¿Buscas un líder?, ¡busca en el espejo!

, , 12 Comments

Imagen de previsualización de YouTube

“La perfección del que imparte órdenes es ser pacífico
La perfección del que combate, carecer de cólera
La perfección del que quiere vencer, no luchar
La perfección del que sirve a los hombres, ponerse debajo de ellos”
Tao Te King

Termina el 2010 y es buen momento para hacer balance. Poder cerrar así un nuevo capítulo de nuestras vidas, morir de alguna manera con el año, para renacer en el 2011 con energías renovadas. En estos días hacía revisión de mi año y llegaba a la conclusión de que ha sido un año muy intenso, de mucho crecimiento personal y un merecido reconocimiento por el camino recorrido.

En primavera participé en un curso de Coaching Ontológico que me hizo interiorizar una nueva manera de verme a mi misma y por tanto el mundo que me rodea. Y cuando hacía balance de ello me llegó este vídeo, de parte de Luisa, una compañera de Camino Abierto.

En él pude reconocer una parte de lo que Iberia Gonzalez nos enseñó a un grupo de personas que penetramos el necesario camino del autoconocimiento para poder sacar, enfrentar y ver el líder que todos llevamos dentro.

En estos tiempos de cambio, en los que ya estamos irremediablemente inmersos, el auténtico concepto de liderazgo está peleando por imponerse, como lo harán otros conceptos en educación, en forma de una nueva economía y en tantos otros ámbitos de nuestra vida. Este cambio posibilitará que nazca también un nuevo tipo de gestión y de empresa.

Nada nuevo, viejos conceptos, pero que renacen con fuerza para destruir lo que ya no sirve y destapar un manera más humana de entender el mundo, las relaciones y la forma de vida.

Habrá que empezar por generalizar un concepto diferente de éxito, mucho menos material y más espiritual, habrá que primar la inteligencia del corazón sobre la inteligencia de la razón, habrá que trazar nuevas formas, nuevos caminos. Y a partir de ahí comprometernos y responsabilizarnos de nosotros mismos, como punto de partida.

Desde este trampolín veremos que todos CONVIVIMOS CON NUESTRO PROPIO LÍDER. Sí, está ahí, pero ¿donde buscarlo? Dentro de nosotros mismos y con la ayuda de los demás. Para llegar hasta él hay que iniciar el camino del autoconocimiento. Debemos llegar a saber quienes somos en realidad, descubrir nuestros miedos, nuestras inseguridades y reconocer nuestras virtudes y nuestras capacidades. Todo ello nos dotará de las alas que nos harán volar, llegar a ser quienes debemos llegar a ser y quitar el miedo a la grandeza, a nuestro propio poder.

Pero el camino es largo y tortuoso por lo que no hay tiempo que perder, hay que echar a andar. Y para ello empecemos por mirarnos al espejo. Hay que ser valiente y mirarse con los ojos hacia dentro. Y hay que ser aún más valiente y autoevaluarse a partir de los demás. Sin el otro, que nos devuelve lo que ve de nosotros y que muchas veces se nos escapa; sin el grupo, no hay reflejo, no hay visión y sin visión no hay perspectiva y sin perspectiva no hay camino.

El liderazgo es autoconocimiento, es reconocimiento, es acción, es cubrir las necesidades de quien lideramos, es dar, es servir, es responsabilizarse de cada acto porque siempre lleva unas consecuencias asociadas, es actuar, porque no es lo mismo “tener poder” que “estar en el poder”. El liderazgo no es un ”ya he llegado” sino más bien “veamos a donde queremos ir y como lo hacemos”. Y no hay atajos, el fin ya no justifica los medios.

Por ello te recomiendo evaluar el 2010 para aprender de lo vivido, corrigiendo suavemente aquello que menos te gustó pero, sobre todo, reconociendo cada paso hacia adelante. No tengas miedo de preguntar a los que te rodean como te ven, qué cambios y mejoras han visto en tí y que creen que aún debes mejorar. Como apoyo, porque el otro ve sólo una parte y nadie más que tú decide, al final, dónde y cómo actuar.

Y entonces márcate los objetivos para el 2011, tu estrategia, para desarrollar acciones concretas. Y trabaja para vivir más consciente, para poder disfrutar del proceso de alcanzar esos objetivos, con determinación, con sentido del propósito, concentrándote en la tarea que tienes delante, viviendo el presente, ese lugar en el que pasamos toda nuestra vida.

Este fin de año alza tu mano con una copa de champán y brinda, con tu líder, por el logro de tus objetivos de 2011. Y si no sabes donde está tu líder, ve al espejo, y mírate.  ¡Atrévete y toda la fuerza del Universo acudirá en tu ayuda!

Autora: Itziar Azkona by NLP Academy of Croydon with John Grinder

 
Publicidad
 

12 Comentarios

  1. 1 - Juanjo

    22 diciembre 2010 21:47

    Vaya, Itzi. Cada día escribes mejor.
    —-
    El nuevo concepto de éxito que describes me ha recordado lo que dice López de Ugalde en una entrevista en la Revista Namaste:
    “Introducción de nuevos indicadores económicos. De tal manera que vayamos poco a poco desalojando al PIB de nuestras vidas e instauremos nuevos instrumentos de medición sobre la realidad de nuestra sociedad y de nuestro país. Recientemente se publicaba el Índice de Bienestar Humano de Naciones Unidas. Eso ya es un paso. Tenemos que cambiar los indicadores para empezar a visualizar que realmente estamos viviendo en un enorme engaño que nos hace creer que toda actividad es crecimiento cuando en realidad, en muchos casos, hay actividades que se miden como crecimiento y nos están causando destrucción. Estoy pensando en la catástrofe del Prestige que paradójicamente supone un incremento del PIB, en el sentido de que se genera actividad económica durante unos meses”.
    —-
    Este nuevo concepto de éxito se basa en COMPARTIRLO con más humanos y también con el medio que nos rodea, y no que sólo lo tengan unos cuantos.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado