La importancia de saber bailar bajo la lluvia

, , 6 Comments

“El Amor Verdadero no es físico, ni romántico. El amor verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será. La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo; ellos sólo hacen todo, lo mejor que pueden”

Me llegó esta historia hace poco por email desde Luz del Alma, una página más que recomendable. Y, sinceramente, me tocó algo muy adentro…

Más allá del ejemplo de alguien que desea estar al lado de la persona amada más allá de toda circunstancia, esta bella historia me hizo reflexionar sobre las dificultades en la vida y las diferentes formas de afrontarlas. Las personas con Alzheimer sufren un deterioro severo de sus recuerdos, hasta el punto de no reconocer a los familiares más cercanos.

Sé que debe ser muy duro convivir con alguien al que has querido durante años y ver su mirada de desconocimiento, de extrañeza. No obstante, es precisamente en esos momentos donde debemos demostrar los sentimientos que hemos ido atesorando durante toda nuestra vida al lado de esa persona. Porque nunca es tarde para decirle que la queremos… y para demostrar que hemos sabido lo que es el Amor verdadero.

Y la forma como el protagonista de la historia nos expresa cómo vive la enfermedad de su esposa nos recuerda una de las mayores lecciones que podemos sacar de este viaje: un de los aspectos que mejor nos definen es cómo sabemos pasar los malos momentos.

Qué importante es saber bailar bajo la lluvia…

Era una mañana agitada, eran las 8:30, cuando un señor mayor de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de su pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am.

Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo. Lo ví mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curado, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.

Mientras le realizaba las curaciones, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado.

El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geríatrico para desayunar con su esposa. Le pregunté sobre la salud de ella.

El me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer.
Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde.

Me respondió que hacia tiempo que ella no sabía quien era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo.

Me sorprendió, y entonces le pregunté, ‘Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quien es usted?’

El sonrió y me acarició la mano: ‘Ella no sabe quien soy, pero yo aún se quien es ella.’

Se me erizó la piel, y tuve que contener las lágrimas mientras él se iba, y pensé: ‘Ese es el tipo de Amor que quiero en mi Vida.’

El Amor Verdadero no es físico, ni romántico.  EL AMOR VERDADERO ES LA ACEPTACIÓN de todo lo que es, ha sido, será y no será. La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo; ellos sólo hacen todo, lo mejor que pueden.

“La vida no es saber superar las tempestades, sino aprender a bailar bajo la lluvia”

Vía relato: Luz del Alma
En El Blog Alternativo: El lado positivo de los obstáculos en la vida

 
Publicidad
 

6 Comentarios

  1. 1 - Angela

    18 noviembre 2009 11:07

    Precioso Peregrino! Me quedo con la frase “La vida no es saber superar las tempestades, sino aprender a bailar bajo la lluvia” es perfecta para mi! Gracias por compartir!
    Responder
  2. 3 - ELENA

    1 diciembre 2009 20:14

    Precioso no puedo decir otra cosa, que pena que uno cuando lee esto reflexiona y se da cuenta de que hay gente que saca la fortaleza de donde no hay y todo por amor, pero después de leerlo que rápido se olvida y que dificil es de aplicar pero si YO TAMBIEN QUIERO BAJO LA LLUVIA!
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado