Elegir con la razón o con el corazón

, , 2 Comments

“He tenido que elegir muchas veces en mi vida, algunas de ellas lo he hecho con la razón, otras con el corazón, pero volviendo mi mirada hacia esos caminos elegidos, me doy cuenta de que los caminos que he elegido con mi corazón han sido los que más me han costado caminar, los que más dolor y sufrimiento me han dado, los que más han dañado a otros, pero así mismo, han sido los caminos que más alegría, satisfacción, amor, pasión, ternura y cosas maravillosas”
Margarita de la Parra

Donde el corazón de te lleve” es el título de un libro que la escritora italiana Susana Tamaro publicó en 1994 que fue un auténtico éxito de ventas y que ha emocionado a millones de lectores con su sensibilidad y la visión de la vida de una abuela y su nieta.

Una de esas personas a quienes esta obra ha inspirado es Margarita de la Parra que nos envía a El Lector Alternativo Opina un artículo sobre las decisiones que tomamos con la razón o con el corazón y su experiencia personal.

Ella lo tiene muy claro…

He leído un libro muy hermoso llamado “Donde el corazón te lleve”, se trata de una historia fantástica de las decisiones que tomamos en la vida, lo mas bello de todo me pareció el final… lo que la protagonista recomienda a su nieta:

…”Y luego, cuando ante ti se habrán muchos caminos y no sepas cual recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad con la que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aun. Quédate quieto, en silencio y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde el te lleve.”

De ahí mi reflexión del día de hoy, escoger un camino con lo que nos dice la razón, o escogerlo con lo que nos dice nuestro corazón, he tenido que elegir muchas veces en mi vida, algunas de ellas lo he hecho con la razón, otras con el corazón, pero volviendo mi mirada hacia esos caminos elegidos, me doy cuenta de que los caminos que he elegido con mi corazón han sido los que más me han costado caminar, los que más dolor y sufrimiento me han dado, los que más han dañado a otros, pero así mismo, han sido los caminos que más alegría, satisfacción, amor, pasión, ternura y cosas maravillosas.

Si recuerdo los caminos que he elegido con mi razón, siempre encuentro algo común entre ellos, los más convenientes, los más adecuados, los menos arriesgados y por sobre todas las cosas, donde nunca he afectado a nadie.

Entonces, como buena desarrolladora de software soy “analítica” y mi pasión por la psicología va a terminar con mi poca cordura…. Voy a contaros el resultado de lo estudiado. (A ver si invento el agua tibia).

Cuando hay que elegir, la razón evita todo aquello que nos produce miedo, temor, inseguridad, todo aquello que nos lleve a sufrir, a lastimar a terceros, aun por encima de lo que diga nuestro corazón. (Que nice mi descubrimiento)

Por eso hoy os digo amigos de facebook que ante el mundo mundial, cuando tenga que elegir un camino, me sentaré, respiraré, esperaré en silencio y sólo, sólo cuando mi corazón me diga que camino debo seguir, entonces me levantaré e iré donde él me diga que vaya.
Margarita de la Parra

Sitio oficial: Susanna Tamaro y entrevistas en El País y Mujer de Hoy
Libro “Donde el corazón te lleve“: venta online o Scribd

En El Blog Alternativo: Artículos sobre emociones
En El Blog Alternativo: Artículos sobre los cambios

FOTO: Flickr

 
Publicidad
 

2 Comentarios

  1. 1 - Da-Silva

    6 mayo 2011 23:13

    Creo que el principal error del siglo xxi es que hemos quebrado nuestra estructura moral y hemos adoptado esta postura de “lo que sientes”, “a donde el corazon te lleve” y esa es nuestra excusa para un monton de deformidades sociales insalvables, el problema de esos sentiemientos es la marea, lo mutable que llegan a ser y la poca inteligencia emocional que poseen la mayor parte de las personas, elegir basado en un juicio voluble como el estado “corazional” del momento no es la forma correcta, al final, si algo es elegido basado en el juicio correcto siempre atrae los “buenos sentires”. ;)
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado