“Los árboles despiertan en nosotros el recuerdo y el anhelo del paraíso perdido”. Hemos entrevistado a Joan Barniol, secretario de la Fundación Ícaros

, , 5 Comments

“Si supiera que el mundo se acaba mañana,
yo, hoy todavía, plantaría un árbol”
Martin Luther King

Una de las premisas que parecen más evidentes cuando enfrentamos el necesario cambio de paradigma que se avecina es la de una evolución radical de nuestra visión de la Naturaleza. No podemos seguir pensando que somos los “reyes de la creación” y que el resto de elementos de nuestra realidad están para servirnos a nosotros y a nuestras ambiciones.

Pues bien: desde la Fundación Ícaros nos proponen una aventura fascinante para recuperar la sabiduría que siempre ha existido en los árboles y las plantas…

Como veréis en la entrevista que amablemente nos concedió el Secretario de la Fundación, Joan Barniol, todo partió de un viaje a la Amazonia y de la convivencia con ciertas personas que todavía mantienen la tradición de comunicarse a todos los niveles con la Naturaleza. Ellos se llaman a sí mismos “MAESTROS VEGETALISTAS“: aquí les llamamos “chamanes”.

Dejando de lado las etiquetas, lo que es evidente es que debemos intentar recordar las formas con las que nuestros ancestros se comunicaban con el resto del planeta. Se ha demostrado ampliamente que la fórmula de explotación que se impuso a gran escala sobre todo a partir de la Revolución Industrial no funciona y nos está abocando a unas consecuencias nefastas.

Para ello, ¿por qué no empezar por preguntar a los árboles? Son seres mucho más “vivos” de lo que nos enseñan en nuestra triste educación obligatoria, y en muchos más sentidos.

Os invito a visitar la página de la Fundación Ícaros: allí encontraréis múltiples propuestas para estar un poco más cerca de un ideal de respeto por la Vida.

Os dejo con las palabras de Joan Barniol:

¿Qué es un maestro vegetalista? ¿Es otra denominación para un chaman?
En la selva amazónica llaman de este modo a los hombres y mujeres sabios que son capaces de conectarse directamente con los elementales de las plantas y árboles de su naturaleza y recibir información de ellos.

Distinguen entre Maestro vegetalista, maestro perfumero, maestro tabaquero, etc.. Son como las distintas especialidades de nuestros médicos.

En realidad tiene el mismo significado. Chaman es un árbol concreto de la tundra siberiana al que acudían los hombres y mujeres sabios para que les conectaran con los espíritus de la naturaleza.

¿Quién es en realidad un árbol?
Siempre se ha valorado el servicio que los árboles prestan a la humanidad, al planeta -absorben el dióxido de carbono, equilibran las capas de agua, cohesión del suelo, proveen de morada a muchas especies……. Pero hay algo más.

La naturaleza de su Ser produce estabilidad y paz a un nivel mental y emocional. Tiene aura propia, sonido y perfume.

La consciencia individual que tienen estos seres, aun careciendo de la facultad de moverse, les acerca en cierto modo, a la del humano, más, ellos no pierden la conexión con Todo, permanecen arraigados en la Tierra e íntimamente unidos con el cielo en todo momento.

Tienen memoria (la de cosas que pueden contarnos) y un alto grado de percepción respecto al entorno y estado anímico de quien los rodea

¿Qué significa dietar una planta?
Es una infusión con hojas del árbol con el que estamos trabajando, el tilo, el manzano, el pino,etc., que te impregna de la cualidad especifica que necesitas en ese momento concreto de tu vida.

¿Cómo pueden ayudarnos los árboles en nuestra vida de ciudad? Más concretamente: ¿cómo puede un conocimiento en apariencia tan alejado de nuestras raíces occidentales ayudarnos en nuestra evolución espiritual?
¿Alejado de nuestra raíces occidentales?, en la antigüedad tuvo una enorme importancia el árbol como Templo y líder espiritual de la tribu. Los robles vascos, los tejos asturianos, señalan antiguos centros de poder, aún hoy quedan algunos representantes de este antiguo lazo espiritual.

El árbol sagrado quedó relegado con la construcción de templos y el advenimiento de la “religión cristiana”.

Las leyendas hablan de los druidas, de que alrededor del árbol se realizaba transmisión de conocimiento, iniciaciones, invocaciones a los seres de la naturaleza y al Creador mismo, hasta que la “iglesia” prohibió estas costumbres e incluso llegó a talar los árboles a los que llamaron ídolos paganos.

¿Cómo nos pueden ayudar hoy?, Cada árbol es un depósito de fuerzas sólidas del sol y la tierra. El árbol despierta en nosotros el recuerdo y anhelo del paraíso perdido, mientras el hombre se ha separado de la inocencia, del regazo protector de la Madre, él árbol, como si nunca hubiera salido del paraíso conserva una gran paz interior, fuerza y sabiduría y un espíritu abierto para ofrecer a quien, despacito, con humildad y respeto se acerque a él y acepte su invitación. Eso es lo que humildemente intentamos enseñar en los talleres de la fundación Icaros

En su web menciona la existencia de otros mundos inherentes a la conciencia humana: ¿a qué se refieren en concreto, y qué relación tiene con la Naturaleza?
Los druidas en Europa, los chamanes en la Siberia, los Maestros vegetalistas de la selva amazónica, todos ellos nos hablan de los espíritus de las plantas, de los genios de las plantas y árboles y saben “dialogar” con ellos.

Nuestro problema es que nosotros lo hemos olvidado porque se nos ha arrancado a sangre y fuego en los últimos 2000 años. Tanto la naturaleza como nosotros compartimos espacios de consciencia que nos conectan al mundo espiritual. La única diferencia del mundo de los árboles es que ellos no han perdido el contacto, nosotros sí.

En sus cursos dan mucha importancia a la Kinesiología: ¿por qué? ¿qué relación tiene con el mundo de los árboles?
En nuestros cursos le damos la mayor importancia a los árboles. La kinesiología es una ayuda para acercarnos a ellos. Nuestra mente necesita etiquetarlo todo. La enfermedad tal, la técnica cual, las terapias tal, etc.

La kine, en pocas palabras es: Liberación de estrés emocional, y el estrés es angustia, es tristeza, es miedo…. son emociones, sentimientos escondidos que nos bloquean y nos impiden manifestarnos plenamente.

Con la Kine, identificamos qué es lo que nos tiene en modo de supervivencia, a medio gas, y gracias a las opciones de corrección una persona puede cambiar su respuesta frente a la causa que le provoca el estrés, es decir, tiene opciones y elección.

A la lista de correcciones que tiene la Kinesiología, nosotros le añadimos las energías vivas, reales y presentes de los árboles que nos rodean en el lugar privilegiado, rodeados de naturaleza virgen, donde realizamos los talleres. Ahí es donde empieza la magia, porque nuestra experiencia es que la personas que viven estos talleres se entregan totalmente a la Magia de los árboles y estos les llevan a la reconciliación, a llorar, a reír. Son los mejores aliados, te llevan al aquí y ahora …, sin palabras …, sintiendo….

Por último, cuéntanos un poco qué es la Fundación Icaros y cuáles son sus orígenes y objetivos
Un día en plena selva le expresábamos nuestra admiración sobre las maravillas de la selva al Maestro vegetalista, este de pronto nos preguntó “¿En su país no tienen árboles?”
-“Claro que hay árboles en nuestro país”
-“Entonces, ¿por qué vienen a la Amazonía a tomar plantas?”
-“Porque en occidente hemos perdido el conocimiento y las tradiciones que se derivan de nuestros árboles y plantas.”
-“ Lléveme con Usted a su país y yo le ayudo a recuperar la sabiduría de sus montes y de sus árboles.”

En ese momento surgió la semilla que después tomó forma con la Fundación Icaros e iniciamos el largo viaje para recuperar la sabiduría y el conocimiento de las plantas y árboles de nuestra naturaleza.

Hemos invitado y seguiremos invitando a Maestros vegetalistas, druidas y chamanes de todo el mundo que saben como conectar con la vida que hay detrás de nuestras plantas y árboles, los elementales de la naturaleza, tal y como los denominaba Paracelso. Esa sabiduría es la que transmitimos en nuestros talleres y seminarios.

Nuestro principal objetivo es : “Ayudar a nuestra cultura occidental a regresar al modo de vida pacifico, en contacto con la naturaleza, amándola, respetándola y sintiendo que somos uno con ella”.

Os invitamos a Descubrir la Magia de la energía de nuestros árboles, nuestras plantas Maestras. Nuestro anhelo es que cada uno de nosotros sea capaz de conectar, sentir los seres de la Naturaleza, por nosotros mismos, y recibir directamente de ellos la información que necesitemos y merezcamos.

Página oficial: Fundación Ícaros
En El Blog Alternativo:  Artículos sobre árboles y bosques
En El Blog Alternativo: Entrevistas hechas por el blog

 
Publicidad
 

5 Comentarios

  1. 1 - daniel

    2 febrero 2010 19:03

    Toda la vida en este planeta se la debemos a la fotosintesis, las primeras algas en el mar generaron el oxigeno que respiramos. Los árboles siendo seres tan sencillos usan una tecnología que nos haria estar mucho más evolucionados y esa es el uso de la luz solar. Recibimos miles de watios de energia cada minuto del día sobre la corteza terrestre que se podrian aprovechar. Omraaam mikhale mencionaba mucho el tema de la luz (algo que me encantaba cuando lo leia de jovencito), pero lamentablemente aun no estamos en esa era, y esto va muy muy lento (el ego se ha cargado civilizaciones y no estamos exentos de ke vuelva a haber otra extincion)
    Buenas iniciativas las que valoran este aspecto de la tierra, las aprecio.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado