Receta de strudel de calabaza

, , 6 Comments

Aunque el strudel más famoso es el Strudel de manzana, un postre tradicional en Austria y Alemania, lo cierto es que lo podemos elaborar de diferentes sabores, dulces o salados.

El strudel de calabaza es una deliciosa y aparente forma de comer verduras. Su sabor con el dulzor de la calabaza y su presentación lo convierten una receta diferente y muy adecuada para aperitivos o para ocasiones más especiales.

Así preparamos este strudel de calabaza:

  • 450 gr de cebolla cortada en juliana
  • 450 gr de calabaza pelada, sin semillas y en gajos o láminas
  • 50 gr de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta
  • varias hojas de pasta filo/brik que son unas láminas finitas. Esta pasta es originaria de Oriente medio y nombre deriva de “phillo”, tan delgado como una hoja de papel. El resultado es una textura muy crujiente y más ligera que otras masas más gruesas como hojaldre, quebrada o brisa.

Pochamos en una sartén con aceite la cebolla, la calabaza y sal durante unos 30’, hasta que estén blandos.

Escurrimos para que no nos queden húmedos y aceitosos los strudel. Añadimos el queso y la pimienta y mezclamos bien.

Extendemos cada hoja de pasta filo sobre un trapo de cocina limpio, ponemos una cantidad de verduras encima y cerramos de arriba abajo y luego enrollamos.

Los pintamos con aceite o mantequilla diluida, espolvoreamos sésamo encima y los colocamos en una bandeja de horno. Horneamos unos 15’ a 180º.

Y ya tenemos un sorprendente y crujiente receta de calabaza a añadir a otras posibilidades de la calabaza.

Nos han salido sólo 9 strudels de tamaño mediano porque hemos doblado cada lámina ya que son bastante grandes. Pero de otro tamaño o sin doblar, podríamos haber obtenido muchos más. Simplemente hay que tener cuidado en poner poca cantidad de verduras si solo usamos una capa de pasta filo para que no se abra la masa.

Otras opciones para rellenar esta pasta serían las mismas combinaciones que las empanadillas, o acelgas con pasas y piñones y mozarella, o tomates y ricotta, o calabacín y cebolla al curry, o todas las ideas que se nos ocurran.

Desde luego, las verduras se comen con otra actitud cuando vienen envueltas en papel de regalo…

 
Publicidad
 

6 Comentarios

  1. 1 - carmen beatriz

    11 mayo 2009 01:02

    Riquísima, económica y muy saludable receta. Me encantó la presentación. Trataré de ponerla en práctica cuanto antes para deleitar a mi familia con este delicioso plato.Saludos.
    Responder
  2. 2 - Ana Blanco

    4 octubre 2016 09:14

    Qué maravilla, me ha encantado esta receta y el resto de recetas con calabaza. ¡¡¡¡ MIL GRACIAS !!!!
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado