Crema de patatas con setas a la trufa y reducción de Oporto

, , 1 Comment

La crema de patata con setas a la trufa y reducción de Oporto es una receta vegetariana delicatessen para ofrecer a esos invitados que creen que comer sano es solo verdura hervida, o en cualquier ocasión que queremos lucirnos un poquito sin ninguna complicación y con unos sabores del agrado de todo el mundo.

Además, la crema de patata con setas a la trufa y reducción de Oporto se puede tomar tanto caliente como tibia o fría y podemos prepararla con antelación, aunque sin montar los vasos.

Estos son los ingredientes:

CREMA DE PATATAS

  • 600 gr de patatas
  • 250 gr de setas variadas. Pueden ser frescas, en conserva, secas (pero con el peso una vez hidratadas) o congeladas (con el peso descongeladas)
  • 150 ml de nata para cocinar. Existen natas vegetales
  • 1 trufa pequeñita, del tamaño de una canica. Nos referimos al hongo, no al postre y no es imprescindible
  • Sal y pimienta

REDUCCIÓN DE OPORTO

  • 100 ml de vino de Oporto que es un tipo de vino dulce
  • 3-4 cucharadas de azúcar de caña

Cocemos las patatas peladas y troceadas con agua o caldo vegetal hasta que estén blandas. Colamos, pero guardamos parte del caldo por si acaso lo necesitamos después. Salpimentamos.

Batimos estas patatas cocidas con la nata y el resultado es una textura compacta, casi de guarnición, pero que nos permitirá al hacer capas en el vaso que no se junten unas con otras. Si lo queremos más líquido, añadimos agua de la cocción, pero entonces será más difícil la composición.

Paralelamente rehogamos las setas troceadas con un poco de aceite en una sarten. Salamos y escurrimos porque siempre sueltan un poco de agua.

Rallamos la trufita encima de las setas y mezclamos bien.

Para la reducción de Oporto calentamos el vino con el azúcar en un cacito hasta que quede la textura como sirope/jarabe.

Y ya solo queda emplatar, en este caso “envasar” porque esta receta luce mucho más en un vaso o copa transparente.

Intercalamos capas según la altura del vaso y cuidando de no manchar las paredes al rellenar. Acabamos con una capa de puré de patata y encima decoramos con la reducción de Oporto o haciendo círculos o con cualquier dibujito.

Y ya tenemos la crema lista para sorprender a nuestros comensales que reconocerán que es una forma rica y diferente de comer patatas, setas y cremas.

Vía receta: Revista de La Sirena, aunque hemos modificado cantidades de ingredientes

 
Publicidad
 

Una Respuesta

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado