6 pasos sencillos para entender el comercio justo y 1 más para aplicarlo

, , 15 Comments

Imagen de previsualización de YouTube

“¿Estás listo para pasar de ser consumidor sin más a consumidor responsable?. Recuerda que no debes comprar a lo loco, piensa si de verdad necesitas todo lo que compras y en cómo ha sido elaborado. Ahora ya sabes que tu decisión a la hora de comprar es importante porque consumir productos de comercio justo es una forma de contribuir a cambiar el mundo”
Coordinadora Estatal de Comercio Justo

6 sencillos pasos para entender el comercio justo es el título de un breve vídeo que nos explica de forma muy clara en qué consiste el comercio justo y cómo podemos ser consumidores más responsables.

Los pasos son estos:

1. TU, EL CONSUMIDOR

Nos recuerdan que antes de comprar podemos preguntarnos de dónde vienen los productos y cómo se fabrican.

2. TODO TIENE UN PRECIO

Al igual que nos mostraba el documental “La historia de las cosas”, detrás de muchos de los productos que compramos a precio ridículo hay una historia de injusticia porque para que sea barato alguien no ha ganado lo suficiente para vivir.

Nos citan como ejemplo que por coser balones en Pakistán los trabajadores ganan 0.40 euros/día y que en 6 años este sueldo no ha aumentado aunque el precio del balón lo ha hecho un 40%.

A costa de esta desigualdad, otras personas en la cadena comercial se han enriquecido.

3. UN MAL PROCESO DE PRODUCCIÓN

En el reparto de una simple tableta de chocolate de comercio convencional podemos ver que el 70% queda en manos de la industria chocolatera, el 0,25% en intermediarios y sólo el 5% en manos de quien lo produce.

Y recordamos que esto no sólo sucede en países pobres, sino que el camino del tomate aquí mismo también es cuestionable.

Además de la injusta distribución, alrededor del 23% de los insecticidas en el mundo se emplean en el cultivo del algodón con efectos negativos en el medio ambiente y en las personas que los manipulan.

4. COMERCIO JUSTO: CUÁNDO, DÓNDE Y PARA QUÉ

En 1969 se abrió la primera tienda de comercio justo en la ciudad holandesa de Breukelen, vendiendo sólo azúcar de caña y productos de artesanía. Dos años más tarde ya había 120 tiendas en ese país.

El vídeo nos define así lo que el comercio justo:

El comercio justo no es una ayuda sino una actividad alternativa al comercio tradicional que permite a los productores un acceso directo a los mercados en condiciones más igualitarias, mejora su nivel de vida y colabora en la erradicación de la pobreza.

Para ejemplificar esta teoría nos muestran dos granos de café de Nicaragua y cómo el de comercio justo permite condiciones de vida más dignas a la familia que lo cultiva (los niños pueden ir a la escuela) y a la comunidad, además del mayor respeto por el medio ambiente.

El otro, sencillamente reproduce nuestro insostenible e injusto modelo económico sin importarle las consecuencias.

5. COMPRANDO LO JUSTO

En las tiendas y cooperativas de comercio justo o en los establecimiento que tienen estos productos podemos comprobar si llevan los sellos correspondientes o el nombre de las importadoras. Con eso nos podemos fiar de su autenticidad.

6. Y AHORA, TÚ DECIDES

No creamos que nuestra capacidad de decisión no influye en el mundo porque son muchos los expertos que nos advierten del gran poder del consumidor consciente.

Cuestionar si necesitamos un producto o no, y preguntarnos cómo ha sido elaborado es la clave para que algún día no exista el comercio justo porque nuestro Sistema entero lo sea.

Y nosotros podríamos añadir un 7ª paso:

7. ¿CÓMO CONSUMIR PRODUCTOS DE COMERCIO JUSTO EN PLENA CRISIS?

Todo camino comienza por un solo paso.

Ya hemos hablado de simplificar nuestra vida y dentro de esa filosofía de consumir menos y mejor, nos podemos plantear apostar por el comercio justo en ciertos productos típicos: café, chocolate, azúcar, artesanía para regalos, …

Son productos no perecederos, que apenas afectan a nuestro bolsillo o que podemos hacerles un hueco renunciando a algún otro comestible superfluo (de esos suelen estar los carritos llenos), pero que marcan la diferencia para quien los cultiva.

Sin duda alguna, el nuevo paradigama será de HOMO RESPONSABILUS o no será

Sitio oficial: Coordinadora Estatal de Comercio Justo
Vía vídeo: Portal de economía solidaria
En El Blog Alternativo: Artículos sobre comercio justo
En El Blog Alternativo: Vídeo “El ultimatúm evolutivo”: homo consumus y homo responsabilus

 
Publicidad
 

15 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado