Surya Dance, la danza del sol: el camino espiritual y de superación de Surya Baudet

, , 7 Comments

“Fue gracias a un grave accidente en la montaña, en el cual me partí la columna vertebral, un gran estop de la vida que me permitió recordar mi lado contemplativo. La vida desde tiempo ya me estaba susurrando los deseos profundos de mi alma a través de múltiples insatisfacciones y sentimientos de frustración y me dio el regalo del accidente para que al final escuchará”

“Durante un viaje de un año y medio en Asia, encontré otros maestros y tuve la suerte de experimentar la vida ascética con saddhus (ascetas peregrinos) en la India y comunicar con mi esencia divina a través de estados estáticos”

“Mi propósito de vida apareció claramente: realizar la unidad entre la personalidad y lo que el Tantra llama cuerpo cósmico”
Surya Baudet

¿Puede ser un grave accidente un gran aliado en la vida?

Hemos pedido a Surya Baudet, divulgadora del Shivaísmo Tántrico de Cachemira a través de talleres y masajes, que comparta con los lectores su camino y sus enseñanzas para que sirva de inspiración a tantas personas en circunstancias similares.

Cualquier tipo de crisis puede ser el detonante de un importante crecimiento interior y de re-encontrar nuestro talento-destino, y la historia de Surya nos lo demuestra y nos descubre el masaje tántrico de Cachemira y otros conceptos que nos explicará en sucesivos artículos.

Surya, tras una prolongada estancia en la India, difunde estos conocimientos milenarios en Francia, Suiza y últimamente en Barcelona y Madrid.

Así sucedió todo:

Surya Dance es la danza del Sol, el gran baile cósmico, el baile amoroso de la forma que se deja mover e inspirar por la Esencia divina.

Bailar, de una forma u otra, siempre ha sido una componente de mi vida. Siento que es parte de mi naturaleza. De las múltiples formas de danzas he pasado a la danza sin forma, la meditación Tandava. El hatha yoga y el Tai Chi me ha acompañado en este proceso de trasformación. He practicado e integrado ambos de forma autodidacta desde que tengo 25 años. Sigo practicando y enseñando el hatha yoga.

Surya es un nombre que salió de mi boca sin pensarlo un día de gracia y lo he adoptado en seguida. Siento que al dejar brillar mi sol interior, irradiando luz y calor en mi entorno, puedo inspirar otros seres humanos a contactar con su propia luz interna.

Fue gracias a un grave accidente en la montaña, en el cual me partí la columna vertebral, un gran estop de la vida que me permitió recordar mi lado contemplativo.

La vida desde tiempo ya me estaba susurrando los deseos profundos de mi alma a través de múltiples insatisfacciones y sentimientos de frustración y me dio el regalo del accidente para que al final escuchará. Desde 1999 dedico mi vida a la búsqueda de lo último. Aprendí a dejar manifestarse la meditación en la tradición Tibetana Dzogchen con Sogyal Rimpoche.

Durante un viaje de un año y medio en Asia, encontré otros maestros y tuve la suerte de experimentar la vida ascética con saddhus (ascetas peregrinos) en la India y comunicar con mi esencia divina a través de estados estáticos. He entrado en contacto con las practicas místicas tántricas a través de la vía Aghori, de los que meditan con la
muerte (nada que ver con lo que se llama tantra en occidente).

Viví dos meses en Harichandra ghat, uno de los crematorios en la orilla del Ganges en Benarès. Fue una meditación centrada en el corazón que me indicó regresar a Suiza, el país dónde nació.

Al encontrar mi maestro Daniel Odier que transmite el Shivaísmo Tántrico de Cachemira, supe que esto es la vía mística a la cual quiero dedicarme.

Mi propósito de vida apareció claramente: realizar la unidad entre la personalidad y lo que el Tantra llama cuerpo cósmico. El don de lo idiomas me dio la oportunidad de servir la vía interpretando los seminarios de Daniel Odier del francés al inglés y al castellano.

Después de años de sádhana intensiva con mi maestro me dedico a difundir las enseñanzas maravillosas del Shivaísmo Tántrico de Cachemira a través de talleres y masajes.

Surya Baudet

Foto: Alex M. Cipollini

 
Publicidad
 

7 Comentarios

  1. 1 - Estela

    13 marzo 2014 17:25

    Hola vivo en madrid trabajo otro tipos de danzas espirituales y con muchas ganas de conocer más
    Me encanto este artículo de surya dance y me encantaría saber si hacéis en madrid
    Gracias
    Un abrazo
    Stla
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado