La MILONGA DEL MORO JUDÍO, de Jorge Drexler.

, , 4 Comments

Imagen de previsualización de YouTube

La guerra es muy mala escuela, no importa el disfraz que viste.
Perdonen que no me aliste bajo ninguna bandera,
vale más cualquier quimera que un trozo de tela triste

Jorge Drexler publicó en el año 2004 el álbum ECO (Dro-East West), un trabajo repleto de letras fantásticas. Entre ellas está la “Milonga del Moro Judío”. La Milonga es un género típico en la cultura gauchesca de Uruguay y Argentina, emparentado con el tango, el candombe y la habanera.

El conflicto Israel-Palestina ha dado, da y dará mucho que hablar. Debates interminables y discusiones perennes lo definen. Y ahí es cuando el mundo del arte, que se caracteriza por encarar los problemas desde el abstracto (o eso debería), nos regala esta fantástica canción con una letra que resume estupendamente los sentimientos de muchos con respecto a un conflicto que se ha retorcido mucho sobre sí mismo, tanto que ya ni siquiera se reconoce en su orígen.

¿Quién no se ha sentido alguna vez como un moro judío que vive con los cristianos?

La “Milonga del Moro Judío” se incluye en el disco ECO (Dro East-West, 2004); la letra es de Jorge Drexler y el estribillo es una cuarteta de Chicho Sánchez Ferlosio.

La letra es la siguiente:

Por cada muro un lamento
en Jerusalén la dorada.
Y mil vidas malgastadas
por cada mandamiento.
Yo soy polvo de tu viento
y aunque sangro de tu herida,
y cada piedra querida
guarda mi amor más profundo.
No hay una piedra en el mundo
que valga lo que una vida.

Yo soy un moro judío
que vive con los cristianos,
no sé que Dios es el mío
ni cuales son mis hermanos.

No hay muerto que no me duela,
no hay un bando ganador,
no hay nada más que dolor
y otra vida que se vuela.
La guerra es muy mala escuela
no importa el disfraz que viste,
perdonen que no me aliste
bajo ninguna bandera.
Vale más cualquier quimera
que un trozo de tela triste.

Yo soy un moro judío…

Y a nadie le dí permiso
para matar en mi nombre,
un hombre no es más que un hombre
y si hay Dios, así lo quiso.
El mismo suelo que piso
seguirá, yo me habré ido;
rumbo también del olvido
no hay doctrina que no vaya,
y no hay pueblo que no se haya
creído el pueblo elegido.

Yo soy un moro judío…

Web Oficial: Jorge Dexler
En El Blog Alternativo: Jorge Drexler: Todo se transforma

 
Publicidad
 

4 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado