¿Por qué tienen tanto éxito los “nuevos vampiros”? ¿Qué significan? ¿Qué nos están mostrando? Entrevista a Karolus para una tesis universitaria

, , 18 Comments


“En los últimos años el vampiro ha cambiado a mejor. Las sagas cómo Crepúsculo, las series como True Blood, el cómic Blade … Por sorpresa nace un vampiro que quiere ser mejor, que quiere salir de la oscuridad, que se esfuerza por amar. Un vampiro cada vez más humano. Muchos de ellos deben convivir con su naturaleza oscura y aprender a controlarla. Incluso a usar sus poderes para el bien.
Todo ello coincide con un CAMBIO DE PARADIGMA en lo social y espiritual. Se dice que vivimos un tiempo de cambios en el que el mundo debe virar hacia lo positivo, hacia algo mejor, más luminoso. Los vampiros, como creaciones literarias, por tanto obra de personas, también reflejan esos cambios: seres oscuros que quieren ser más luminosos; seres que, atrapados en su condición de no vivos, quieren despertar a las emociones, el respeto, y controlar su instintividad. Es una alegoría de lo que el mundo debería hacer”
Karolus

Hace unos meses publicamos en EBA un post sobre el significado arquetípico del vampiro relacionándolo con la sombra del ser humano.

Isabel y Susana, dos lectoras residentes en México y estudiantes de periodismo en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), leyeron dicho post y contactaron con nosotros. El motivo fue que su trabajo periodístico de final de carrera es una investigación sobre el vampiro literario y su efecto en la sociedad. Dicho trabajo será presentado para obtener la Licenciatura en Comunicación y Periodismo.

Así que nos pidieron hacer una entrevista al autor del post, Karolus, para poder profundizar un poco más en el tema. Fue un honor para él y para nosotros responder afirmativamente a tal petición y como la entrevista es tan completa e interesante hemos decidido publicarla para todos nuestros lectores, con el beneplácito de Isabel y Susana.

El vampiro literario es un fenómeno mundial en estos momentos, y la significación simbólica de dicho personaje es suficientemente importante como para que sea del interés de muchos de los que nos leéis a diario.

Esta es la entrevista completa:

1. ¿Qué es el miedo?

A priori, el miedo es una respuesta ligada al instinto de supervivencia. En cuanto vemos nuestra vida amenazada sentimos miedo, y eso nos hace escondernos, recogernos o huir. A nivel psicológico, el miedo es perfectamente controlable pues a menudo son factores externos los que nos condicionan a tenerlo. Esos factores no siempre son amenazas reales. La ansiedad, por ejemplo, es un estado de alerta constante creado por miedos que no existen, sentimos amenazada nuestra supervivencia sin que realmente lo esté. Vivir excesivamente asustado nos puede provocar estar más propensos a enfermedades, problemas y dificultades.

2. ¿Qué significado tiene el vampiro como criatura de terror?

En la literatura universal los personajes acostumbran a ser un reflejo de una condición, una característica o un modelo. Por ejemplo, cuando mentamos a Jekyll y Hide entendemos perfectamente que nos referimos a la dualidad del hombre en cuanto a bondad-maldad. El vampiro simboliza aquella parte oscura de nuestro ser que ha decidido vivir apartado de la ética, que son los valores psicológicamente atribuidos a El Alma: fraternidad, respeto a las leyes universales, conocimiento, hermandad, evolución, aceptación. El vampiro se mantiene en la oscuridad, no evoluciona. Lucha para mantenerse cristalizado en ese estado.

Toma sangre porque es la fuente de energía básica e imprescindible para un ser vivo, pues además de su función física capta y absorbe las fuerzas vitalizadoras del sol y el magnetismo lunar; es la corriente portadora de la salud y la enfermedad pues recorre las zonas neurálgicas del cuerpo, transporta las hormonas endocrinas por todo el organismo, abastece y rehace las células desechando los residuos indeseables por las vías emuntorias, interviene en todos los procesos defensivos del organismo, y el ser humano la produce sin cesar de modo que siempre hay entre 5 o 6 litros en circulación. El vampiro, en su condición de no-vivo, carece de ella pero necesita todas sus funciones para vivir. Entonces la toma de los demás. Es decir, aún a sabiendas de haberse separado voluntariamente del camino humano, sabe que está ligado a él, porque sin la sangre no puede permanecer.

La sangre simboliza la energía más pura de la vida, pero también muestra una ligazón con los instintos animales más primarios (por eso los vampiros tienen los incisivos más desarrollados), así como con los sacrificios y ritos de sangre de muchas culturas del planeta, llevados a término para conectar con entidades espirituales oscuras.

El vampiro huye de todo lo luminoso pues está en contra. Es un hombre sin alma. Como seres humanos nos es imposible vivir sin alma, de ahí que la criatura en sí aterrorice, dé miedo. Es algo no humano, una aberración.

3. En su artículo maneja al vampiro como un arquetipo ¿de qué hablamos exactamente? Es decir ¿Qué buscamos en el vampiro literario?

Un arquetipo es un modelo que reside en el inconsciente colectivo de la humanidad. En el caso del vampiro ese arquetipo está expresado en su versión negativa. A esta expresión el psicólogo C.G.Jung le llamó la “Sombra”. Esa sombra es nuestro lado oscuro.

El vampiro es una de las representaciones de la oscuridad del ser humano, de nuestro lado oculto, de la condición más material de nuestra psique, la parte más instintiva (sexo, sangre, dominio, poder…).

En el cine, personajes como Darth Vader de Star Wars, o Gollum de El Señor de los Anillos son representaciones similares. En todos estos casos el propio personaje, que en un momento de su existencia ha decidido servir a la oscuridad por motivos egoístas, al final de la historia tiene un papel decisivo pues invierte ese proceso. Muchas de las veces perecen en su intento, o se sacrifican. El vampiro literario actual está en esa tesitura, dando la vuelta a su condición para poder resarcirse por haber ayudado a las fuerzas oscuras a conseguir sus propósitos.

Con el vampiro literario se pretende, en mi opinión, causar en el lector un reconocimiento de esa característica en nosotros para que inconscientemente genere aprendizaje. Esa información está en nuestro inconsciente colectivo, y sale a la luz. Es cómo un llamamiento a todos aquellos que quieran dar la vuelta a sus actitudes diarias, a ser mejores, a utilizar sus capacidades para algo bueno. Esos ideales residen en ese inconsciente colectivo y quedan plasmados a través de los escritores.

4. ¿Por qué cree que la sociedad ha brindado tantas cualidades al personaje?

Todos estamos ligados de un modo muy íntimo a nuestros instintos. Por evolución los vamos controlando y cada vez nos suponen menores contratiempos. No en todos los seres humanos pasa eso, pues en el mundo hay cantidad de crímenes y sucesos negativos relacionados con el sexo, los instintos y la sangre. Por esa relación, ese personaje nos atrae. Su sensualidad, sus capacidades para conquistar, su dominio del espacio, su poder sobrenatural. Todo ello es atrayente porque esa pequeña parte oscura en nosotros resuena. Al reconocerlo, nuestro inconsciente también sabe que los actos de los vampiros están fuera de la ética y no nos convienen.

5. En su artículo menciona que el vampiro ha sufrido cambios, ¿a qué se refiere con esto y de qué forma se relacionan con la sobrevivencia del vampiro?

En los últimos años el vampiro ha cambiado a mejor. Las sagas cómo Crepúsculo, las series como True Blood, el cómic Blade … Por sorpresa nace un vampiro que quiere ser mejor, que quiere salir de la oscuridad, que se esfuerza por amar. Un vampiro cada vez más humano. Muchos de ellos deben convivir con su naturaleza oscura y aprender a controlarla. Incluso a usar sus poderes para el bien.

Todo ello coincide con un CAMBIO DE PARADIGMA en lo social y espiritual. Se dice que vivimos un tiempo de cambios en el que el mundo debe virar hacia lo positivo, hacia algo mejor, más luminoso. Los vampiros como creaciones literarias, por tanto obra de personas, también reflejan esos cambios: seres oscuros que quieren ser más luminosos; seres que, atrapados en su condición de no vivos, quieren despertar a las emociones, el respeto, y controlar su instintividad. Es una alegoría de lo que el mundo debería hacer.

6. También hace mención de cómo por medio de las artes se reflejan aspectos de la sociedad, entonces ¿Cómo describir el reflejo que da el vampiro moderno de nuestra sociedad?

El perfil del hombre moderno es muy curioso. Fíjese en los hombres y mujeres que comandan nuestra sociedad. Huyen de valores éticos (luz). Viven de noche (cenas, fiestas, hoteles). Les preocupa básicamente enriquecerse más y más cada vez, toman todo lo que pueden y vuelven otra vez; su energía vital la extraen de los otros y de la sociedad (sangre).

Otro ejemplo de vampirismo son aquellas personas que absorben energía ajena. Emocionalmente cansan, porque están tan desconectadas de un propósito o de objetivos personales en su vida que son incapaces de generar la suya propia, su alegría, y motivaciones. La alternativa que toman es absorber la de otros, que nunca les sacia.

El hombre moderno está centrado en lo material y se ha olvidado de la Ética, de los valores y de las demás personas. Sólo le preocupa alimentarse y engordar en todos los sentidos.

7. ¿Cuál es el detonador para que “el monstruo” dejara de serlo y se convirtiera en un ser “supremo” o bello, lleno de cualidades?

Cómo les contaba, creo que obedece a un cambio de paradigma social, psicológico y espiritual que está aconteciendo y que también está modificando nuestra captación de los arquetipos residentes en el inconsciente colectivo. Son modelos de cambio expresados a través del arte. Dentro de ese paradigma son bienvenidos todos los seres que estén dispuestos a poner sus cualidades al servicio de un bien común.

8. ¿En qué momento deja de ser una aberración y se convierte en una especie de ídolo o ser superior?

En mi opinión eso acontece cuando son capaces de sentir amor por los demás y tienen interés por el arte y la belleza. También respeto por la vida. Por último, cuando sacrifican sus propios intereses para ponerlos al servicio del bien común.

9. ¿Por qué  que el vampiro dejo de ser atrayente por su sentido malvado y obscuro y ahora los lectores buscan a un vampiro más “humanizado”?

Responde esto también a ese cambio de paradigma. Los jóvenes empiezan a vibrar diferente y buscan como modelos externos personajes que les ayuden a reflejar ese estado de ánimo interno. La sociedad no puede ofrecérselo, incluso a menudo tampoco la familia, y son las artes quienes suplen esas estructuras.

10. ¿Cómo ha ido adquiriendo vitalidad el vampiro hasta el grado de ubicarse en el hit de ventas de las editoriales?

El vampiro es un personaje de tremenda fuerza. Es eternamente joven, es guapo o guapa, atractivo o atractiva, y con un gran magnetismo. Sólo por ello siempre han tenido tirada. El nuevo concepto de vampiro ha conseguido unir eso con la parte positiva de nuestra psique, hasta el punto de conseguir un personaje complejo, dual y que tiene muchas lecturas. Esa profundidad es interesante para muchos. Supone una representación arquetípica de la lucha entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, el ego y el alma. Ese juego de fuerzas gusta a la gente porque en el fondo es la lucha que todos mantenemos en nuestro interior. Nos sentimos identificados.

11. Ha surgido en los últimos años un gran auge en la literatura de vampiros, ¿a qué cree que se deba que no causa el mismo efecto en niños jóvenes y adultos?

Los jóvenes vienen con nuevas energías. Parece que se asustan menos y que ya lo hayan visto todo. El mundo que les ha tocado vivir es tremendo. Son más sensibles, y tienen capacidades nuevas. Eso es típico de las nuevas generaciones. No les molesta en absoluto la sangre, los monstruos, espectros u otros. No obstante, creo que el rango que abarcan estas novelas y películas es algo más amplio y que hay mucha gente de 30, 40 y 50 años a los que también les pueden gustar.

12. Usted habla acerca de que “la tradición y el folclore han representado durante siglos la manera de transmitir conocimiento, por eso los personajes, mitos, cuentos e historias contienen tanta cantidad de sabiduría” Entonces ¿con qué ha contribuido el vampiro a la sociedad actual?

Ha contribuido a entender que en nuestro interior existe un personaje que en la ausencia de luz, de valores éticos y morales, sale a alimentarse saltándose todas las leyes humanas y universales y que nunca se sacia. Que desea, que quiere y que nunca está satisfecho. Es nuestra parte oscura. Nuestra sombra, que nos acecha y que debemos superarla desde lo luminoso, lo positivo, los valores.

Las guerras, el enriquecimiento desmesurado, la pobreza generada por ello, el maltrato animal, el daño infringido al medio natural; todo son ejemplos de la acción de la parte oscura del hombre.

Inconscientemente lo vamos captando y vamos evolucionando respecto a ello, aunque a veces no lo parezca.

13. ¿Por qué adjudicamos a la oscuridad y la noche tanto misterio? Y si el vampiro es un reflejo de lo que añoramos ¿Por qué en la literatura se recalca tanto su aberración al sol?

Todo es simbólico. Fíjense que en la naturaleza casi todo depende de la luz solar. El sol es fuente de vida. Si no hay sol no hay calor, las plantas mueren, todo se hiela, se queda quieto, inerte. No obstante, 24h de luz lo quemarían todo.

La noche es ausencia de luz. Por la noche dormimos porque aquello que se encarga de energetizar la vida no está. Así que nosotros nos “marchamos” también. Es un momento de recogimiento. Un momento en que, después de lo acontecido durante el día, hacemos revisión y cargamos pilas para el siguiente. La energía nocturna es muy distinta a la diurna.

Es algo así como el invierno dentro del ciclo de las cuatro estaciones. Parece la estación más dura, la más desagradecida, la más fría y distante. Pero es aquella en que todo termina para que vuelva a empezar en la primavera, unos meses después. Es tan necesario como la acción; la reflexión y la revisión de nuestros actos es tan importante como llevarlos a cabo. Existe una expresión que usamos a menudo, que dice que antes de tomar una decisión precipitada es mejor “consultarlo con la almohada”…

La noche contiene, también, todo aquello relativo a lo oscuro en el hombre, otra vez la sombra. Muchas actividades de ocio se hacen de noche y no de día por esa condición transgresora. Por tanto, si el vampiro es oscuro debe odiar la luz. La luz simboliza todo aquello a lo que ha renunciado, entonces le quema. La luz resalta los defectos, quema lo que no vale y da vida a aquello que se adhiere a las leyes de funcionamiento de la naturaleza. Un vampiro es antinatural, por ello odia la luz.

Los nuevos vampiros, más conscientes y amorosos, ya no la odian tanto. Incluso la soportan. En algunas versiones la propia luz solar les muestra como diferentes pero no les hiere.

14. ¿Podríamos hablar de que la sociedad ha mantenido con vida al vampiro en medio de las páginas debido al gusto o por necesidad?

Yo creo que por las dos cosas. La primera conscientemente y la segunda sin darse cuenta.

15. ¿Cree que el vampiro se está vendiendo más por interés económico que con un sentido cultural?

Allí dónde hay posibilidad de ganar dinero siempre se entrometerán grandes multinacionales. De golpe aparecerán miles de libros que aprovecharán el tirón. En esto sólo veo como buena la opción de aprender a discernir y saber separar el grano de la paja. En circunstancias normales, un producto comercial no tendrá tanta fuerza como un buen libro, hecho a conciencia.

16. Las siguientes son palabras que suelen usarse para las novelas, cuentos y poemas de vampiros, sólo buscamos una referencia de que es lo que hace que sigamos consumiéndolas. Delante de cada palabra escriba el significado o lo que denota cada una de ellas

  • Sangre – fluido que contiene todo lo esencial y elemental para la vida
  • Vida – sucesión de experiencias en un estado concreto
  • Muerte – cambio de estado
  • Seducción – atracción con fines concretos
  • Pecado – transgresión de alguna ley universal
  • Ira – emoción provocada por heridas emocionales continuadas y no asumidas
  • Venganza – actos provocados por heridas emocionales no superadas
  • Colmillos – sinónimo de instintividad animal
  • Miedo – estado que nos debilita y nos encoge
  • Oscuridad – ausencia de luz
  • Luna – luz reflejada, maternidad, feminidad
  • Tristeza – infelicidad
  • Eternidad – aquello a lo que aspiramos
  • Dolor – experiencias que suponen crecimiento

KAROLUS

 
Publicidad
 

18 Comentarios

  1. 1 - Yeyetzi

    22 noviembre 2009 21:35

    Excelente entrevista. Muchas gracias Karolus y suerte en la tesis Isabel y Susana. Espero nos tengan informados de sus avances.
    Saludos desde Madrid
    Responder
  2. 2 - lady pink

    23 noviembre 2009 06:16

    Muy interesante la entrevista, gracias a Karolus por profundizar en el tema, y mucho éxito para Isabel y Susana, que además ahora me entero de que somos colegas de carrera y universidad:)
    Responder
  3. 3 - Itzi

    23 noviembre 2009 19:20

    gracias Karolus por esta entrevista. Siempre aprendo contigo. Ánimo a Isabel y Susana desde España para su tesis. Por un periodismo más comprometido socialmente!!
    Responder
  4. 4 - Lisa

    24 noviembre 2009 16:04

    Hola a todos,
    estoy usando el primer libro de Crepúsculo para mis clases de inglés a adolescentes. Parece que están todos enganchadísimos! A veces me río a solas comparándolo con tanta literatura “clásica” que se niegan a leer (Dracula de Stocker, Frankenstein, Cumbres Borrascosas…) pero con los mismos elementos: doncella frágil y caballero hyperprotectivo, superpoderes y debilidades humanas… hay un cambio de orientación, es cierto, pero los temas son efectivamente universales, arquetípicos.

    Todavía no he llegado al final de Crepúsculo, pero personalmente lo que más me molesta es cierto machismo implícito en que, con la excusa de proteger a Bella, Edward la sigue y la persigue, escucha sus conversaciones, le impone reglas e toma todas las iniciativas… ¡y Bella es feliz así! ¿Cuántas mujeres se sientirían halagadas y cuántas se sentirían ahogadas?
    ¿Qué tipo de relación promueve esta serie? ¿De dependecia como si el otro fuera una droga?

    Gracias a todo el equipo para compartir estas reflexiones. También deseo mucha suerte y fuerza a las jovenes periodistas que tendrán la delicada tarea de enfocar aspectos de nuestra sociedad que no siempre será sencillo desentrañar.

    Un abrazo,
    Lisa

    Responder
  5. 5 - Can-Men

    24 noviembre 2009 16:20

    Hola Lisa

    Como lectora/devoradora de los 4 libros de la saga, te invito a que continúes leyendo pq seguro que cambias o matizas tu interpretación.

    Los dos personajes son fuertes y maduros y fuertemente enamorados y no hay ni atisbo de machismo y posesión en Edward q al principio del segundo libro DESAPARECE de la vida de Bella y “se fuga” para no causarle dolor y problemas.

    ¿Qué verdugo deja libre a su víctima por su bien y sufriendo él por ello?

    Por otra parte, ya verás cómo se resuelve la tensión sexual entre ellos.

    Saludos de una fan que duplica la edad del target

    Responder
  6. 6 - Karolus

    24 noviembre 2009 18:13

    Para empezar, gracias por los comentarios. En cuanto a lo que apunta Lisa, mi opinión es que esa lucha entre energía masculina y femenina responde otra vez a la dualidad humana y pone un ejemplo sobre su uso y correcta gestión. En el caso de los adolescentes, ese tipo de relación puede ser un buen principio de reflexión porque en esas edades se acostumbra a ser muy apasionado e ir al límite. Un debate sobre ello podría resultar interesante. Aunque como Can-Men, leer los 4 libros dará una visión general más amplia de la relación entre Edward y Bella.
    Un saludo!
    Responder
  7. 7 - vi.

    25 noviembre 2009 02:55

    Exelente!! material, felicitaciones a todos los que trabajaron en él, sin desperdicio. Particularmente no me gustan este tipo de peliculas con vampiros, pero la hija de mi amiga le decia:
    No es de terror!!- Ahora me quedó clarísimo el panorama.

    Saludos!
    vi.

    Responder
  8. 8 - Can-Men

    25 noviembre 2009 09:39

    Hola Vi

    La hija de tu amiga tiene toda la razón: no es una película de terror en absoluto, de hecho, la autora es una madre MORMONA de 3 hijos.

    Sorprendentemente, no hay ni terror ni sexo ni apenas violencia y con otros ingredientes ha cosechado un éxito arrollador.

    Te animo a que veas la primera peli o leas el libro e igual te sorprendes de las conversaciones que podrías tener con esa chica adolescente.

    Yo leí los 4 libros en agosto seguidos pq me “abdujeron” y hablé como nunca con mi prima de 15 años¡¡¡¡

    Saludos

    Responder
  9. 9 - Luke

    18 diciembre 2009 00:51

    La verdadera historia de los vampiros es otra……. Ya se las contare. Por otra parte los vampiros ya no se alimentan de sangre….existe un nuevo elemento sin impurezas, que les permite ser idénticos aparentemente a los humanos, …….se acabaron los colmillos hace ya mucho tiempo…… Adiós
    Responder
  10. 10 - Cyrano

    19 diciembre 2009 13:19

    Muy interesante…, leí en un libro que el auténtico vampirismo es energético y no físico. Que entidades que habitan los planos astrales bajos se nutren de la energía vertida por los derramamientos de sangre. Y que entre los seres humanos también cometemos vampirismo, robándonos y chupándonos energía unos a otros debido a la desconexión que sufrimos con la fuente original. En el libro de LAS NUEVE REVELACIONES también cuentan algo parecido.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado