Haití: la hora de los invisibles

, , 12 Comments

“HAITI es el país peor tratado por los poderosos del mundo. Los banqueros lo humillan, los mercaderes lo ningunean, los tecnócratas lo prepotean y los políticos le cierran la puerta en las narices. ¿De dónde vienen el rencor y el desprecio de eso que llaman «comunidad internacional»?
La democracia haitiana nació hace un ratito. En su breve tiempo de vida, esta criatura hambrienta y enferma no ha recibido más que bofetadas”
Eduardo Galeano

Las tragedias son el mejor escaparate para vislumbrar cómo son y funcionan las sociedades donde ocurren. No es lo mismo un terremoto en Italia donde Silvio Berlusconi animaba a las victimas a considerarlo como una estancia en un camping, que en Nueva Orleans con el Katrina, que en Haití, referente de la pobreza y la ausencia de estructuras y con una historia de acoso internacional como explica Eduardo Galeano, autor de “Las venas abiertas de América Latina”, en el artículo “Los pecados de Haití”.

Las grandes desigualdades de nuestro sistema económico, ese que nos han vendido como el mejor de los posibles, eructan con los desastres naturales y nos muestran un dolor humano y social sin matices y la necesidad de transformación del mundo, pero no sólo de las instituciones y su agenda oculta sino de las metas y conciencia de la población en general.

“Es una situación que se agrava día a día, que nace de la inconsciencia como de la falta de una conciencia global humana. La crisis planetaria actual no es tanto una consecuencia de la pésima gestión socioeconómica de las sociedades como de la inmadurez y el atraso evolutivo del que hace gala desde antaño el ser humano.

Hoy millones de seres humanos se ven obligados a replantearse sus vidas porque están sujetos y dependientes a las formas accesorias y superficiales de la vida, están carentes tanto de un sentido existencial como de nuevos valores con los cuales sobrellevar sus sometidas vidas. Se desconocen a sí mismos en un mundo que se desconoce también a sí mismo”
Holomagazine

Independientemente que el terremoto sea provocado o natural, sea por el oro o sea una estrategia de instrumentalización de la ayuda humanitaria, la realidad es el sufrimiento de los haitianos entre el caos reinante que se convierte en una bofetada a la conciencia y  un llamamiento urgente a que nos lo reformulemos todo.

Los sepultados de hoy son los invisibles de ayer recordándonos que están ahí…

Viñeta de El Roto en El País
En El Blog Alternativo: Otras viñetas de El Roto

Información seria sobre el terremoto de Haití y la tecnología HAARP: Starviewer

 
Publicidad
 

12 Comentarios

  1. 1 - Marta

    20 enero 2010 18:44

    Voy a intentar expresar de la manera más clara posible lo que estoy sintiendo y pensando ahora que acabo de leer este artículo y los enlaces.
    Cuando vi el terromoto una vocecita de no se dónde se preguntó ¿habrán sido capaces de provocarlo? Y ahora leo que hay teorías sobre la conspiración…escalofríos ¿será un signo de que mi conciencia está cambiando y ya no me creo nada de lo que me digan por televisión?¿será que la información real se aproxima más a lo contrario de lo que nos están informando?Quizás.
    Me cuesta mucho creer que haya gente que sea tan malvada, que se supere cada día en el acto del mal. A pesar de ello lamentablemente no me sorprende que algunos humanos hayan evolucionado hacia algo tan mezquinamente cruel. Que fuerte que quepa esta posibilidad dentro del comportamiento humano. ¿Qué hará la OMS ante ello?¿No cumple con los criterios diagnósticos de la psicopatía más pura?¿Porqué no encierra y atiborra a pastillas a esas personas?
    No se si acabar de creerme la teoría de la conspiración, en todo caso, tendré que informarme más. Pero en el caso de que fuera cierta…. levantémonos porfavor. Actuemos. Revelémonos.Revolucionémonos.Organicémonos. Hagamos que esos crueles dejen de matar y controlar a nuestra madre YA. Somos más que ellos.
    Que exista una pequeña probabilidad de que el terremoto de haití haya sido provocado me dan ganas de llorar. Y como la pena y la rabia van de la mano, de verdad y sinceramente, encerraría a todos esos monstruos que deciden con libertad y ninguna punidad matar al mundo. y me pregunto ¿porqué y para qué han llegado a ese punto? que rabia más grande……
    Gracias por permitir expresarme.
    Salud y en el caso de que sea necesario, revolución.
    Marta
    Responder
  2. 2 - Juanjo

    20 enero 2010 21:57

    No les hagas la guerra a los conspiradores. Ellos son expertos en ese “arte”. Hacer la guerra es actuar desde el ego.
    Hasles la paz (pon la otra mejilla). Con ese método triunfaron Gandhi, Mandela y muchos otros. Ese es el arte del corazón.
    No reces para desear su muerte. Reza para que se den cuenta de su error en vida, y puedan subsanarlo.
    Por cierto, Haití será una base americana para la invasión de Venezuela. Si no ¿por qué iban a ayudar a un país sin petróleo ni diamantes? ¿Por humanidad? El tío Sam no entiende de derechos humanos y mucho de petrodólares.
    Responder
  3. 3 - Marta

    21 enero 2010 11:19

    Hola Juanjo.
    Perdona mi ignorancia pero aunque conozco los nombres de esas personas, no se con exactitud qué hicieron. Hicieran lo que hicieran, hay gente que continua investigando y experimentando con personas… Creo que el amor no va a ser sufieciente para que estos señores X (porque no tienen nombre. Me encantaría que lo fuera, pero se que no lo será. ¿crees que alguien capaz de poder haber hecho eso, entenderá el amor?
    Gracias por decir lo de Venezuela.
    un saludo
    Responder
  4. 4 - Juanjo

    21 enero 2010 13:43

    Ellos no entienden del amor, o porque de niños los llevaron a internados de élite, donde el cariño no existe, o porque sus padres estaban muy ocupados jugando al golf y financiando guerras para atenderlos.
    Pero tú sí entiendes del amor, y puedes actuar así. En tus relaciones, tus actos, tu trabajo.
    El amor vibra a alta frecuencia, y el odio a baja. La baja frecuencia no puede interfir el la alta, pero sí al revés.
    Vive y colabora en ese otro mundo.
    Cuando vas por la calle y dices buenos días, la otra persona te mira, sonríe y te devulve el saludo.
    Si le dices gordo de m.., el te dirá otros insultos.
    Así funciona. La pandemia del odio se combate con el antídoto del amor.
    Sí, muchos caerán en el camino. Vinieron a este mundo para eso. Pero no hay que desfallecer.
    El peor pecado que cometemos actualmente es la indiferencia. Si amas a la gente del tercer mundo, no comprarás nada hecho allí (excepto comercio justo). Cualquier cosa que te hayan exportado con una marca, es de comercio injusto.
    Dales una caña de pescar y un río limpio, no un puesto de trabajo en una fábrica que vierte residuos en ese río.
    Me he ido por muchos lados, pero creo que lo que quiero decir ha quedado más o menos claro.
    Ama y contagia esa enfermedad a los que te rodean.
    Un abrazo.
    Responder
  5. 5 - Marta

    21 enero 2010 15:33

    Hola Juanjo.
    Gracias por esta bonita charla filosófica. Desde hace un tiempo dejé el odio solo para ocasiones especiales, porque a veces, creo que el odio y la rabia también son necesarios (creo que son perjudiciales cuando se prolongan en el tiempo y en el espacio)(son emociones intrínsecas al ser humano, no podemos evitar su aparición, si su temporalidad)
    Simplemente primer comentario iba relacionado con el hecho de no quedarnos sentados ante la posibilidad de que el terremoto haya sido provocado. Ahora, cada uno es libre de actuar, de levantarse como quiera. Todos los actos encaminados hacia paliar esas injusticias seguro que serán bien recebidos por el universo, ya sea mediante la meditación, el amor, o la acción. En este caso particular mi ser quisiera actuar desde la información y la movilización directa de personas. Continuaré, pero, meditando y amando a los componentes del universo a los que tengo acceso.
    Un abrazo bien fuerte y mucha luz!
    Responder
  6. 6 - Can-Men

    21 enero 2010 23:50

    Hola ambos

    Las ideas de Juanjo han quedado plasmadas en este post.

    Marta, respecto a quiénes son y por qué actúan así, publicaremos en breve unas conferencias serias sobre el funcionamiento del mundo en la actualidad que responde a esas preguntas.

    He añadido en el post este enlace sobre tecnología HAARP y terremotos de un blog científico no oficial.

    Saludos

    Responder
  7. 8 - Itzi

    27 enero 2010 19:58

    Muy valiente la publicacion de este post y de los enlaces. Igual no es cierto. O igual sí. En cualquier caso yo, Marta cuando vi a los marines entrar en Haití casi vomito… y cuando pienso como se están poniendo las botas las farmaceúticas con tanta venda y tanta pastilla y luego leo esto y claro como no vas a tener el impulso guerrero de revolución. Aún así no olvides nunca que la mayor revolución que puedes organizar es la de que no compren tu alma con este sistema enfermo y que se lo cuentes a quienes te puedan escuchar. La verdadera revolución, la de este siglo, ya está en marcha y es poner la otra mejilla actuando de manera diferente a lo que pretenden para que no logren sus objetivos. Eso hicieron personas como Ghandi.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado