Regalemos ser mejores padres

, , 2 Comments

(Pinchar la imagen para ampliarla)

“La mayoría de los niños oyen lo que dices,
algunos niños incluso hacen lo que dices,
pero todos los niños HACEN LO QUE HACES”
Kathleen Casey Theisen,
socióloga norteamericana

La sociedad está desesperada por encontrar la “piedra filosofal” de la educación, esa que haga que los niños se “porten bien” siguiendo las directrices de turno, no fracasen en la escuela y sean sanos y felices, y en esa búsqueda aparecen todo tipo de remedios de dudoso pelaje: modificación de conducta vía fármacos (ritaline) o por métodos conductistas, agenda llena de actividades, externalización de la crianza desde bebés y delegar en terceros (por la creencia de que el otro siempre lo hace mejor), manuales de consejos, etc.

Sin embargo, esa piedra filosofal sí existe, pero ni se puede comprar, ni está lejos porque SOMOS NOSOTROS MISMOS.

¿Qué ocurriría si los Reyes Magos en vez de objetos materiales regalasen un 20% más de virtudes a todos los padres del mundo? Y ya puestos, a todas las personas del mundo…

Más paciencia, más presencia, más respeto, más empatía y menos adultocentrismo, más entrega, más amor, más escuchar, más flexibilidad, más capacidad de perdón, más humildad, …

Ya que el ejemplo es la única vía eficaz y duradera de aprendizaje/enseñanza y que los niños hacen lo que ven, bueno y malo, cualquier cambio positivo en la conducta/emociones de los padres y adultos siempre será fructífera.

En este y cualquier año nuevo, junto con los propósitos de hábitos de vida más sanos y conquistas externas, propongámonos trabajar, ampliar o incorporar al menos una nueva virtud.

Los resultados son 100% garantizados y sin efectos secundarios…

Viñeta de El Lápiz de laura
Más información: Carta para los que regalan (Babóg)

 
Publicidad
 

2 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado