Pizza de rúcula, tomate y queso con miel y reducción de Módena

, , 3 Comments

Los sábados vegetarianos y sabrosos también pueden ser “especiales”. Esta pizza de rúcula, tomate y queso con miel y reducción de Módena es una pizza diferente y con un curioso toque agridulce.

Esta receta lleva ingredientes poco habituales en las pizzas como la rúcula y la miel, pero que combinan perfectamente con los clásicos como tomate y queso consiguiendo una fusión de sabores muy atractiva.

Los ingredientes y la elaboración de la pizza de rúcula, tomate y queso con miel y reducción de Módena son los siguientes:

  • Una base de pizza integral. Las instrucciones para elaborar la masa en casa la enseñamos en este post paso a paso
  • Unos 5 tomates pequeños o los necesarios para el tamaño de la masa
  • 100 gr de queso rallado
  • Un manojo de rúcula
  • Una bola de queso mozarella
  • Unos cuantos tomatitos cherrys
  • Una cucharada de miel
  • Un poco de reducción de vinagre de Módena que es vinagre de Módena espesado con azúcar con una textura más gordita, similar al caramelo, y se usa para decorar platos y aliñar algunas recetas. Lo venden en botellitas pequeñas
  • Sal y pimienta

Sobre la masa de pizza extendida sobre un papel de horno espolvoreamos el queso rallado cubriendo bien toda la superficie.

Encima colocamos el tomate y salpimentamos. Tenemos dos opciones de diferente dificultad:

  1. Simplemente hacer rodajas finitas y las escurrimos en un colador para que suelten el líquido y no nos ablanden la pizza
  2. Pelar el tomate, eliminar las semillas y cortarlo en cuadraditos

Horneamos esta pizza a unos 180º hasta que esté la masa hecha y el queso fundido. El tiempo suele ser unos 20’-30′ pero depende de cada horno y de los ingredientes.

La sacamos y añadimos el puñado de rúcula, la bola de mozarella y unos cuantos tomatitos cherrys o en su defecto cuadraditos de tomate pelados.

Calentamos unos 30′’, ¡segundos¡, lo mínimo para que se funda el queso y no se quede mustia la rúcula.

Fuera del horno aliñamos la pizza con un chorro de miel y reducción de Módena y servimos inmediatamente.

Esta pizza hay que tomarla caliente y disfrutar de sus sabores, texturas y contrastes.

Las pizzas vegetarianas también pueden ser deliciosas y especiales.

En El Blog Alternativo: Pizzas
En El Blog Alternativo: Sábados vegetarianos y sabrosos

 
Publicidad
 

3 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado