Las emociones no son las dueñas de nuestra vida

, , 3 Comments

“El sentimiento es la etiqueta que la persona pone a la emoción. Lo que sentimos no es bueno ni malo, lo podemos clasificar en positivo y negativo, en relación a lo que nos provoca (…)

Lo que trato de exponer aquí es que, a través de la autobservacion, seamos capaces de identificar cada uno de nuestros sentimientos para así ser conscientes de cómo nos sentimos, para identificar nuestras reacciones ante las acciones propias o ajenas. (…)

Muchos pensareis, ¿de lo que se trata es de racionalizar los sentimientos? La respuesta es NO. Lo que trato de explicar es que seamos capaces de manejar nuestro yo con la VOLUNTAD. Ser conscientes de quien somos y conocer nuestras reacciones para así dominar nuestro comportamiento de una manera adaptativa con una evolución positiva”
Isabel MC

¿Alguna vez nos hemos arrepentido de reaccionar de determinada manera y nos hemos preguntado cómo hemos llegado hasta esa situación?. Isabel MC, psicóloga y nutricionista, nos envía a El Lector Alertanivo Opina un artículo explicándonos el significado de las emociones, el proceso por el que llegamos a la frustración y sugiriéndonos una vía para que seamos nosotros verdaderamente quienes llevemos las riendas de nuestra Vida y no lo sean los sentimientos desbocados.

Buenos consejos para llegar a buen puerto…

“Las emociones son fenómenos psicofisiológicos que representan modos eficaces de adaptación a ciertos cambios de las demandas ambientales.

- Psicológicamente, las emociones alteran la atención, hacen subir de rango ciertas conductas en la jerarquía de respuestas del individuo y activan redes asociativas relevantes en la memoria.
- Fisiológicamente, las emociones organizan rápidamente las respuestas de distintos sistemas biológicos, incluyendo expresiones faciales, músculos, voz, actividad del SNA y sistema endocrino, a fin de establecer un medio interno óptimo para el comportamiento más efectivo.
- Conductualmente, las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, impulsándonos hacia ciertas personas, objetos, acciones, ideas y alejándonos de otras.

Las emociones actúan también como depósito de influencias innatas y aprendidas, poseyendo ciertas características invariables y otras que muestran cierta variación entre individuos, grupos y culturas.

Las emociones son procesos neuroquímicos y cognitivos relacionados con la arquitectura de la mente —toma de decisiones, memoria, atención, percepción, imaginación— que han sido perfeccionadas por el proceso de selección natural como respuesta a las necesidades de supervivencia y reproducción”

Con este apunte de diccionario tan solo quiero hacer referencia a que las emociones son actos reflejos innatos del ser humano y son éstos los que generan los sentimientos.

A través de los sentimientos tenemos acceso al estado anímico propio, que puede derivar en un cauce físico y/o espiritual. Forma parte de la dinámica cerebral humana y nos capacita para reaccionar antes eventos cotidianos.

Los sentimientos son polarizaciones (positivas o negativas) que nuestra mente hace de los hechos. Sus interpretaciones dan forma a la felicidad o la frustración.

Dado que nuestro cerebro funciona con una serie de leyes, entendamos el proceso por el cual llegamos a una frustración. Inhibir un sentimiento equivale a fomentar un deseo, postergar un deseo fomenta una frustración.

Los sentimientos necesitan de una razón o cauce para ser satisfechos y hacernos sentir equilibrados. Los sentimientos son las impresiones que causan a un nivel espiritual determinadas cosas o situaciones y a partir de las cuales, actuamos los seres humanos.

El sentimiento es la etiqueta que la persona pone a la emoción. Lo que sentimos no es bueno ni malo, lo podemos clasificar en positivo y negativo, en relación a lo que nos provoca.

Lo que trato de exponer aquí es que, a través de la autobservacion, seamos capaces de identificar cada uno de nuestros sentimientos para así ser conscientes de cómo nos sentimos, para identificar nuestras reacciones ante las acciones propias o ajenas. Para ser capaces de identificar un sentimiento negativo como indicador de que no estamos en el camino correcto, analizarlo, observar donde actúa y en que nos está bloqueando.

Dejarnos llevar por las emociones sin control de ningún tipo nos lleva a una situación de manera automatizada. De repente nos encontramos ante una situación que no ha sido dirigida por nuestra voluntad, sino por nuestros sentimientos de manera automática.

Una vez se ha generado nuestro comportamiento entonces salimos de esa especie de trance donde nos preguntamos ¿cómo hemos sido capaces de llegar a esta situación?. Esos miedos y sentimientos negativos generan un comportamiento adaptativo en situaciones donde no somos capaces de mostrar nuestra verdadera esencia.

Muchos pensareis, ¿de lo que se trata es de racionalizar los sentimientos? La respuesta es NO. Lo que trato de explicar es que seamos capaces de manejar nuestro yo con la VOLUNTAD. Ser conscientes de quien somos y conocer nuestras reacciones para así dominar nuestro comportamiento de una manera adaptativa con una evolución positiva.
Isabel MC

En El Blog Alternativo: La inteligencia emocional de Daniel Goleman
En El Blog Alternativo: Artículos sobre emociones

 
Publicidad
 

3 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado