estas jaleas recientemente en el curso de cocina energética junto con el postre de manzanas y hemos incorporado ambos en nuestro libro de recetas familiar porque son muy fáciles, un buen recurso hasta con invitados y sobre todo, están muy ricas.

Os animamos a probarlas y jugar con las posibilidades que ofrece el agar-agar en la cocina.

NOTA: las margaritas son sólo de decoración.

Vía: Curso de cocina energética con Teresa Segura, profesora-colaboradora de la Escuela de Montse Bradford.

 
Publicidad
 

3 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado