Estar fresco en verano

, , 7 Comments

calor en verano

Hoy os presentamos unos consejos que os ayudarán a pasar el verano algo más frescos haciendo un uso menor de aparatos de aire acondicionado y ventiladores. En casa y en el trabajo ahorramos energía eléctrica y en la calle la incomodidad será menor. Si tu eres de los que, como yo, piensa que lo mejor del sol es la sombra y que te agobias con los calores del verano, no dejes de leer y aplicar los consejos siguientes:

  • Viste parecido a como lo hacen los habitantes de los países más calurosos. Usa ropa ligera de algodón, lino y otras fibras naturales. Evita las prendas ajustadas.
  • Enfría con una toalla húmeda o hielo los puntos de tu cuerpo dónde se nota el pulso: sienes, parte trasera de codos y rodillas, tobillos y cuello. De esta manera refresca el torrente sanguíneo.
  • Come ligero varias veces al día. Huye de las comidas copiosas.
  • Come picante: esto se hace un muchos países cálidos y es una forma de refrescarse, contrariamente a lo que podemos pensar los habitantes de zonas templadas. En este enlace tienes una explicación del porqué los picantes ayudan a soportar el calor.
  • Refresca la cama: pon las sábanas en la nevera o en el congelador.
  • Baja las persianas durante el día y súbelas durante la noche.
  • Propón a tu jefe el venir a trabajar con ropas más cómodas. Dile que su ahorrará un dinero en la factura de suministro eléctrico por un menor uso del aire acondicionado, seguro que le gusta la idea.

Y tú… ¿tienes algún truco para no pasar calor?

Vía: Un Blog Verde

 
Publicidad
 

7 Comentarios

  1. 2 - María

    5 julio 2010 17:12

    Una alternativa a la toalla húmeda: utilizar las toallitas del mismo tipo que venden en los supermercados, o bien, utilizar compresas humedecidas en agua, y después emplear el abanico sobre dicha toallita o compresa.
    Responder
  2. 3 - Juanjo

    6 julio 2010 11:05

    En los pueblos pequeños con casas bajas es frecuente ver a las personas mayores sentados con la puerta de su patio interior y la exterior de la casa abiertas, aprovechando la corriente.
    Yo personalmente no sufro demasiado los rigores del calor. Para mí calor es a partir de 30ºC, y soy capaz de andar por la sombra a 40ºC por Murcia sin pasarlo mal. Lo malo es que cuando en otoño corre un poco de viento fresco, ya estoy yo con una camisa de manga larga.
    Responder
  3. 4 - agusant

    14 julio 2010 13:38

    Una idea: Llenar de huertos las terrazas de los bloques y casas. Además de refrescar la atmósfera de toda la ciudad, y de tu casa, te ahorras el calor de ir al mercado. De camino se recoge el agua de lluvia, de las terrazas, para regarlos, y además evitamos muertes y desperfectos en las inundaciones. Pequeñas soluciones para grandes problemas.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado