YOGA para superar el trauma de la violencia y los genocidios: la gran labor de Project Air

, , 7 Comments

“El yoga ha tenido un impacto tan grande en mi vida que cuando supe de Project Air y del trabajo que está haciendo con mujeres y niños de Ruanda, cuyas vidas se han roto por el Sida y el genocidio, tenía que apoyarlo. El uso del yoga para ayudar a tratar el trauma y a reconstruir las vidas y los cuerpos dañados es una idea maravillosa a la que por fin le ha llegado su hora”
Madonna

“Es un ejemplo extraordinario de la aplicación del deporte como herramienta para el desarrollo y la construcción de paz. Con la introducción del yoga como medio para aliviar y prevenir el trauma, Project Air ha dado un gran e innovador paso. Este enfoque único sobre el uso del Ashtanga Yoga para la mejora física y psicológica merece un gran respeto”
Wilfried Lemke, Consejero Especial de la ONU
para el Deporte para el Desarrollo y la Paz

Ruanda 1994, sólo estas palabras provocan un escalofrío en la mente de cualquiera que recuerde que en aquellas fechas, y ante el silencio cómplice de Occidente, el 11% de la población del país fue eliminada salvajemente. Y los sobrevivientes de este tipo de genocidios no lo tienen nada fácil, especialmente las mujeres y niñas contra quienes los conflictos se ceban especialmente mediante la violencia sexual.

La ong médica WE-ACT operaba en esa zona con pacientes con VIH pero se dieron cuenta que no bastaba con mejorar los servicios de salud básica, sino que necesitaban otras medidas para sanar el estado psíquico y emocional de las víctimas y probaron con el yoga ante el escepticismo general.

Aunque en los países ricos el yoga se percibe como un método de relajación, una forma de mantenerse en forma y una vía de introspección, en los países pobres y con traumas significa mucho más. En esa experiencia no sólo mejoraron los marcadores de salud, sino que las mejorías emocionales fueron muy destacables.

“Gracias a la rutina del yoga la salud de estas mujeres mejoró no sólo físicamente, sintiéndose más jóvenes, flexibles y fuertes, sino psicológicamente. El yoga las ayudó a sobrellevar la depresión y los recuerdos más terribles, ya no se sentían tan cansadas, recuperaron el apetito e incluso muchas, consiguieron dormir toda una noche por primera vez en 15 años con tan solo dos sesiones”

Así surgió Project Air que en el 2009 se ha constituido como ong independiente con la misión de “llevar el yoga a zonas de conflicto y postconflicto para mejorar la salud de las mentes y los cuerpos de las personas más vulnerables”.

Se puede leer la historia y detalles de esta esperanzadora iniciativa aquí para constatar que tenemos al alcance de la mano sabidurías milenarias, amorosas y poderosas para sanar las distintas dimensiones del ser humano y que no necesitan de grandes inversiones, ni investigaciones en laboratorio.

Ganas de ayudar a los demás, confianza, conocimientos de yoga y amor han sido los ingredientes para este milagro cuyos resultados son los siguientes:

“Cuando hago yoga me siento muy feliz. Los malos pensamientos se esfuman y mi apetito es bueno. Me siento equilibrada y tranquila, y vuelvo a sentir la alegría de estar junto a otras personas”
Seraphine, mujer ruandesa

“Fue como las típicas fotografías del antes-y-después. Al principio, en las primeras clases, las mujeres decían ‘no, esto no es para nosotras, somos demasiados viejas, estamos demasiado enfermas’, pero luego fueron cediendo, empezaron a probar el yoga tímidamente y entonces fue como si algo dentro de ellas se removiera, algo empezó a cambiar. (…) Era algo que estaba pasando por debajo de su nivel de pensamiento, de su nivel de memoria, incluso por debajo del nivel de sensación consciente, y cuando estalló fue como si esas mujeres pudieran de nuevo volver a ser capaces de sentir, de amar la vida que había en ellas”.
Deirdre Summerbell, encargada de Project Air

La ONU ya ha reconocido oficialmente la utilidad de esta iniciativa sin precedentes:

“Es un ejemplo asombroso del impacto positivo que puede tener el deporte sobre las personas que sufren traumas posteriores a la exposición, en situaciones de conflicto, a los crímenes y abusos más inconcebibles”
Wilfried Lemke, Consejero Especial de las Naciones Unidas para el Deporte para el Desarrollo y la Paz

Celebrities como Madonna les están apoyando y para el futuro, Project Air quiere llegar a otras zonas en conflicto como el Este del Congo, Gaza, Afganistán o Colombia para lo que recauda fondos en su web, y también se plantea ofrecer agua potable y alimentos enriquecidos con vitaminas después de sus clases de yoga y está organizando un programa para desinfección de agua.

Ojalá la magia del yoga se extendiese por todo el mundo porque si es capaz de devolver las ganas de vivir a víctimas de grandes tragedias, ¿hasta dónde llegaríamos las personas sin traumas graves si nos inundásemos de esa paz interior y esas alas?

Sitio oficial: Project Air
Descubierto en Todo es lo mismo de Suite 101
En El Blog Alternativo: Artículos sobre yoga

 
Publicidad
 

7 Comentarios

  1. 2 - Can-Men

    3 agosto 2011 11:49

    la meditación reduce el stress en cuidadores de personas enfermas o ancianas

    http://yogaymedicinaoriental.blogspot.com/2011/08/cuidadores-de-personas-abrumados.html

    personas que cuidan a domicilio de los familiares enfermos o ancianos se encuentran bajo una enorme tensión física y mental, pero el yoga y la meditación diaria puede constituir una estrategia simple y efectiva para mantener la salud, según un estudio presentado esta semana en la reunión anual de la Asociación Americana de Psiquiatría

    Responder
  2. 3 - Eliana

    28 enero 2014 02:06

    Om Namah Sivaya!
    El yoga es una bendición. Soy profesora de yoga y dedico mi vida a ayudar a difundir esta sabiduría milenaria.
    Millones de gracias a Project Air por este proyecto tan necesario para la humanidad.
    Namasté!

    Shakti.

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado