“Un día no reído es un día no vivido”, entrevista a la risoterapeuta Katy García

, , 18 Comments

“La alegría hay que trabajarla”
Katy García, risoterapeuta.

Katy García es risoterapeuta especializada en psicología global. Lleva muchos años haciendo reir a sus pacientes, a gente que necesita utilizar una de las armas más poderosas que tenemos los seres humanos para alcanzar la felicidad: la risa…

En esta entrevista de La Contra de La Vanguardia del 4 de Mayo del 2005 Katy nos explica por qué es tan importante reir para ser más felices. Y menciona un tema muy curioso: se tiene la absurda idea de que la risa es lo contrario a la seriedad…

Se puede ser una persona muy risueña y absolutamente seria. Seguramente, lo contrario al sentido del humor y a la risa sería la falta de inteligencia.

Os dejo con sus palabras y ya sabéis: menos prozac, y más carcajadas.

¿Por qué es importante reír?
Porque es lo que nos hace humanos. Empezamos ya a sonreír en el útero materno ¡a las 26 semanas de gestación!, en una expresión de absoluta ausencia de estrés.

Sin embargo, nacemos llorando.
Sí, y parimos con dolor: ¿no significará que algo hacemos mal? El bebé nota la angustia de su madre, y eso le estresa. ¡Por eso intento promover ahora el parto con risa!

Felizmente, luego los niños sí ríen.
Sí: un niño se ríe unas 300 veces al día. ¿Y un adulto? Pues apenas tres.

Y eso con suerte… ¿Qué nos ha pasado?
Que, absurdamente, nos sometemos a una educación que penaliza la alegría, fomenta la seriedad y… a los 40 años, ¡infarto!

No exagere…
La risa siempre se ha reprimido, pues es más fácil someter a una persona triste que a una persona que ríe. Y que, por tanto, está alegre, feliz y sana: ¡hoy tenemos pruebas de que matar la risa es matar la salud!

¿Qué pruebas?
Tres horas después de haber reído a gusto, todos tus registros vitales mejoran:
desciende el colesterol, aumenta la oxigenación de la sangre y del cerebro, se
limpian mucosas, se masajean cien músculos internos…

¡Cien!
Sí, sí. Hay quien después de unas buenas carcajadas siente agujetas: ¡señal
de que llevaba demasiado tiempo sin gozar del beneficio de la risa! Pero aún
hay más: la risa libera una cascada de endorfinas importantísimas.

¿Como cuáles?
Sobre todo, la dopamina y la serotonina: la dopamina inhibe el dolor, y la serotonina infunde alegría y vitalidad. ¡En análisis a suicidas se ha visto que estaban sin serotonina!

Contra depresión, ¿risa?
Sí. Hay que volver a reír, hay que deseducarse de la seriedad que nos han enseñado.

No será fácil: no hay muchos motivos de risa…, y menos si uno está deprimido.
No pases la vida esperando a que algo o alguien te dé motivos para reír. Tienes la risa dentro: llámala. Hazlo. ¡Ya! Mañana por la mañana, colócate ante el espejo, dedícate unas muecas bien grotescas… ¡y ríete de ti!

Mi mujer se extrañará…

¡También a ella le irá bien reírse: rejuvenecerá y se pondrá más guapa!

¿Y no le saldrán más arrugas por reír?
Al contrario: ¡la risa relaja la tensión y tersa la piel! Si las mujeres no ríen, todo
se les caerá. Conviene saber que diez minutos de buena risa ¡equivale a una
hora de masajes!

Total, que nos riamos ante el espejo…
¡Atrévete! Al principio quizá lo hagas de mala gana, quizá te cueste reír por
reír…, ¡pero ríe! La risa llama a la risa, y cada día será más fácil. Y, entonces,
todo mejorará.

¿Todo?
Recuerdo a una persona que vino a una de mis sesiones de risa: despotricaba
de sus compañeros de trabajo y del público al que atendía, por ser intratables
y quejicas… Tras muy pocas sesiones, empezó a decirme que la gente era ya
más simpática y agradable…

¿Qué había pasado?
Que el raro y el quejica era él y, al cambiar él, ¡el trato que recibía de los
demás cambió! Empieza por ti mismo: está más alegre, regala sonrisas,
¡y todo alrededor mejorará!

¿Cuántas veces al día debería reírme?
Empieza por tres: mañana, tarde y noche. Como una pastilla, como una
medicina. ¡No la hay mejor! ¡Se ha demostrado que la risa refuerza todo
el sistema inmunológico!

¿Sí? ¿Y cómo anda usted de salud?
Hace años que no tengo una gripe, ni un resfriado, ni un dolor de cabeza.
Tengo una energía… Reír fomenta la alegría, y la alegría te dispara la energía.
¿Quieres otro truquito?

¡Por favor!
Por la mañana, canturrea. Tararea algo.

¿Alguna cancioncilla?
–Sin letra. Es igual: ve cantando… “Tirora-ro, li-ro-lai-lo, niano, na-no-na”…

No me haga reír, ja, ja…
Sí, sí, que eso da fuerza: despierta la energía y la sube por todo el cuerpo. Lo
sabían los antiguos remeros, los esclavos, los soldados… Y si lo haces por la
calle, mejor aún.

¡Me tomarán por un loco!
¡Pues qué risa! A veces pienso: ¿y si estuviese penalizado ir serio por la calle?
A veces,yo le he dicho a alguien en el paseo de Gràcia que su cara triste me
incomoda…

Y la habrán mandado a la porra, claro.
Alguna vez sí, ja, ja… Otras, se han reído.

Muy propio, siendo el paseo de Gracia…
Ja, ja, ja…

¿Quién debió de inventar la risoterapia?
Los chinos tenían ya templos de la risa: se juntaban muchos dentro y reían
juntos. ¡Eso les infundía muchísima energía! Modernamente, los doctores
Cataria y Pat Adams han aplicado la risa en hospitales y calles…

¿Y qué dice hoy la medicina oficial?
Se interesa, pero aún muy poco. Ojalá un día la Seguridad Social integre esto:
¡ahorraríamos miles de millones en medicamentos!

¿Se recetan innecesariamente, cree usted?
Yo tuve en un grupo a una señora a la que el psiquiatra daba 17 pastillas al día.
A la tercera sesión de risoterapia, ella se sentía tan bien ¡que quería dejar
todas las pastillas!

¿Qué dijo el psiquiatra?
Intrigado, se presentó aquí de incógnito, a participar: era muy cerebral,
demasiado mental, y le costó reír… ¡Es que la alegría hay que trabajarla!
¿Cómo vas a ayudar eficazmente a un depresivo si tú no vives alegre?

Prometo reír más.
Sabía decisión. Cada día que ríes, sumas un día a tu vida; cada día que no
ríes, lo restas. Si ríes, vives; si no…, sólo sobrevives. ¡Un día no reído es un
día no vivido!

Vía: La Vanguardia
Más información: Risaluz
En El Blog Alternativo: Aprenda a reir

 
Publicidad
 

18 Comentarios

  1. 1 - NeodAni

    27 agosto 2009 22:44

    ¡Lo que esta claro! que debemos alimentarnos de buenas emociones. prácticamente igual que de buenos alimentos durante el dia. Creo que en el futuro esto será demostrado con datos puntuales y concretos.
    Responder
  2. 2 - Angela

    30 agosto 2009 18:10

    Fantástica terapia! Yo me rio mucho en el trabajo, en casa, en la calle, sola, con amigos, con mi apreja, en familia, muchisimo y estoy convencida de que me ayuda a estar mejor y a que los demas me vean mejor..es sin duda algo fantástico..pero quizas mucha gente no tenga una risa facil como yo…en mi caso hace falta muy poco para verme sonreir o soltar una carcajada…jajajajajaja!
    Saludos!
    Responder
  3. 3 - Can-Men

    30 agosto 2009 23:52

    Hola NeodAni

    El papel de las emociones a nivel bioquímico y hormonal está ya muy estudiado por la PSICOENDOCRINOLOGÍA, pero como siempre, hasta que ese conocimiento “cuaje” y se integre en la sociedad se necesita tiempo.

    Sobre ello hemos publicado estas 2 interesantes entrevistas:

    - Stella Maris Maruso: hay emociones que pueden matarte

    - Albert Figueras y la molécula del bienestar

    Cualquier día, hasta Coca-Cola envasa una bebida de endorfinas¡¡¡¡

    Saludos risueños

    Responder
  4. 4 - Peregrino

    1 septiembre 2009 16:15

    Angela, te confieso que tu blog es uno de mis preferidos de la red.
    La risa es uno de los caminos más directos hacia la felicidad: a demostrarlo tocan!!!!
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado