Receta de salsa de calazaba y tomate para pasta

, , 3 Comments

No solo de salsa de tomate frito viven los amantes de la pasta, especialmente los niños quienes parece que llevan los macarrones, el tomate y el queso integrados en el ADN.

Por eso, la receta de salsa de calabaza y tomate nos permite destronar un poco a la reina de las salsas para pasta añadiendo una nutritiva verdura, manteniendo el color y la textura y con un sabor también delicioso.

Hemos visto a la versátil calabaza en cremas (a la naranja, al roquefort y con zanahoria) y en postres (magdalenas y cake) pero también se merece un puesto de honor en las salsas.

Así de fácil hacemos la receta de salsa de calabaza y tomate y que acompañamos en esta ocasión con pasta integral ecológica de la marca Ikea, que con su forma de cabeza de reno atrae mucho a los niños:

INGREDIENTES

  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • 30 gr de aceite de oliva
  • 400 gr de tomate crudo pelado o pulpa de tomate
  • 400 gr de calabaza pelada
  • 200 gr de agua, según textura deseada
  • un poco sal
  • No uso azúcar, pero hay quienes le echan un poquito
  • 200 gr de pasta. La de la foto es integral de agricultura ecológica, se vende en los supermercados Ikea y su precio es 1,95 euros/500 gr

ELABORACIÓN

Pelamos y picamos en trozos pequeños-medianos la cebolla, ajos, calabaza  tomates.

Podemos hacer la salsa en una cazuela convencional o en la Thermomix.

1. CAZUELA

Pochamos con un poco de aceite la cebolla y ajos, con sal, unos 10′ y seguidamente añadimos el tomate, la calabaza y el agua. Cocemos 35′, batimos y pasamos por un colador o el chino.

2. THERMOMIX

La cebolla, los ajos y el aceite se fríen durante 5′ a velocidad 1 con temperatura varoma.

Se añade la calabaza, tomate y agua y se programa 35′ a 100º, velocidad 1. Finalmente se bate 1′ a velocidad 8 y se pasa por el cestillo.

En este punto ya podemos aliñarlo más con sal y pimienta o alguna especia al gusto si no es para niños. Las hierbas provenzales, tomillo, … le van muy bien.

Añadimos a la pasta junto con queso rallado y ya tenemos una versión más anaranjada de la clásica pasta con tomate.

Si queremos enriquecer el plato podemos rehogar unas verduritas como guisantes, zanahoria, calabacín, champiñones, …

Y lo mismo que hicimos en verano conserva de salsa de tomate casera lo podríamos hacer de esta salsa de calabaza y tomate y así la tenemos siempre a mano para guisos y otras recetas.

Vía: Esta salsa la he descubierto aquí pero he cambiado las cantidades

En El Blog Alternativo: Recetas con calabaza
En El Blog Alternativo: Recetas de pasta

 
Publicidad
 

3 Comentarios

  1. 1 - Ana Blanco

    15 noviembre 2010 08:43

    Muy buena idea!. Hasta que he leído que eran cabezas de reno, yo estaba viendo ¡angeles! y pensando de dónde habrá sacado esta mujer esa pasta tan original, ja, ja. Es original aunque sean cabezas de reno…..
    Responder
  2. 2 - Can-Men

    15 noviembre 2010 12:17

    Mujer, que es solo una cabeza de reno y no el yeti¡¡¡¡¡¡

    Es verdad que se ven mejor en la pasta seca y que si te pasas al hervir se hacen muy grandes, pero a los niños les gustan.

    Y si tu quieres ver y comerte ángeles, pues adelante…

    Saludos

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado