Manifiesto de LA HADA BASTA

, , 1 Comment

“La hada Basta dice: “¡¡Basta de buscar príncipes que nos salven!!“,
príncipes a los que culpar de nuestras desgracias
para poder seguir sin responsabilizarnos de nuestra vidas”
Nunila López y Myriam Cameros

Nunila y Myriam, las autoras del cuento contemporáneo “La Cenicienta Que No Quería Comer Perdices” que tanto éxito está cosechando y con el que miles de mujeres se identifican, nos regalan ahora un breve manifiesto para que todas cojamos el timón de nuestra vida y sigamos el rumbo que realmente deseamos: el de un mundo mejor.

Este es el Manifiesto de LA HADA BASTA.

La hada Basta dice: “¡¡Basta de buscar príncipes que nos salven!!“, príncipes a los que culpar de nuestras desgracias para poder seguir sin responsabilizarnos de nuestra vidas.

La hada Basta dice: “¡¡Basta de buscar siempre la solución en el exterior!!“, por qué la solución está dentro de nosotras mismas.

¡La hada Basta existe! Está dentro de cada una de nosotras, esperando a que le demos permiso para despertar. Una vez se despierta, ya nada vuelve a ser igual, ya no hay marcha atrás. La hada se apodera de ti y te da la fuerza necesaria para perdonarte a ti misma y empezar a llevar las riendas de tu vida. La hada Basta nos acompaña cuando nos sumergimos en nuestro dolor y nos ayuda a liberarlo.

La hada Basta nos ayuda a recordar el pasado, para no repetir los mismos errores en el futuro. Es así como dejamos de ser víctimas, para transformarnos en “SOBREVIVIENTAS”, por qué las mujeres no debemos considerarnos víctimas, sino supervivientes de un matricidio que ya dura demasiados milenios. A pesar de todo, AQUÍ SEGUIMOS, más VIVAS que nunca y dispuestas a recuperar lo que nos pertenece:

  • Un Mundo anterior al patriarcado
  • Un Mundo de igualdad, basado en el placer y no en el dolor
  • Un Mundo basado en las leyes del AMOR y no de la guerra
  • Un Mundo dónde podamos PARIR y CRIAR a nuestras Criaturas LIBREMENTE
  • Un Mundo en el que el AMOR no se limite a la pareja, pues el AMOR es ilimitado
  • Un Mundo para COMPARTIR y no para competir
  • Un Mundo dónde el abuso, la violencia doméstica, tanto a mujeres como a niñas y niños, sea solo un mal recuerdo del pasado
  • Un Mundo dónde podamos disfrutar de nuestra SEXUALIDAD tantos años castrada

SI TODAS SOÑAMOS LO MISMO Y DESPERTAMOS A NUESTRA HADA BASTA, ESE MUNDO ES POSIBLE.

Atrevámonos. No hay nada que perder…

Vía: La Cenicienta Que No Quería Comer Perdices

 
Publicidad
 

Una Respuesta

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado