Línea corporal de granadas ecológicas de la marca Weleda y el significado de los 40

, , Leave a comment

“La granada (Punica granatum) es el fruto del granado, un árbol caducifolio originario de la región que va desde Irán hasta el Himalaya y que fue cultivado en el Mediterráneo desde la Antigüedad. La granada ha sido considera un SÍMBOLO DE AMOR Y FERTILIDAD en muchas culturas: según la mitología griega, fue Afrodita, diosa del amor, quien plantó el primer granado. En China, existe la tradición de ofrecer una granada a los recién casados y para el Islam el granado es uno de los árboles del paraíso”

La granada es una fruta deliciosa que aporta color y delicadeza al otoño con sus semillas, de la que disfrutamos sola o en recetas originales y que tiene una historia antiquísima y llena de simbolismo relacionado con el amor.

Y además de todas estas características, el aceite de granada posee grandes propiedades antioxidantes y regeneradoras y por ello la marca de cosmética ecológica Weleda ha convertido esta fruta en la estrella de su último lanzamiento: una línea de cuidado corporal para pieles a partir de los 40, para prevenir el envejecimiento y proteger frente a daños medioambientales, y que se compone de crema de manos regeneradora, crema de ducha y aceite regenerador.

Las granadas crecen principalmente en el Mediterráneo y Oriente Próximo y las que utiliza la marca Weleda proceden de Turquía donde han establecido un acuerdo con 50 familias que las cultivan de forma biológica, sin usar pesticidas ni fertilizantes químicos, con lo que el aceite resultante es más puro y de mayor calidad. En la revista Weleda lo explican en detalle (página 6).

Cada granada contiene entre 400 y 800 semillas de las que se extrae, una vez secas, el aceite por primera presión en frío.

Se necesita aproximadamente media tonelada de granadas para obtener un litro de aceite de sus semillas, y por ello el resultado es realmente valioso y un regalo de la Naturaleza. Su composición es rica en ácidos grasos esenciales, vitaminas y antioxidantes que neutralizan los radicales libres causantes del envejecimiento prematuro de la piel y contiene ácido púnico, que en esa concentración no se encuentra en ninguna otra fruta, que reconstruye y regenera la piel de forma natural.

La marca Weleda sigue la línea de pensamiento de la antroposofía y conceden una gran importancia al significado de los septenios en la vida (ciclos de 7 años).

El séptimo septenio en la biografía de una persona, entre los 42 y los 49 años, es uno de los más exigentes porque puede implicar un “NUEVO NACIMIENTO“: un momento de hacer balance, comprender nuestras experiencias pasadas, descubrir el hilo conductor y encarar el rumbo futuro como deseemos. Una gran oportunidad de llevar una vida más consciente y activa.

Esta etapa marca la mitad de la vida y se caracteriza por la madurez y la reflexión.

El tiempo se ve de forma distinta, más crítica, hay un futuro pero modelado por el pasado. Se revisan metas y límites reflexionando sobre lo que somos y lo que no. Se desarrolla la dimensión espiritual que nos ayuda a conocernos mejor como personas y emprender un camino dinámico e inspirador para entender el futuro a través de la observación del pasado.

Y han querido acompañar esta expansión interna con las virtudes de la granada para las nuevas necesidades externas de la piel.

La línea corporal de granada ecológica tiene una fragancia suave y sensual a sándalo, naranja encarnada y davana (aceite de una planta del sur de la India con aroma frutal), y en su fórmula 100% natural, además del aceite de semillas de granada, cada producto está enriquecido con otros ingredientes:

  • El aceite regenerador de granada se combina con otros cinco aceites como el de nuez de macadamia y jojoba bio para nutrir la piel de forma intensiva. Tiene un bonito color miel
  • La crema de manos regeneradora contiene también aceite de sésamo bio y manteca de karité que protegen de la pérdida de hidratación
  • El gel de ducha se acompaña de aceites vegetales de nueces de macadamia y sésamo que miman la piel y la protegen del desecamiento.

Desde luego, se puede estar bella a los 40, feliz a los 60 y disfrutar con plenitud de cada etapa de la vida si estamos abiertos a los mensajes que nos aportan y nos cuidamos por dentro y por fuera.

He visto los productos en la tienda ecológica de mi ciudad, me han gustado mucho estéticamente y he cogido una muestra para probarlos.

Revista Weleda online

En El Blog Alternativo: Artículos sobre cosmética

 
Publicidad
 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado