Receta de wok de verduras y fideos japoneses

, , 6 Comments

Desde hace años, los woks se han hecho imprescindibles en muchas cocinas por todo lo que ofrece esta sartén alta de origen chino.

Permite cocinar cualquier tipo de alimento con poco aceite y en poco tiempo siendo más saludable y quedando las verduras crujientes por fuera y al dente por dentro, su profundidad y base redondeada hacen que el calor se distribuya de forma uniforme y por ello, los ingredientes conservan mejor su textura, sabor y cualidades y además, es tan versátil que podemos freír, saltear o cocer al vapor con agua en el fondo y colocando los accesorios (rejilla o cestillo).

Usando los alimentos que tengamos en casa a mano podemos preparar un riquísimo wok. En este caso, presentamos la receta de wok de verduras y fideos japoneses llamados SOBA que están elaborados de trigo sarraceno siguiendo la forma tradicional.

INGREDIENTES:

  • 200 gr de setas troceadas
  • 1 puerro grande o 2 pequeños cortados en aros
  • 2 zanahorias hechas tiras con un pelador de patata
  • 1 brócoli previamente escaldado en agua hirviendo unos minutos. Si lo queremos realmente crujiente, lo podemos usar crudo pero en ramas muy pequeñas para que se cuezan mejor
  • 125 gr de fideos japoneses soba que hemos comprado en una tienda de productos ecológicos, de la marca Terrasana por 2,87 euros el paquete de 250 gr, y también están disponibles donde vendan productos orientales. Se cuecen 8-10′ en agua hirviendo
  • 2 ajos
  • 2-3 cucharadas de salsa de soja

ELABORACIÓN:

Calentamos el wok con aceite en su base. Freímos allí los ajos pelados y troceados hasta que se tuesten. Los retiramos porque si no se nos quemarían y lo único que queremos es que den sabor al aceite.

Trocemos todas las verduras y las vamos salteando en el wok en ese aceite caliente y aromático de una a una, empezando por las más duras o las que necesiten más tiempo. En este caso, rehogamos los puerros unos minutos, salamos, luego añadimos las zanahorias en tiras (si estuviesen en bastones habría que haberlas echado las primeras por su dureza), las setas y por último los ramilletes de brócoli ya escaldado. Damos vueltas a todo para que se integren los ingredientes.

Por último, incorporamos los fideos japoneses hervidos y la salsa de soja, removemos todo y servimos inmediatamente para apreciar la textura de las verduras al wok.

OPCIONES, todas:

  • Cualquier verdura es apta para el wok: pimientos, cebolla, berenjena, calabacín, alcachofas finamente picadas, berza, …
  • en vez de ajo podemos usar un trocito de jengibre pelado y en trocitos que también retiraremos una vez fritos, o rallado a media cocción
  • podemos aliñar con otra salsa como salsa de tomate
  • tofu en dados o desmigado como en este revuelto
  • huevos
  • frutos secos y/o semillas
  • arroz, quinoa, mijo, cuscus, …
  • fruta como la piña, mango, manzanas, …
  • Vamos…, cualquier cosa que se coma¡¡

Los woks clásicos son de hierro y después de su uso hay que lavarlos con delicadeza y humedecer la superficie con aceite. Merece la pena esforzarnos en estos sencillos cuidados y ocupar un espacio grande en nuestro armario/despensa porque el wok cocina sano, alegra la alimentación y da mucho juego.

 
Publicidad
 

6 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado