La hora de los sensatos de Leopoldo Abadía

, , 4 Comments

La hora de los sensatos - Leopoldo Abadia

Imagen de previsualización de YouTube

Si Leopoldo Abadía ya nos explicó la crisis con su famosa teoría Ninja, ahora nos enseña como superarla con su teoría del Safety Car explicada en su libro “La hora de los sensatos”.

El autor propone soluciones para salir de la crisis basadas en el optimismo y el sentido común. Desde que se convirtió en un ser mediático, a partir de su teoría Ninja, no ha parado de viajar y conversar con infinidad de personas. Vivencias que le han servido para impregnar en este, su segundo libro, experiencias cotidianas en las que muchos nos vemos reflejados.

Pero… ¿en que consiste la teoría del Safety Car?

Imagen de previsualización de YouTube

En la Fórmula 1 cuando las cosas van mal (ha habido un accidente, la pista se ha ensuciado y es peligrosa para la conducción,…) sale a pista el Safety Car, un coche que se sitúa en la cabeza de carrera y al que todos han de seguir a menor velocidad.

En el mundo de la economía real el Safety Car se convertiría en el Coche de los Sensatos, al que seguirían la sociedad, los políticos, los sindicatos y los bancos. El Coche de los Sensatos estaría comandado por 4 personas, o ¿por 4 sensateces?:

  • el ama de casa que gasta el dinero de forma responsable
  • alguien con don de gentes para relacionarse con las empresas
  • una persona que transmita paz, honradez y tranquilidad
  • y por último no debe faltar la buena educación

En definitiva, buenas dosis de consejos, optimismo y sentido común, tan necesarios en estos tiempos de crisis.

Web oficial: Leopoldo Abadía
Puedes leer las primeras páginas del libro aquí
Venta online aquí
En El Blog Alternativo: La teoría NINJA de Ledopoldo Abadía. La crisis financiera explicada sin perder el sentido del humor
En El Blog Alternativo: “Prohíbete lamentarte de la crisis y actúa, invéntate algo”. Entrevista a Leopoldo Abadía

 
Publicidad
 

4 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado