¿Utopías? ¡NO! Derechos Fundamentales INELUDIBLES

, , 18 Comments

“(…) Pues así le convenía al poder establecido (y así le sigue conviniendo), para que todo el mundo se resignara, bajara los brazos y asumiera su condición de esclavo con toda “naturalidad”, sin que nadie pudiera nunca osar levantarse y reclamar lo que le pertenece legítimamente.

Pero ahora que, tras el crecimiento sostenido en consciencia en las últimas décadas, tantos y tantos HEMOS IDO DESPERTANDO de esa deliberada e inducida hipnosis colectiva (y muchos más que se van sumando cada día), esas erróneas e interesadas nociones impuestas por el sistema están saltando en pedazos. Todo un mundo falso y decadente, basado en pilares podridos de corrupción y locura egoísta-psicópata, está desintegrándose en este tiempo. Y tiene los días contados”
Freeman

(Artículo de Freeman en El Lector Alternativo Opina)

Durante siglos (y de hecho, milenios) el poder global corrupto convenció al colectivo humano de que el cumplimiento efectivo de sus derechos fundamentales y de sus legítimos anhelos de realización -universales y viables- eran meras utopías, sueños inalcanzables, quimeras imposibles de conseguir en la “vida real” que ellos -los magnates tiranos- diseñaron y forzaron a sangre y fuego sobre el género humano.

A causa de ello, panoramas tan naturales, factibles y genuinos como:

  • la fraternidad humana, la honestidad y buena voluntad
  • el reconocimiento completo de la misma dignidad en todos los seres humanos, iguales también en derechos y deberes
  • la transparencia, la armonía, la paz auténtica y duradera
  • la corresponsabilidad e interdependencia
  • el compartir, cooperar y solidarizarse de forma incondicional, como en una verdadera familia
  • la abundancia en base a la equitativa y sabia distribución de los recursos
  • el respeto y protección de la naturaleza y todos los seres vivos
  • la adopción de las tecnologías y soluciones más inocuas, limpias, útiles y económicas, en todos los ámbitos
  • el cultivo y formación del individuo en sólidos y universales valores humanos
  • la salud integral consecuente a la limpieza y pureza en cuerpo, mente y emociones, en el estado natural de unidad y flujo con toda la Vida
  • la conexión con la Madre Tierra y la sabia integración en sus procesos y ciclos naturales
  • la conexión espiritual personal -no institucionalizada o reglada- con la Fuente o Absoluto
  • la creatividad y desarrollo del potencial interno de cada individuo
  • la plena libertad personal con el único límite situado en la esfera de la libertad del otro
  • la comunidad local y global fundamentada en el mayor bien, realización y libre expansión armónica de sus miembros

… fueron todos barridos por el despótico y despiadado monopolio y acumulación de poder y recursos por parte de una minoría de individuos desequilibrados y agresivos, pertenecientes a unos pocos clanes, linajes y familias privilegiadas, agrupadas en torno a sociedades secretas de enorme influencia.

De esta manera, dichas sociedades se constituían en el lúgubre y corrupto basamento -siempre oculto para el alienado colectivo social- de todo el sistema de esclavitud humana, estando cimentadas en los más negativos conceptos, cultos, prácticas, ritos, objetivos y dinámicas, a las cuales sus miembros se entregaban voluptuosamente, accediendo con ello a conocimientos elitistas, iniciáticos, de los cuales se servían para someter con perverso refinamiento al rebaño de esclavos humanos.

Desde estas oscuras hermandades partían y se extendían los viscosos tentáculos que llegaban a todos los estamentos, áreas, instituciones y poderes fácticos de la sociedad, dirigiéndolos y controlándolos a su antojo (como hoy continua sucediendo).

Así, estos grupos recalcitrantes, arbitrariamente se perpetuaban generación tras generación en su exclusivista y destructiva detentación del poder y dominio sobre las personas, las tierras y los recursos de un mundo sumido en las tinieblas del temor, la ignorancia, la irracionalidad y el oscurantismo.

Con tales premisas, la violencia, la competencia feroz, el crimen, la explotación, el expolio, el abuso, la barbarie, la miseria y el control tiránico de mentes, cuerpos y sociedades enteras, se instauraron como monedas de curso corriente, relegando a aquellos otros benéficos panoramas (tan genuinos, razonables, naturales, congruentes, lógicos y perfectamente practicables) a la categoría de sueños imposibles, de fantasías de cuentos de hadas, en mundos irreales, soñados sólo por niños y personas ingenuas, estúpidas, inadaptadas o locas…

Pues así le convenía al poder establecido (y así le sigue conviniendo), para que todo el mundo se resignara, bajara los brazos y asumiera su condición de esclavo con toda “naturalidad”, sin que nadie pudiera nunca osar levantarse y reclamar lo que le pertenece legítimamente.

Pero ahora que, tras el crecimiento sostenido en consciencia en las últimas décadas, tantos y tantos hemos ido despertando de esa deliberada e inducida hipnosis colectiva (y muchos más que se van sumando cada día), esas erróneas e interesadas nociones impuestas por el sistema están saltando en pedazos. Todo un mundo falso y decadente, basado en pilares podridos de corrupción y locura egoísta-psicópata, está desintegrándose en este tiempo. Y tiene los días contados.

Un nuevo sol está asomándose, y su luz  -plena de Amor Consciente- iluminará y revelará irreversiblemente todo lo que estaba oculto bajo el oscuro velo de la noche de la conciencia.. Sus rayos se llevarán para siempre todo el encubrimiento, la negación, el engaño, el secretismo y la tergiversación.

Ya no más utopías, ni quimeras o sueños inalcanzables. RECLAMAMOS LO QUE ES NATURAL, LO QUE ES AUTÉNTICO Y GENUINO, LO QUE LEGÍTIMAMENTE ES NUESTRO Y NOS PERTENECE COMO SERES HUMANOS.

Freeman, de Liberación AHORA

FOTO: Flickr
En El Blog Alternativo: Otros artículos de Freeman
En El Blog Alternativo: Otros artículos sobre cambiar el mundo

 
Publicidad
 

18 Comentarios

  1. 1 - Juanjo

    17 febrero 2010 18:00

    Por casualidad, he leído primero el post: El submundo “Si eliminas la droga, se desploma la economía mundial”, y después este.
    Un artículo dice: no podemos, ellos mandan.
    Y otro dice: entre todos podremos.
    Yo lucho por lo segundo, pero mientras obro en consecuencia, miro a mi alrededor, y por cada cosa que construyo veo dos o más que se hunden.
    - Yo reciclo, y veo como mis vecinos juntan la basura (incluso a veces el mismo camión recoge basura normal y reciclada).
    - Reutilizo bolsas, y veo como soy el único del supermercado que lo hace.
    - Voy andando a comprar el pan, y veo a mi vecino mal aparcado y en la cola.
    - Dono dinero al tercer mundo, y una guerra destruye la escuela que ayudé a financiar.
    - En Murcia, los alcaldes acusados de corrupción, obtienen más votos que la anterior legislatura.
    Cada día los pobres más pobres, y los hambrientos más hambrientos, y los bancos más ricos.
    ¿Dónde vamos?
    Responder
  2. 2 - Freeman

    17 febrero 2010 18:55

    Hola Juanjo, comprendo y experimento a menudo ese sentir, ese ¿a dónde vamos?
    Sinceramente, no sé a dónde vamos ahora mismo; pero sé que finalmente vamos de seguro hacia otra realidad, hacia otro paradigma de sociedad y de ser humano. De lo contrario, la aniquilación total sería segura, y -por lo que parece- no es ese el plan del Todo para este planeta (según mayas, indios, profetas, maestros, ETs, y también científicos, investigadores y gente muy despierta en nuestro tiempo).

    No sé cómo de difícil o dura o dilatada tenga que ser la transición hacia ese nuevo paradigma. Lo que tengo claro es que estamos abocados a ello ahora mismo, porque esto no da más de sí. Ya sea tanto por la crisis artificial y las amenazas creadas y lanzadas por la élite global, como por los grandes cambios a nivel cósmico que se están registrando, y que implican a la actividad solar y al mismo equilibrio y dinámica de la Tierra, a todos los niveles.

    Vemos que el mundo o la civilización, tal como les conocemos, están desintegrándose al mismo ritmo con el que el campo magnético terrestre se acerca al punto cero.
    Es como el caos que precede a un nuevo orden. O como un parto.

    También sé que el ejemplo que podemos dar con nuestras conductas armónicas a quienes nos rodean, es extremedamente precioso y decisivo en estos momentos, para aliviar en lo posible los dolores de este parto y facilitar el mismo.

    Y, por supuesto, por mucho que una mayoría alrededor persevere en conductas, acciones y procesos mentales y emocionales negativos y caóticos, yo elijo siempre que puedo mantenerme en lo mejor de mí, centrado en lo siento que es más benéfico y saludable (aunque me vea arrastrado muchas veces hacia corrientes turbulentas). Elijo ser auténtico y hermanarme y sumar fuerzas con mis afines.
    Y aún cuando todo fuera a saltar en pedazos, mi intención es seguir fiel a mi mismo y a los principios y valores humanos que siempre me han inspirado y confortado.

    Un hecho evidente es que hay cada vez más y más gente consciente de todas estas cosas. Si esto continúa (como intuyo que lo hará) llegará un momento en que alcanzaremos una masa crítica de seres conscientes que “den la vuelta a la tortilla”.

    Espero que nos reunamos todos un día no muy lejano para comernos -en paz y alegría- esa tortilla que tanto nos ha costado cocinar. :)

    Un abrazo,
    Freeman

    Responder
  3. 3 - Juanjo

    17 febrero 2010 22:58

    Como me dijo un amigo hace poco: “No hago las cosas para salvar el planeta, sino para sentirme bien haciéndolas”.
    Y realmente me impactó, porque yo me sentía con la obligación de salvar un trocito de planeta, pero yo no soy Will Smith (que ha salvado en al menos 5 películas a la humanidad).
    Así que aplicaré el consejo:
    Actúa de corazón, hazlo por sentirte bien contigo mismo y poder mirarte todos los días en el espejo.
    Así que igual que en mí crecen algunas de las semillas esparcidas por otra gente (tu post es una de ellas), yo también las plantaré (actuando, expresándome o simplemente saludando al vecino que pasa).
    Gracias.
    Responder
  4. 4 - Freeman

    18 febrero 2010 00:53

    Es magnífico el consejo de tu amigo, y lo mejor de todo es que cuando lo aplicamos (y cuantos más lo aplicamos) más contribuimos eficazmente al mayor bien del planeta.

    Gracias Juanjo por tus amables palabras, decirte que tus mensajes publicados el “el lector alternativo” también sembraron buenas semillas en mí, y que tengo el mensaje titulado “Poner la otra mejilla. 1o ideas para vencer al Sistema desde el Amor” en el panel “Inciativas armónicas”, en mi blog.

    Un cordial saludo,
    Freeman

    PD: estuvo muy bueno lo de Will Smith, jejejeje

    Responder
  5. 5 - rafael fosch

    18 febrero 2010 08:51

    Magnífico vuestros comentarios-inquietu
    des… pensar que hay otra actitud tam-
    bién a tener en cuenta y es la del Kar-
    ma-yoga: Uno actúa sin esperar nada a
    cambio como actitud frente a la vida,con
    plena consciencia, con alegría en el co-
    razón…
    Responder
  6. 6 - Freeman

    19 febrero 2010 02:01

    Gracias Rafael, sí, Karma-yoga, obrar sin esperar los frutos de la acción, actuando según la naturaleza que nos es propia, para culminar en el wu-wei, la no-acción de la tradición taoísta, plena y espontánea, el Todo en acción, en nuestro estado natural no-dual. Siempre Oriente me inspiró -y lo sigue haciendo- desde que comenzara mi sendero espiritual.
    Un abrazo,
    Freeman
    Responder
  7. 7 - Juanjo

    19 febrero 2010 09:46

    Acabo de terminar el Tao te ching, y lo que más me desconcierta es el tema de la NO acción.
    ¡Con lo sucio que está todo y lo pequeña que es mi escoba!
    Quizá todavía no esté preparado para entender algunos conceptos del libro.
    O a lo mejor debo empezar a desarrollar los conceptos que entiendo, para comprender los que no entiendo.
    Fíjate que llevo cantando toda la vida el Imagine de John Lennon, y hace poco que entendí totalmente su significado.
    Responder
  8. 8 - Freeman

    19 febrero 2010 22:48

    Jejejeje, el Tao Te Ching, con su magistral empleo de la paradoja, nos conduce precisamente a dejar de querer entenderlo todo y entregarnos al flujo con el Todo/Tao. Es en ese estado unificado o natural, donde nuestra pequeña mente es tomada por la Gran Mente, y por eso no es el pequeño yo quien actúa sino el Tao (que realmente ni actua ni no actúa). De ahí la no-acción, que no deja residuos (dudas, tensiones, culpa) en la conciencia. El día que logre materializar esto en mi vida te aviso, jajajajajaja.
    De momento sólo puedo decir que lo único que sé es que no se nada (y Sócrates realmente sabía este no-saber, yo apenas lo estoy oteando en la lejanía).

    John Lennon era tremendo, todo un ser humano, con sus contradicciones, pero tremendo artista y activista social(fue tan molesto para el sistema que lo mataron, al parecer los servicios secretos americanos a través de Mark David Chapman).

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado