La fiebre, tu gran aliada

, , 12 Comments

“La fiebre se suele considerar algo malo, aunque, en realidad, no es más que el resultado del esfuerzo que realiza el cuerpo para defenderse de una infección o de un ataque externo. La intensificación de las distintas funciones orgánicas implicadas en el sistema defensivo produce calor, lo que provoca el aumento de la temperatura del cuerpo. Se trata de uno de los procesos más naturales del organismo. Por tanto, intentar hacer desaparecer la fiebre contrarrestaría los esfuerzos curativos de la naturaleza”
Christopher Vasey

En general, las personas confunden fiebre con enfermedad y al menor síntoma acuden alarmados al médico para que les recete un medicamento para bajarla, y esto se agudiza en el caso de bebés y niños pequeños.

Pero debemos entender que la fiebre es un síntoma y una reacción del organismo cuya misión es recuperar el equilibrio. Eliminar al mensajero sin sanar antes, es un mal engaño.

Como vivimos en una sociedad en estado continuo de guerra contra el cuerpo, que medicaliza y estigmatiza procesos naturales (menstruación, menopausia, etc.) o comportamientos y actitudes (hiperactividad, timidez, falta de deseo sexual, …), es lógico que la fiebre sea tratada como otro enemigo más. Pero el enfoque positivo de la fiebre -siempre vigilando el proceso febril y estableciendo la ayuda más adecuada- también se está extendiendo como parte de una medicina que respeta más al cuerpo y su sabiduría, y que le ayuda, en vez de entorpecerle, en su proceso de curación interna.

“La fiebre, un gran aliado” es un libro del naturópata suizo Christopher Vasey, autor de varias obras sobre salud natural de éxito en EEUU y Alemania, en el que explica todos los aspectos relacionados con la fiebre: beneficios, peligros, cómo se mide, etapas y manifestaciones, cómo mantenerla para sanar por completo, o controlarla cuando resulte excesiva.

El libro se dirige tanto a personas sanas o enfermas y  propone métodos sencillos, naturales y accesibles como la hidroterapia, la dietética y el uso de plantas medicinales.

Los planteamientos de Christopher Vasey son compartidos por la medicina natural. El Dr. Plablo Saz, autor de numerosas obras, investigador de la Universidad de Zaragoza y presidente de la Asociación Europea de Medicina Naturista Clásica, destaca en un artículo estas ventajas de la fiebre:

La fiebre aumenta el metabolismo y mejora el sistema inmunitario y su capacidad de reacción, aumenta la producción de interferon (sustancia antivírica que produce el cuerpo) y modifica estructuras proteicas que actuan contra la infección e incluso inhibe células tumorales.

(Más info: pdf “Tratamientos naturistas en procesos febriles“, desde la página 3

La fiebre, un gran aliado” tiene un precio de 9,50 euros, se vende online aquí y están disponibles las 18 primeras páginas en pdf en las que podemos leer el significado de que los humanos seamos homeotérmicos, cómo se produce el calor corporal y la perdida de calor, los métodos y puntos de medición de la fiebre y las diferentes temperaturas del cuerpo. Destacamos los siguientes párrafos:

“Se dice que el ser humano es homeotérmico, es decir, que su temperatura corporal es siempre parecida (homeo). Así pues, no varía con el tiempo ni según las condiciones atmosféricas. Tanto si es verano como invierno, si vivimos en el desierto como en el polo norte, el ser humano siempre conserva una temperatura corporal de 37 ºC. Se trata de la temperatura central (la del interior del cuerpo), no la superficial, que se sitúa en los 36,5 ºC y que se toma con un termómetro en la axila”

“Si el homeotérmico posee numerosas ventajas, también presenta algunos inconvenientes. Los principales son que el organismo sólo soporta variaciones de temperatura mínimas. Si aumenta unos grados, alrededor de los 43º C, los mecanismos vitales se destruyen y eso provoca la muerte. Si desciende unos grados, alrededor de los 30º C, las funciones vitales se paralizan, y el resultado
también es la muerte”

“Hay varios puntos del cuerpo que están especialmente indicados para la toma de la temperatura con la ayuda de un termómetro. Son las cavidades naturales (para alejarse de la superficie) que están ubicadas cerca de importantes vasos sanguíneos (que transportan sangre a temperatura central). Se trata de la axila, la boca, el recto y el oído interno”

“Algunas fiebres pueden ocultar una infección peligrosa para el cuerpo del hombre del siglo XXI que, sobrealimentado, intoxicado y debilitado por el estrés, no podrá vencer solo. En tal caso, deben aplicarse remedios más incisivos. Siempre debe prevalecer el sentido común: lo que no se doblega con facilidad debe dejarse en manos de un experto”

Venta online de “La fiebre, tu gran aliada” y otros libros del autor

PFD con las 18 primeras páginas

Sitio oficial: Christopher Vasey

Más info sobre la fiebre: pdf “Tratamientos naturistas en procesos febriles“, desde la página 3

 
Publicidad
 

12 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado