El nacimiento del sol-niño-dios

, , 2 Comments

“El niño-dios es un niño muy especial, que nace en circunstancias extraordinarias, es un niño investido de una naturaleza especial, un niño nuevo que surge con la fuerza del sol, un pequeño dios solar que reúne en sí la metáfora del grano de mostaza que aglutina todo el universo. Crece el niño y CRECE LA LUZ EN NUESTRO INTERIOR.

Dentro de cada uno de nosotros habita ese creciente poder espiritual, esa manifestación material de las fuerzas naturales”
Ana Sabater

(Artículo de la escritora Ana Sabater sobre el simbolismo de las fechas solares y nuestro crecimiento interior en la sección El Lector Alternativo Inspira)

El niño-dios nace como el sol en el seno de la oscuridad en la noche más larga del año, es débil, indefenso y está amenazado por las tinieblas. Por tanto el recién nacido necesita protección y ayuda hasta que pueda valerse por sí mismo, en un proceso no exento de peligros que culminará felizmente en el solsticio de verano con el triunfo del sol.

(Pinchar la imagen para acceder al programa de radio Espacio en Blanco
con la intervención de Felix Gracia el 26-12-2010)

Vivimos tiempos de cambio en los que es preciso que nos sincronicemos con los ritmos naturales. Otra manera de vivir el invierno es siendo conscientes del CRECIMIENTO SOLAR del niño-dios.

El pasado veinticinco de diciembre, día del solsticio de invierno, celebramos un nacimiento muy especial, el nacimiento de Jesús, convirtámoslo como afirma Felix Gracia* en el alumbramiento de nuestro propio yo que renace año tras año, que surge de las tinieblas de la noche más larga para ir poco a poco avanzando, indefenso, inocente, descubridor y que crece hasta superar el todavía incierto pero esperanzador equinoccio primaveral, en el que las fuerzas de la luz y de la oscuridad se equilibran dando lugar al mismo número de horas de día que de noche.

El dos de enero celebremos la fiesta de las Candelas, o del aumento de la luz, el inicio de ganar la batalla a las fuerzas de la oscuridad. Y finalmente el veinticuatro de junio sumerjámonos en la noche más corta como el poder de la luz que triunfa en nuestras vidas.

El niño-dios es un niño muy especial, que nace en circunstancias extraordinarias, es un niño investido de una naturaleza especial, un niño nuevo que surge con la fuerza del sol, un pequeño dios solar que reúne en sí la metáfora del grano de mostaza que aglutina todo el universo. Crece el niño y crece la luz en nuestro interior.

Dentro de cada uno de nosotros habita ese creciente poder espiritual, esa manifestación material de las fuerzas naturales.

Somos dioses pero lo hemos olvidado. Llevemos a cabo este renacimiento aprovechando que cada día que pasa nos llega más luz del sol, es nuestra oportunidad de renacer, de recordar de volver a sentinarnos niños-dioses compasivos y conscientes de que cada día podemos crear nuestra propia realidad cada vez más luminosa.

Ana Sabater

En El Blog Alternativo: Artículos de Ana Sabater


*Felix Gracia nació en 1.943, en 1.984 respondiendo a su proceso de búsqueda personal dio un giro a su vida abandonando el mundo empresarial en el que ocupaba una elevada posición.

Sus inquietudes internas y el deseo de compartir con sus semejantes le llevaron al mundo de las comunicaciones donde ha desarrollado una intensa actividad. Fue fundador y director de las publicaciones “Más allá de la Ciencia” y “Conciencia Planetaria”. Ha publicado numerosos trabajos relacionados con el crecimiento personal y la expansión de la conciencia.

Trabajador incansable ha pronunciado numerosas conferencias, cursos y talleres de crecimiento personal. En los medios televisivos destaca su actividad asesora en los programas “La Tabla Redonda” y “El Mundo por Montera”, y sobre todo su trabajo como director y presentador del programa “Otra Dimensión” y de la serie de video “El final de los tiempos”.

Felix Gracia está considerado uno de los máximos exponentes del cambio de paradigma y una de las voces más experimentadas y trascendentes sobre el anuncio de nuevos tiempos. Dotado de una afinada intuición y erudición describe lo que ve, lo que experimenta y siente al recorrer el camino de la vida como una propia y colectiva realización personal.

 
Publicidad
 

2 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado