Receta de grisines de espelta con sésamo y queso

, , 7 Comments

Los “grisines” son una especialidad de pan típica italiana que hoy en día podemos encontrar con facilidad en cualquier supermercado y que existe en muchas versiones: salados, dulces, con sabores, …

Esta receta de grisines de espelta con sésamo y queso es integral, rica y sana porque la base es harina de espelta, una antigua variedad de trigo muy importante en la historia que cayó en desuso hace un siglo, pero que es muy nutritivo (rico en proteínas, fibra y vitaminas del grupo B), y es mejor tolerado que cualquier otro grano.

No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque es más pobre en gluten que los trigos panificables, sigue siendo un alimento prohibido para los celiacos quienes podrían hacer estos grisines con harinas especiales o de maíz.

La receta de grisines de espelta con sésamo y queso es fácil,  muy divertida para compartir con la familia y cunde mucho porque obtenemos unos 40 palitos:

INGREDIENTES

  • 400 gr de harina de espelta
  • 100 gr de queso. Hemos usado una mezcla de parmesano molido y queso rallado suave
  • 70 gr de mantequilla derretida
  • 140 de leche vegetal
  • Un poco de sal
  • Huevo para pintar
  • Sésamo y queso rallado para decorar
  • Opcional: orégano

ELABORACIÓN
Mezclar, amasar, extender y formar churritos.

Juntamos en un bol todos los ingredientes y los amasamos hasta tener una masa compacta que dividimos en 2 porque es grande.

Extendemos cada masa con un rodillo con el truco de 2 papeles de horno porque así nos evitamos enharinar y manchar la mesa, y no se nos pega al rodillo.

Con un cuchillo cortamos la masa por la mitad y de cada lado laminamos y cogemos las tiras de una en una y vamos haciendo rulitos. Aunque el primer tamaño sea corto, hay que tener en cuenta que se hace más largo al enrollar.

Vamos poniendo los grisines en una fuente de horno sobre papel de horno o similar cuidando que no queden muy juntos.

Batimos el huevo y pintamos los grisines por arriba con un pincel. Espolvoreamos semillas de sésamo y queso rallado que se pegarán al huevo

La espelta chupa mucho el huevo y es mejor ir pintando de pocos en pocos.

Horneamos unos 30’ a 180º y comprobamos que estén crujientes por fuera y bien hechos por dentro.

Repetimos la operación con la segunda masa y así conseguimos unos 40 grisines de aprox. 30 cm y que durarán poco en casa porque gustan a todos, desde niños a mayorcitos.

VARIEDADES: podríamos añadir ajo, cebolla frita, hierbas aromáticas, aceite de oliva o ingredientes dulces como azúcar y fideos de chocolate.

Y podemos comer estos grisines como tentempié a media mañana, de merienda o en el aperitivo untando patés vegetales. Los grisines de espelta son un rico bocado de un cereal ancestral.

En El Blog Alternativo: Recetas y artículos sobre panes
En El Blog Alternativo: Recetas de aperitivos

 
Publicidad
 

7 Comentarios

  1. 2 - cristian

    18 noviembre 2010 07:44

    buenisimo.. busque en la web porque stoy trabajando de panadero y necesitaba una buena receta de grisines.. gracias me sirve.. jeje..
    saludos..
    Responder
  2. 3 - Jin-jan

    2 septiembre 2012 10:07

    Hola Canmen,
    me acordaba de esta receta desde hace tiempo y ayer me lance a probarla. Puse en unos ajo picado seco y en otros virutas de chocolate y estaban riquísimos, sin duda repetiré.
    Gracias
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado