Ananda Reddy, director de Auroville: “Hay que moverse hacia la luz”

, , 5 Comments

“Hay que experimentar lo divino”
Ananda Reddy
director de Auroville

Ya compartimos con vosotr@s un artículo sobre Auroville hace un tiempo: hoy vamos a conocer un poco mejor a la persona que dirije la comunidad, Ananda Reddy, y de paso profundizaremos a través de sus palabras en la filosofía de Sri Aurobindo…

Ananda Redy nació en Hydebrand y vive en Pondicherry, India. Dirige la comunidad Auroville, creada según las ideas de Sri Aurobindo y de La Madre, Mirra Alfassa, una mujer parisiense que se convirtió en la voz del maestro. En ella conviven 3000 personas de 20 nacionalidades distintas sobre la base de la comunión espiritual.

Reddy es doctor en filosofía: a los 10 años ingresó en el “ashram” de Aurobindo, y desde entonces ha estudiado profundamente sus enseñanzas y sus implicaciones. Tiene el objetivo vital de transmitir sus enseñanzas sobre el Yoga Integral, técnica que desarrolló el maestro hindú para llegar a un estadio superior de conciencia.

Las enseñanzas de Sri Aurobindo nos muestran un camino hacia la luz. Si realmente llegamos a alcanzar esa “vision sagrada“, todo nuestro ser no tendrá mas remedio que dirigirse hacia el siguiente estadio de evolución, porque quien ha visto a Dios no puede retroceder.

El problema es llegar hasta ese punto, y eso sólo se logra, según Reddy, con esfuerzo y purificación.

Os dejo con sus palabras en esta entrevista de La Contra del 24 de Agosto del 2005:

El hombre ha de ir más allá de sí mismo.

Bastante más allá, pero…

De eso habla Sri Aurobindo, el gran filósofo, poeta y visionario indio; de la evolución del hombre hacia la conciencia supramental, el nivel más alto de conciencia. Cuando esta conciencia descienda cambiará de forma radical la vida del hombre y de la tierra.

Cambiará, ¿en qué sentido?
Hay diferentes jerarquías de conciencia. Nosotros estamos en la conciencia mental, pero hay muchas otras superiores. Por ejemplo, la intuición está por encima de lo mental. Lo importante es que uno puede contactar con la supraconciencia y hacerla descender.

No acabo de entender que la conciencia descienda, ¿no era algo por desarrollar?
Antes de la evolución hay una involución. La involución es el descenso de la conciencia hasta la materia, la vida, y luego comienza a subir, a evolucionar.

…Y me decía que ahora estamos al nivel de la mente.
Sí, con todas sus limitaciones. La mente esta dividida en naciones, religiones, castas… Esta división es la causa principal del sufrimiento, pero caminamos hacia la unificación entre los humanos y el supremo.

¿Quién es el supremo?
Lo que ustedes llaman Dios y que ha creado tantas controversias.

Entonces el supremo es otra creencia.
La espiritualidad es una autoexperiencia, hay que experimentar al divino.

¿Cómo hace eso un agnóstico?
Aurobindo lo fue, pero cuando se empieza a profundizar en uno mismo con el yoga se llega a esa experiencia de luz y gozo, da igual el nombre que le demos.

¿Se llega a la luz mediante ejercicios físicos, asanas?
Desde luego que no, es un conjunto, es lo que Aurobindo llamó el yoga integral: una superación física, mental y emocional. Se trata en realidad de un salto de conciencia.

En Occidente está de moda el yoga y la meditación, pero no se ven grandes cambios.
Si hace asanas, cambiará su cuerpo; y si hace meditación, trabajará la mente y conseguirá algo de paz. Pero somos algo más que un físico y una mente.

¿Qué más somos?
Hay en el ser humano una parte subliminal, la fuente de nuestros sentimientos más elevados y el medio para contactar con las fuerzas universales. Para Sri Aurobindo un ser humano es una divinidad en miniatura.

¿Qué hay más allá de la mente?
Niveles: la mente superior, la mente iluminada, la intuitiva, la sobremente y la supermente.

Pues nos falta un trecho.
Aurobindo dice que el nuevo hombre ya está en proceso y nos ha dejado una herramienta para desarrollarlo.

¿Un tipo de yoga?
Yoga significa unión con el divino y lo que Aurobindo propone es un cuerpo filosófico práctico cuyos trazos para unirse con el todo son aspiración, rechazo y entrega.

¿Rechazo?…, ¿a qué?
Al ruido de la mente, hay que desalojarse de los deseos, hay que purificarse.

Ya empezamos.
¡Es que el cuerpo está lleno de pereza! Pero quizá lo más importante es entregarse al divino, porque normalmente nos entregamos a nuestro propio ego. Es todo un proceso; toda la vida es yoga. Cualquier acto, cualquier pensamiento puede ser transformado en un acto de yoga.

Me sigue prometiendo usted el paraíso mediante el sudor de mi frente.
Aurobindo habla de una salvación colectiva de toda la humanidad mediante el descenso del paraíso a la tierra y no viceversa. Es esta tierra el lugar para perfeccionarse espiritualmente. No se trata de liberarse, sino de transformar la vida del hombre. Y en esta transformación hay algo muy importante: La colaboración del divino con cada uno de nosotros, pero para ello hay que entregarse

No parece que el divino se ocupe mucho de nosotros.
Estamos en un proceso de creación, un momento convulso, violento; la fuerza supramental está actuando, removiendo los cimientos humanos. Hay una acción de carácter cósmico.

No querría ofenderle, ¿pero no podría ser una pájara mental del señor Aurobindo?
Dirijo un centro de investigación sobre su pensamiento y conozco a fondo la historia de la filosofía. Su visión es revolucionaria, pero clarividente. Su punto de partida es considerar la materia como una forma del espíritu, por lo tanto indivisibles e intercambiables. Aurobindo decía que podemos influir en nuestras células, y eso es una realidad.

¿Qué consejo nos daría Aurobindo para que podamos desarrollarnos?
Hay que moverse hacia la luz. Hay que querer estar en contacto con esa fuerza. Es esa determinación la que te llevará al sendero adecuado de hacer el yoga para ti.

Todos buscamos luz, paz y la felicidad.
Discrepo. Sólo una pequeña parte de nosotros la busca. Hasta que todo tu ser tenga ese objetivo no hay posibilidad. Estamos en evolución, nos faltan millones de años, pero estamos ante un pequeño paso de ser mucho mejores. Mire a su alrededor, ¿no ve personas más evolucionadas, con poder personal?

¿Cuál es la característica principal de esa conciencia supramental?
Sentir que perteneces a una unidad.

¿De manera que cuando miras al ser más abyecto del planeta sabes que ese eres tú?
Sí, es una evidencia profunda

Vía: La Contra
Página oficial de Auroville: Auroville

 
Publicidad
 

5 Comentarios

  1. 1 - isora

    27 enero 2010 16:51

    alo!!!

    soy de gran canaria y me interesa contactar con alguien que siga las enseñanzas de sri aurobindo en la isla.

    gracias

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado