Tartaletas vegetarianas de higos y queso unas y tartar de piña y aguacate otras

, , 1 Comment

Cocinar con tartaletas es como pintar un lienzo en blanco. Dispones de todos los colores y posibilidades para crear tu propio cuadro.

Las tartaletas de hojaldre o masa similar nos permiten multitud de rellenos, fríos o calientes, y son una opción deliciosa para aperitivos y comidas de buffet.

En esta ocasión, hemos elaborados unas tartaletas vegetarianas de higos y queso por un lado y de tartar de piña y aguacate por otro y el resultado es que volaron

Esta es la sencilla receta de tartaletas vegetarianas:

INGREDIENTES

  • Un paquete de tartaletas pequeñas. Se venden en grandes superficies o tiendas delicatessen. Los hay de distintos tamaños y hemos usado las más pequeñas. Podríamos haberlas elaborado nosotros con esta receta de masa quebrada para quichés en moldes adecuados
  • 50 gr de queso azul o roquefort
  • 2 higos
  • almendras blancas para decorar. Podríamos usar piñones u otros frutos secos
  • 1 tomate pelado
  • 1 aguacate
  • 1 rodaja de piña de unos 300 gr
  • 1 cebolleta
  • 75-100 gr de queso gruyere (opcional)
  • Salsa: 2 cucharadas de yogur blanco, el zumo de 1/2 limón, 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de hierbas aromáticas picadas (albahaca, perejil, …). Sirven las hierbas para la pasta
  • Semillas de sésamo para decorar

ELABORACIÓN

TARTALETAS DE QUESO E HIGOS

Sacamos la carne-el interior de los higos con una cucharilla o pelándolos con cuidado.

Simplemente desmenuzamos el queso y lo colocamos en el fondo de las tartaletas. Encima ponemos trocitos de higo y una almendra de decoración.

Podríamos darle un golpe de horno a las tartaletas antes de servir para que se derrita un poco el queso, pero en frío también están deliciosas.

TARTALETAS DE TARTAR DE PIÑA Y AGUACATE

Pelamos el tomate y el aguacate,quitamos la piel exterior a la piña y la cebolleta y lo picamos todo en trocitos pequeños junto con el queso.

Lo mezclamos en un bol con los ingredientes de la salsa y removemos.

Lo dejamos macerando y enfriando en la nevera durante al menos 1 hora y colamos/retiramos el exceso de líquido.

Servimos en las tartaletas y esparcimos el sésamo por encima. Hemos usado unas semillas que ya se vendían garrapiñadas y de la fusión de ese dulzor con el toque ácido y frutal del tartar ha resultado una combinación muy agradable y original.

Colocamos las tartaletas en una bandeja, mitad con cada sabor, y disfrutamos del aperitivo con una bebida fresquita y una charla amena.

VARIEDADES

Podemos rellenar las tartaletas con cualquiera de estas ideas:

Las tartaletas admiten 1001 ideas y más. Merece la pena tenerlas en la despensa.

En El Blog Alternativo: Recetas de aperitivos

 
Publicidad
 

Una Respuesta

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado