El efecto de la sombra… miedo a la luz

, , 15 Comments

Imagen de previsualización de YouTube

“El ser humano es como una casa de Huéspedes. Cada mañana hay una nueva llegada, una alegría, una tristeza, una decepción, una maldad, una felicidad momentánea, viene un visitante inesperado.

Dales la bienvenida y recíbelos a todos, incluso si son una multitud de penas que te desvalijan la casa, aún así trata a los huéspedes con honor, tal vez te estén limpiando para un nuevo deleite.

El pensamiento más negro, la vergüenza, lo malvado, recíbelos en la puerta con alegría e invítalos a entrar, sé agradecido con el que venga, porque cada uno de ellos ha sido enviado como un guía del más allá”
La casa de Huéspedes de RUMI

En Marzo de 2010 me apunté a un seminario de Coaching Ontológico en Santander, España. No estaba previsto, fue una de esas cosas que te trae la vida, que tomas sin más, y que resulta que te marcan para siempre… Nunca terminé el seminario, fue como si la muerte de Iberia González, nuestra instructora, fuera la mayor de las lecciones sobre la idea de que lo que verdaderamente cuenta es el viaje, que lo que buscamos está en él y no al final, en el destino.

A Iberia quiero dedicar este post porque a ella fue a la primera persona que oí hablar de “La Ventana de Johari”. A través de ella me hice consciente de que en mí hay una sombra que yo no conocía, un cuarto oscuro en el que se podía encender la luz y convertirlo así en zona abierta y por tanto poder llegar a ser una persona más auténtica y libre.

A través de ella me hice consciente de la máscara que durante tantos años creé para ocultar esa sombra y que finalmente se convertiría en un monstruo, en mi peor enemigo. A través de ella me hice consciente de aquello que me bloqueaba, aprendí a abrazarlo y a empezar a perdonar toda la historia que me había inventado y contado durante toda mi vida.

Por todo esto y por mucho más, cuando ví “EL EFECTO SOMBRA” (The Shadow Effect) me acordé de ella, porque venía a recordarme y reafirmarme en lo que ella me facilitó descubrir y desvelar.  

El Efecto de la Sombra es una película documental, de Debbie Ford, en la que varios expertos de diversas materias: psicólogos, neurólogos; y pensadores más actuales como Deepak Chopra o Marianne Williamson, nos introducen en el conocimiento de varios de los pilares que pretenden sostener el nuevo paradigma, una nueva cosmovisión. Veamos cuales:

La sombra es todo lo que no queremos que los otros vean. La sombra está hecha de los pensamientos, emociones e impulsos demasiado dolorosos, vergonzosos o desagradables para aceptarlos, por lo que los reprimimos.”

En El Efecto de la Sombra se explica de manera muy clara, a mi entender, cómo se va creando ese espacio en nuestro interior que nosotros ocultamos. Desde pequeños, a lo largo del proceso de socialización, desde la familia, los amigos, el colegio, se nos va cohartando nuestra naturaleza, se nos van limitando nuestras cualidades naturales, sin que tengamos herramientas para defendernos.

Así, poco a poco vamos creando una máscara para enfrentarnos al mundo, buscando la aceptación de los demás, a la vez que nos esforzamos, continuamente, en ocultar aquello que creemos no es aceptable en nosotros mismos.

La sombra siempre se esconde de sí misma. En lugar de confrontar nuestra propia oscuridad, proyectamos esas cualidades no deseadas en los otros. Lo que juzgamos o condenamos en otros es una parte rechazada de nosotros mismos.”

Cada vez que decimos: “¡mira ese idiota!”, “¡será engreído!”, “¡es que no la soporto!”…estamos proyectando pedazos de nuestro yo abandonado, desde nuestra inseguridad y nuestra baja autoestima. Por eso debemos dejar de juzgar a los demás y cuando tengamos la tentación de hacerlo, cuando no encajemos del todo con los demás, mirar primero hacia nosotros mismos.

Hay que enfrentarse a la sombra. Sólo cuando tengamos el coraje de enfrentar las cosas tal y como son, sin ningún auto-engaño, ni desilusión, surgirá una luz, más allá de los acontecimientos, con la que reconoceremos el camino al éxito.”

Los expertos consideran absolutamente necesario hacernos responsables y enfrentarnos a nosotros mismos en toda nuestra dimensión. Eso implica enfrentarnos, sobre todo, a la parte que, inconscientemente, menos nos gusta de nosotros mismos, para hacerla consciente y que no domine nuestra vida. La sombra siempre hará por manifestarse y salir a la superficie, y lo hará de manera impulsiva, en el momento menos oportuno y de la forma menos acertada.

En el momento que nos quitemos la venda de los ojos para contemplar nuestra zona ciega, y que, además, encendamos las luces del área subconsciente, estaremos agrandando nuestras zonas abierta y secreta. Esto implicará que resolveremos nuestros conflictos y emociones enterradas y dejaremos de angustiarnos con los pensamientos que generan, comenzando, entonces, un proceso de transformación.

Los pensamientos y las emociones no resueltos afectan a nuestra Salud. Y son más perjudiciales que lo que bebemos o comemos.”

Y no sólo mejorará nuestra salud emocional sino que también sanaremos a nivel físico porque lo que nos angustia a nivel emocional afecta a nuestra salud más que no seguir una dieta equilibrada. Y esto no es filosofía barata sino que es ciencia y si no acercarte a ver ¿Y tu que sabes?”.

Aceptando y abrazando nuestro lado más oscuro podemos iniciar el camino del perdón y vivir cada instante de la vida como una oportunidad de crecimiento y aprendizaje.”

Todos somos iguales, todos hemos pasado por experiencias más o menos traumáticas, todos poseemos las mismas cualidades, latentes o no, pero se insiste que la diferencia entre unas personas u otras está en superar cualquier experiencia negativa.

Por un lado, hay que evitar quedarse apegado a ella porque con ello sólo estamos evitando avanzar y caminar hasta enfrentarnos al mayor de los retos: “ser quien podemos llegar a ser”. Y por otro lado, tomar cada acontecimiento de nuestra vida como una oportunidad de crecimiento y de aprendizaje. Sacando lo mejor de cada momento y por tanto, lo mejor de cada uno de nosotros.

Abrazar sinceramente quienes somos sin avergonzarnos de ello es iniciar el camino del perdón a nosotros mismos para liberarnos y así elevarnos de aquello que pasó porque si no se queda a un nivel tan profundo que nos bloquea y perdemos la oportunidad de seguir en el camino. De todo lo que nos cuenta este documental elijo quedarme con una idea principal:

“Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados, nuestro miedo más profundo es que somos inconmensurablemente poderosos”

Yo ya me estoy atreviendo, ¿y tu?

Más artículos de El Rincón del Coaching aquí.

AUTORA: Itziar Azkona,Terapeúta y Coach de PNL y New Code entrenada por John Grinder.
Web: http://www.coachingemodus.com/

Web oficial: The shadow effect

VENTA ONLINE de los libros y DVD “El efecto de la sombra”

VÍDEO COMPLETO de 1 hora 7 minutos

 
Publicidad
 

15 Comentarios

  1. 1 - Ana Blanco

    2 noviembre 2010 08:19

    Gracías y Enhorabuena por este trabajo Itzi. Me ha encantado, mucho para reflexionar, y sobre todo: trabajar. Saludos
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado