PLANTAS MAESTRAS: un camino de sanación e iniciación a través de la cultura chamánica amazónica

, , 13 Comments

“Historia real y a la vez arquetípica, esta obra relata las aventuras de un buscador de nuestro tiempo que es el buscador de todas las épocas: el ser humano, que inicia una peregrinación en pos del remedio que sane sus heridas, y acaba encontrando su lugar y su misión en la vida.

Elaborado a partir de los diarios de viaje del autor, en sus páginas palpitan las emociones vivas que dieron lugar a cada conflicto, a cada situación a cada hallazgo; por ellas desfilan policias corruptos y brujos maleros, narcotraficantes y tribus que luchan por su subsistencia, pero también médicos CHAMANES, sacerdotes incas de siglos pasados y, siempre, la presencia cercana de la esposa y los hijos. Vastos paisajes andinos, chacras en medio de la selva, y finalmente el encuentro con la Señora, EL ESPÍRITU DE LA AYAHUASCA, que ofrece al elegido la opción entre el poder o el conocimiento”
Plantas Maestras

Dicen que desde los libros de Carlos Castaneda de finales del siglo XX, no se había publicado otro relato que se adentrara en el mundo chamánico con la fuerza y la veracidad con que lo hace este libro.

“Plantas Maestras: el camino de la sanación” es la obra de Josep Vila i Tronchoni, un catalán que triunfaba como empresario hasta que una fuerte depresión irrumpió en su camino y le llevó a polimedicarse con tranquilizantes y antidepresivos siendo desahuciado por la medicina oficial. Como explica en detalle en esta entrevista, poco a poco fue conociendo terapias alternativas como la Flores de Bach y otros tratamientos hasta que llegó finalmente a una ceremonia con ayahuasca que giró totalmente el rumbo de su vida.

Viaja a Sudamérica y allí entra en contacto con la medicina tradicional amazónica y el conocimiento de las llamadas “Plantas Maestras”, a través de las cuales recupera totalmente su salud física y descubre sus capacidades como sanador para ayudar a los demás.

En la actualidad se dedica por completo a este campo junto con su mujer en el Centro Yesod en Sabadell (Barcelona) donde también trabajan con la Respiración Holotrópica, coordina varios grupos de trabajo en España, se desplaza una vez al mes hasta Irlanda y Bélgica donde colabora con otros grupos y cada año realiza dos o tres viajes, con quienes deseen adentrase con respeto en este legado, a la Amazonía peruana donde mantiene el contacto con los maestros depositarios de esa milenaria tradición espiritual.

El libro “Plantas Maestras” narra el viaje de Josep Vila hacia la sanación y la iniciación en este sendero espiritual a través de sus diarios durante cinco años. Aunque fue escrito hace unos años, se acaba de re-editar incluyendo un nuevo capítulo-testimonio: “Ocho años después”, donde se narra la experiencia de una de las personas que acompañaron a Josep en sus primeros viajes a la selva.

En la web de al autor podemos leer el prólogo a cargo del Maestro Budista Zen Douloshu Villalba, un fragmento y datos sobre estas plantas definidas como “aquellos vegetales que la madre naturaleza ha puesto a nuestro alcance para ayudarnos a sanar, plantas, árboles, raices, hojas “palos mayores” cortezas de árboles,” … como Ayahusca, Ajo sacha macho, Bubinzana, Camalonga, Chiricsanango, Chuchuwasha, Huayusa, Mucura, …

Y así es como Josep Vila describe su camino y nos invita a negarnos a aceptar un sistema de vida basado en la enfermedad y desvinculado de nosotros mismos:

“Nada más lejos de mi intención que presentarme como defensor de ninguna causa, de ninguna odisea, como profeta tocado por los dioses. Soy simplemente una persona que ha descubierto su camino hacia la vida, su propio camino para habitar el mundo en libertad.

Estas palabras pueden sonar huecas, hoy en día que tanto se habla y se ha convertido en una ciencia el hecho de usar las palabras desconectadas de las intenciones. Pero lo cierto es que nuestro sistema de vida está basado en la aceptación de la enfermedad y la muerte. Se mire hacia donde se mire, los valores imperantes, los objetivos inmediatos, denotan que vivimos en una sociedad enferma.

Pero la vida, eso que es lo único que de verdad poseemos, nuestro auténtico tesoro, no tiene nada que ver con todo ello. La vida… me vienen muchas palabras a la boca, y me siento tentado de decirlas todas atropelladamente… como si fuera posible descubrirle la verdad a nadie, como si se pudiera decir aún algo original. Lo único original es vivir. Vivir esta vida individual que es irrepetible, la mía, un misterio.

Negarse a aceptar cualquier sentencia de trabajo forzoso, de enfermedad irreversible, de muerte prematura; cualquier condena a una vida insignificante y anodina.

Para ello hay muchos caminos. El camino es siempre eso que llaman espiritual, porque sólo abriéndose al espíritu se sale de los rediles, se regresa a la verdadera vida.

El mío es el de las Plantas Sagradas, pero muchas personas lo encontraron por otros senderos. Y no es mi intención, repito, necesito que quede bien claro, hacer pasar ninguno por mejor que otro.

El que a cada uno le abra el arcón del tesoro, la herencia de la vida, el corazón que late en su pecho, ese es el bueno.
Josep Vila

Sitio oficial: Deja que suceda

Venta online del libro

 
Publicidad
 

13 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado