¿Qué es un problema para cada persona?

, , 4 Comments

“Lo que para nosotros puede ser una apariencia de problema hoy, a lo mejor mañana deja de serlo o es en menor cantidad, pero eso sólo tenemos el poder de decidirlo nosotros, ni nuestra madre, ni nuestra hija, ni nuestro vecino, ni nuestra jefa, tiene la capacidad de decidir que es para nosotros una apariencia de problema, eso es una decisión libre e individual”

“Tenemos que saber que se puede vivir perfectamente sin lo que solemos llamar “problemas”, porque al igual que decidimos que haya un “problema” podemos decidir centrar nuestra atención en la lado positivo de la situación que es el que la mayoría de las veces solemos olvidar, y ese lado positivo es el que nos va a llevar a eso que solemos llamar “solución”
Manuel Bernabé Cañadas

(Artículo de Manuel Esteban Bernabé Cañadas, autor de “7 Secretos del éxito”* de Editorial Kier resumido aquí, en El Lector Alternativo Inspira)

Cada persona tenemos libre albedrío para decidir en nuestra vida que es para nosotros un “problema” y que no. Lo que podría ser un problema para mi, a lo mejor para otra persona no lo es y al contrario. Lo que para una persona que vive en el polo norte podría ser un “problema”, a lo mejor para mi que vivo en el sur de España no lo es, lo que podría ser un problema para alguien que vive en el desierto, a lo mejor para mi no lo es, y viceversa, por tanto no hay una verdad absoluta sobre que es un “problema” y que no. Cada persona con nuestra visión de las situaciones de manera positiva o negativa vamos libremente calificando las cosas que nos suceden como “problemas” o no.

Es muy importante que a lo que consideremos “problemas” no lo califiquemos como “problemas” por que con esto lo que estamos haciendo es magnificándolo, darle poder, darle más importancia aun.

Un truco que me enseñaron para no darle poder a los “problemas” con mi problema, era calificarlo como apariencias o simplemente situación. Ciertamente lo que nosotros llamamos “problemas” no son la VERDAD de las cosas, son calificaciones que nosotros libremente les vamos dando, puede que sea “apariencia” de “problema” pero a lo mejor observándolo desde otro punto de vista deja de serlo o se minimiza.

Y lo calificamos como “apariencia” por que no es la verdad de la situación, es únicamente nuestra verdad de la situación, que es el producto de lo que pensamos y sentimos, y como no todas las personas vemos por los mismos ojos, no todas las personas pensamos y sentimos igual.

Lo que para nosotros puede ser una apariencia de problema hoy, a lo mejor mañana deja de serlo o es en menor cantidad, pero eso sólo tenemos el poder de decidirlo nosotros, ni nuestra madre, ni nuestra hija, ni nuestro vecino, ni nuestra jefa, tiene la capacidad de decidir que es para nosotros una apariencia de problema, eso es una decisión libre e individual.

En este proceso es realmente importante asimilar que todo “problema” pasará por que es una apariencia, y una apariencia no puede permanecer por que son vacío, son producto de nuestra mente, y este es el motivo por el que no todas las personas consideramos un “problema” a lo mismo, a lo mejor para una persona la misma situación, y en las mismas condiciones, es un “problema” y para otra no, por tanto son “apariencias” no son la verdad absoluta de las situaciones, no son permanentes, son pasajeras.

Por todo esto, el correcto esfuerzo hay que hacerlo para tomarnos nuestro tiempo, y observar las situaciones que nos sucedan, desde un polo distinto al que nos hace sufrir, que en la inmensa mayoría de los casos es el polo negativo.

Por ley de POLARIDAD todo tiene dos polos, alto-bajo, frío-calor, lejos-cerca, positivo-negativo, etc. Tenemos la absoluta libertad de observar las situaciones que nos sucedan desde el polo que queramos. Debemos corregir los arquetipos mentales negativos que tengamos en nuestra mente y que están CAUSANDO que veamos las situaciones de forma negativa y por tanto las consideremos “problemas”, si hacemos esto y lo conseguimos, estaremos eliminando de nuestra vida mucha angustia y sufrimiento.

Si con nuestra mente pensamos y sentimos que una tal situación es un “problema” lo que estamos haciendo es magnificando eso que nos CAUSA angustia. Tenemos que saber que se puede vivir perfectamente sin lo que solemos llamar “problemas”, porque al igual que decidimos que haya un “problema” podemos decidir centrar nuestra atención en la lado positivo de la situación que es el que la mayoría de las veces solemos olvidar, y ese lado positivo es el que nos va a llevar a eso que solemos llamar “solución”.

Si pensamos, sentimos y hablamos con la palabra “problema” por ley de VIBRACIÓN, lo que estamos haciendo es atraer el lado negativo de esa situación a nuestra vida, y eso es lo que nos va a provocar angustia y sufrimiento. Tenemos que asimilar que en la vida no hay problemas, sólo situaciones, y cada uno de nosotros libremente y a nivel individual, vamos a decidir a cual de esas situaciones le va a permitir que le CAUSE sufrimiento, y a cual no.

Sólo nosotros podemos saber que nos está angustiando en nuestra mente, y sólo nosotros tenemos el poder de quitarle el poder a esa situación que nos está provocando sufrimiento y no aceptarla en nuestra vida, no aceptarla en nuestra mente, en nuestros pensamientos, en nuestras acciones y en nuestra palabra.

Si afirmamos con sentimiento “Tengo un problema” lo que estamos haciendo es decretándolo, dándole energía y poder a esa palabra, y eso nos va a provocar sufrimiento en nuestras vidas. En muchas ocasiones hasta presumimos de esa situación diciendo “Mira que problema tengo” y esto es altamente perjudicial y negativo para nosotros. Por todo esto acostumbrémonos a calificar las situaciones que nos pasen en nuestra vida como “apariencias de problemas” o simplemente como “situaciones”.

Para ayudarnos a ver el lado positivo de una situación que no nos guste, o nos haga sufrir, podemos decir:

•    BENDIGO EL BIEN DE ESTA SITUACIÓN, LO DECLARO Y LO QUIERO VER

•    TODO MAL TIENE UN BIEN OCULTO, YO DECRETO EL BIEN DE ESTA SITUACIÓN, LO DECLARO Y LO QUIERO VER

Tenemos que tener la absoluta seguridad que absolutamente todas las situaciones, por muy desagradables que nos parezcan en ese momento, tienen un lado positivo, y que lo complejo es verlo. Pero como hemos realizado este decreto vamos a ser capaces de ver el lado bueno de la situación que ha llegado a nuestra vida.

De todo lo anteriormente dicho se desprende el dicho popular que dice: “No hay mal que por bien no venga”, también podemos decir esto, para ayudarnos a ver el lado positivo de la situación que estemos viviendo.

Para eliminar aquellos conceptos que queramos que dejen de ser un problema le vamos a decir con fuerza y fe a toda aquella situación que queramos dejar de calificar como “problema” en nuestra vida:

•    NO LO ACEPTO, TE QUITO PODER.

Manuel Esteban Bernabé Cañadas

Autor del libro “7 Secretos del éxito” de Editorial Kier. A la venta online en América Latina y España (Casa del Libro, Fnac y Distribuciones Alfa Omega)

 
Publicidad
 

4 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado