Crema de zanahoria con chantilly de cebollino

, , 3 Comments

La crema de zanahorias con chantilly de cebollino es la unión de una receta básica como la crema de zanahoria con el contraste de temperatura y sabor del chantilly y el toque crujiente y verde del cebollino.

La zanahoria es un regalo de la Tierra que siempre deberíamos tener en una cocina sana para comerla de múltiples formas: a mordiscos como Bugs Bonny, en zumos, ensaladas como esta, guisos, purés y hasta en postres.

En las cremas, las zanahorias tienen muchos pretendientes para acompañarlas. Ya vimos esta crema con calabaza y aroma de naranja y podrían combinar con cualquier otra verdura, legumbre o cereal, pero en esta receta de crema de zanahorias con chantilly de cebollino dejamos que domine esta hortaliza para mantener su color intenso y su sabor dulzón.

Esta es la elaboración:

INGREDIENTES

  • 800 gr de zanahorias
  • 2 cebollas
  • 1 patata
  • agua o caldo vegetal
  • sal y pimienta
  • Chantilly: 1 bote de nata para montar (NO de cocinar) y un poco de cebollino

ELABORACIÓN

Lavamos las zanahorias quitándoles el rabo, no hace falta pelarlas. Sí pelamos las cebollas y patata.

Cortamos la cebolla en juliana siguiendo la línea de sus meridianos y la rehogamos en una cazuela con el fondo con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal marina durante ½ hora sin tapa.

En este tiempo, la cebolla suda mucho y suelta todos sus azúcares, y con ello las cremas tienen el dulzor natural de la cebolla y no necesitarán ni natas, ni quesos con lo que serán más naturales y veganas.

Seguidamente añadimos las zanahorias y la patata en rodajas y cubrimos con agua o caldo vegetal. Dejamos hervir unos 40′, hasta cuando veamos todo blandito.

Antes de batirlo, comprobamos la cantidad de líquido para retirar algo o no. Nosotros preferimos una textura espesita porque sacia más y porque así la guarnición no se hunde.

Especiamos con pimienta y, si no fuésemos a hacer el chantilly, podemos usar tomillo durante la cocción o nuez moscada después.

Para HACER EL CHANTILLY simplemente montamos la nata con unas varillas, mano firme y paciencia, o con varillas eléctricas o Thermomix.

No se añade ni azúcar, ni sal porque la nata ya tiene suficiente sabor. Picamos finamente el cebollino y mezclamos con la nata.

Si hemos comprado una bandejita de cebollino, nos sobrará mucho, pero podemos congelarlo para otras recetas.

Decoramos la crema de zanahoria caliente con una cucharada de chantilly y cebollino (con dos cucharas podemos hacer una forma ovalada tipo “croqueta”) y ya podemos disfrutar de un delicioso plato en el que las verduras se fundirán suavemente con la nata, resultando más cremoso y crujiente a la vez.

Una receta para homenajear a la humilde y valiosa zanahoria…

En El Blog Alternativo: Recetas de cremas
En El Blog Alternativo: Recetas con zanahoria

 
Publicidad
 

3 Comentarios

  1. 1 - axeridantza

    15 febrero 2010 09:04

    MMMMM, se ve deliciosa la crema!!! me la copio que me encanta la zanahoria, y el chantilli le tiene que dar un toque genial. felicidades por el blog. besos!!!!!
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado