Arte con piedras en equilibrio: talento, naturaleza y mensaje

, , 5 Comments

Imagen de previsualización de YouTube

¿Alguien siente que su vida está desequilibrada, en mayor o menor medida, y cree que seguirá así porque nuestras circunstancias externas se alejan mucho del estado ideal de equilibrio?

Pues tal vez no tenga que ser así. Estas creaciones artísticas hechas con piedras y desafiando la ley de la gravedad nos transmiten varios mensajes: belleza, simplicidad, esculturas con elementos de la naturaleza, talento de sus creadores y que todo es posible, porque si hasta las moles consiguen esa paz y esa fusión con en entorno, nosotros también podemos.

Parece que hay artistas especializados en estas acrobacias con rocas por todos los continentes, pero destacan especialmente Bill Dan que demuestra su don apilando piedras en la bahía de San Francisco y dejando atónitos a todos los paseantes (aquí hay una preciosa galería de fotos) y Kent Avery en Vancouver.

Imagen de previsualización de YouTube

Desde hace años en Occidente nos hemos acostumbrado a las bellas imágenes zen de torres de piedras y esto es un paso adelante, efímero pero real.

Todos y todo tenemos nuestro punto de equilibrio y calma lleno de sabiduría, y encontrarlo, disfrutarlo y ofrecerlo a un mundo en caos sería una de las más heroicas misiones…

Sitio oficial: Bil Dan
Más info: Telegraph
Descubierto en No puedo creer que lo hayan inventado
Foto tercera: Flickr

 
Publicidad
 

5 Comentarios

  1. 3 - anonimo

    19 abril 2010 22:05

    Esta historia me recuerda a “Man”, que fue un artista en la costa gallega y también construía con piedras.
    Por favor su historia es muy, muy interesante. Me gustaría que escribieses un post sobre él. No os defraudara.
    (conocido como Man o El Aléman) fue un pintor y escultor alemán que vivió como un anacoreta en el pueblo de Camelle, en la Costa da Morte (Galicia). Trató de llevar una vida lo más simple y natural posible, elaborando esculturas al aire libre cerca de la playa donde vivía y cuidando su pequeño jardín.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado