METAMORFOSIS EDUCATIVA. Entrevistamos a la secta del profesor rojo

, , 13 Comments

“Criticar el sistema es relativamente fácil, lo más complicado es CREAR uno nuevo que responda a las expectativas de todos”

“Un ejército de profesores insatisfechos no puede trasmitir a sus alumnos más que frustración, generan una espiral centrípeta en la que implantan la insatisfacción general como satisfacción propia”

“Las aulas hoy son junglas, falta tranquilidad, hay demasiado estrés motivado por un exceso de expectativas”

“Los Ministerios de educación han vendido la gran mentira. Saben perfectamente que los cambios en educación son demasiados lentos y no tendrán réditos a corto plazo, ellos necesitan medallas urgentemente. Cinco leyes educativas en España en los últimos 25 años. ¡Qué barbaridad!”

“Es necesario DEJAR DE DESCONFIAR DEL PROFESORADO, ofrecerle confianza, creer en sus capacidades, liberarlo de yugos inútiles como las auditorías de calidad que sólo burocratizan la profesión. Profesores confiados, educarán en la confianza a sus alumnos y los harán responsables”

“Padres rojos, profesores rojos y alumnos rojos son la esperanza de la humanidad infeliz y desigual”

“Tal vez deberíamos plantearnos comenzar a EDUCAR PARA LA FELICIDAD. Sería rentable, no sólo por los beneficios personales de cada individuo, también como futuro sostenible del planeta, económicamente. Millones de trabajadores apasionados, creando, poniendo al servicio de la comunidad capacidades, educando desde la plenitud. Puede parecer utópico pero…”
La secta del profesor rojo

Como un castillo de naipes es como está cayendo día a día la educación oficial en España y en muchos países: fracaso escolar, malestar de los profesores, punto de mira de la sociedad, padres ausentes, alumnos díscolos… y en el fondo, el fin de un sistema educativo nacido en la revolución industrial que ya no responde a las demandas del ser humano del siglo XXI.

Pero de forma paralela a esta crisis, también surgen numerosas iniciativas de cambio y transformación, algunas desde fuera (pedagogías alternativas, homeschooling, escuelas libres, …) y otras DESDE DENTRO.

La secta del profesor rojo, de quienes ya hablamos aquí, es un grupo formado por más de 200 profesores, alumnos y padres, insatisfechos y desorientados con la educación actual pero decididos a crear algo nuevo y mejor.

Su apuesta es educar desde la vida y en esta entrevista expresan de forma clara, sin tapujos y con auto-crítica su análisis del panorama educativo: el papel de las administraciones, del profesorado, alumnado, familias y sociedad, los “colores de la enseñanza”: el gris y el rojo, y sus propuestas.

Esta es la metamorfosis educativa:


1. ¿Cuál es vuestro diagnóstico de la situación de la educación en el 2011?

Si una persona imparcial e invisible pudiera entrar en los institutos y captar la realidad de lo que sucede seguramente hablaría de dos sentimientos muy extendidos: INSATISFACCIÓN y DESORIENTACIÓN.

Los agentes educativos están insatisfechos con las energías que derrochan y lo que reciben a cambio, tampoco tienen claro qué cambios se tienen que producir para que las cosas funcionen.

Criticar el sistema es relativamente fácil, lo más complicado es CREAR uno nuevo que responda a las expectativas de todos.

2. ¿En qué os basáis para lanzar este diagnóstico?

Nosotros hablamos desde la praxis, estamos a pie de aula (profes y alumnos), a pie de calle (padres). No tenemos intención de ser políticamente correctos. No tenemos nada que vender que no sea una preocupación creciente por encontrar soluciones. La secta del profesor rojo agrupa a casi doscientos miembros en la actualidad. Alumnos, profesores, padres y público en general que reflexiona sobre la educación.

Reflexionar, palabra en desuso. No lo ocultamos, somos un grupo de INSATISFECHOS y DESORIENTADOS con ganas de crear algo nuevo.

Facebook ha sido la herramienta para ponernos en contacto y compartir. Una provocación (la palabra secta) ha servido para iniciar un camino diferente, desde la base a la cúspide. Las noticias que vienen del norte de África estos días nos sirven de estímulo para seguir reflexionando.

3. ¿Empecemos por los alumnos? ¿Qué dicen?

Qué se aburren, que no encuentran conexión entre lo que les enseñan y lo que necesitarán para la vida. Viven en continua dualidad entre la vida cotidiana y el aula. Podríamos encontrar dos perfiles de alumnos.

El gris, el color no viene determinado por los resultados académicos, hay grises que se mimetizan con el método y otros que lo rechazan, es un adolescente que no actúa deliberadamente, o repite como un lorito todo lo que le enseñan o se despreocupa de las obligaciones y no pega ni golpe. No acepta responsabilidad alguna en su aburrimiento o en su falta de motivación, todo está fuera de él y él es una víctima.

En el otro extremo encontramos el perfil de alumno rojo: tiene inquietudes, su dualidad desaparece cuando se apasiona por alguna actividad, a veces lejana a los contenidos de currículos obsoletos. Cuando conecta con algún profesor rojo que descubre su talento explota y la pasión de ambos se desborda. Son esos milagros que retroalimentan a dos agentes educativos: profes y alumnos.

También hay milagros entre padres rojos y profes rojos.

4. ¿Milagros? ¿Qué extraña palabra?

No, los milagros en educación se producen en el medio metro mágico que separa los ojos de dos personas. Cuando el profesor estaba aupado a una tarima había tal distancia física que los alumnos lo percibían como un ente extraño. Para empezar a general cambios profesor y alumno tienen que encontrar sus miradas. Le susurra al alumno con su mirada, estoy aquí, a tu lado, he vivido, he aprendido, si quieres puedo enseñarte. Juntos iniciamos un camino.

El alumno sigue esa mirada y se compromete con el viaje. Todos los problemas desaparecen cuando tienes la oportunidad de mirar a los ojos a tu alumno y leer en su interior. Las personas necesitamos comunicación, comprensión, una zona de confort donde crecer, ese es el camino.

Las aulas hoy son junglas, falta tranquilidad, hay demasiado estrés motivado por un exceso de expectativas.

5. ¿Y los profes? ¿Rojo y grises supongo?

(pinchar la imagen para ampliarla)

Mantenemos la teoría de los colores. Los profesores grises, el grupo más numeroso actualmente, no encuentra satisfacción en la tarea que realiza. La culpa es de los alumnos que son unos vagos y unos mal educados, de las familias que no apoyan, de la administración que no da recursos, de la sociedad que no les reconoce.

Un ejército de insatisfechos no puede trasmitir a sus alumnos más que frustración, generan una espiral centrípeta en la que implantan la insatisfacción general como satisfacción propia. No hay salida, la educación es una porquería y siempre lo será. Víctimas del sistema y de los tiempos.

En el otro extremo se encuentran los rojos, minoría desperdigada y sin conciencia de grupo, sienten pasión por lo que hacen. Han comprendido que alumnos, profesores y familias forman parte de la misma tripulación, el enfrentamiento los debilita.

Los problemas de aprendizaje de sus alumnos los solventan con creatividad, si algo no te sale, cambia. Cada día es un nuevo reto. Si tienen problemas de disciplina con adolescentes empoderados, encuentra la solución
en la búsqueda de una autoridad moral, en la contemplación global del alumno en todas las dimensiones y no sólo como cliente o como resultado de un examen. Tratan de solidarizarse con las familias, empatizan con la complejidad de educar.

6. ¿Y por qué una secta de profesores rojos?

La palabra secta tiene una acepción religiosa de carácter negativo. Pero secta también significa un grupo que colisiona con la sociedad por sus ideas innovadoras.

Los rojos tienen que protegerse, corren serio peligro, la supervivencia en territorio gris es difícil, sufren aislamiento y persecución. Sus compañeros grises los ven como una amenaza, el miedo a los cambios es el arma que los ejecuta. También los persigue la administración que tiene miedo de que los docentes empiecen a pensar, a cuestionarse, a discrepar.

7. ¿Y los padres?

Cada vez les faltan más herramientas para educar a sus hijos. Los cambios espeluznantes que nos ha traído el cambio de siglo han desorientado a los padres. Tienen dudas, habían sido educados en una sociedad más homogénea que dictaba leyes de comportamiento social uniformes, ahora, por motivos complejos de explicar, se encuentran que tienen que lidiar con adolescentes empoderados que tienen miles de derechos y poquísimas obligaciones.

Como los profesores, hay dos perfiles. El gris: padres amargados, victimistas, infelices, agresivos, insensatos, no pueden ofrecer a sus hijos lo que ellos no tienen, éstos padres se sienten cómodos exigiendo responsabilidades al entorno para huir de las propias; protegen a sus hijos por comodidad.

(pinchar la imagen para ampliarla)

Otra posibilidad es educar los rojos, buscan su felicidad y desde ahí pueden afrontar la de sus hijos, se invisten de humildad para huir de prejuicios y paralizantes culpabilidades.

Padres rojos, profesores rojos y alumnos rojos son la esperanza de la humanidad infeliz y desigual.

8. ¿Y las administraciones educativas?

Los políticos necesitan vender para ser elegidos en las próximas elecciones. Disfrazar, embellecer, maquillar. Los Ministerios de educación han vendido la gran mentira. Saben perfectamente que los cambios en educación son demasiados lentos y no tendrán réditos a corto plazo, ellos necesitan medallas urgentemente. Cinco leyes educativas en España en los últimos 25 años. ¡Qué barbaridad!

Nadie conoce el marco legal en que se mueve la educación española. Invertir en educación rentará dentro de mucho tiempo, ellos quieren alharacas con las que vender a sus ciudadanos que el país va bien y la educación que amalgama a millones de personas, mejor.

La llegada del ordenador a las aulas es un ejemplo fehaciente. No hay proyectos globales serios, no hay objetivos definidos, confiamos en que las nuevas tecnologías taparán carencias endémicas, ¿alguien se cree que un ordenador motivará un alumno gris? Sí, las primeras cinco horas.

9. ¿Culpables de todo entonces?

No, pero tienen los recursos, los ciudadanos debemos exigir que se invierta en educación y de forma racional. Qué bien nos ha ido la crisis para ver lo que aprecian la educación, se les ha llenado la boca de la importancia de la educación para mejorar la economía, para aumentar el civismo, para todo… pero los primeros tijeretazos ya sabemos quien los ha recibido.

La educación actual no fomenta la reflexión, ¿es algo casual? Mantener la gran masa en un analfabetismo funcional, ¿a quién beneficia? Seguro que todos tenemos las respuestas, el problema es cómo empezar.

10. ¿Y la sociedad?

Somos todos. Cada día aumenta el consumo de psicofármacos, se incrementan exponencialmente las consultas de psicólogos, psiquiatras y otros profesionales que tratan la infelicidad. Algo está sucediendo. ¿Qué puede hacer la educación en este desaguisado?

Tal vez deberíamos plantearnos comenzar a EDUCAR PARA LA FELICIDAD. Sería rentable, no sólo por los beneficios personales de cada individuo, también como futuro sostenible del planeta, económicamente. Millones de trabajadores apasionados, creando, poniendo al servicio de la comunidad capacidades, educando desde la plenitud. Puede parecer utópico pero…

11. ¿Salvar el sistema, reformar el sistema, destruir el sistema?

Antes de definirnos es necesario responder otra pregunta. ¿A quién beneficia el actual sistema? Hay una minoría SATISFECHA y perfectamente ORIENTADA a la consecución de beneficios.

¿Quién reformará el sistema? ¿Los insatisfechos y desorientados anestesiados con el fútbol y la prensa rosa? ¿Los desorientados que tienen una hipoteca a veinte años y tienen pánico a que los cambios los dejen sin coche o sin casa o sin futuro?

De momento nos conformamos con parchear, no se dan las condiciones de una revolución educativa, falta desesperación.

12. ¿Cuáles son las soluciones que propone la secta del profesor rojo?

El primer paso es DESPERTAR LAS CONCIENCIAS. Reclutamos nuevos miembros en Facebook en el grupo LA SECTA DEL PROFESOR ROJO, escribimos nuestras experiencias en la página web METAMORFOSIS EDUCATIVA.

Hemos iniciado unas conferencias sobre CREENCIAS LIMITADORAS con el título de CREO LO QUE CREO. Danzamos por asociaciones de padres, profesores rojos que nos contratan y nos infiltramos por vericuetos poco convencionales. Y el primer libro de la Secta del profesor rojo está en el horno esperando editor que lo quiera financiar.

Nuestro segundo paso es CREAR nuevas asignaturas, nuevas estructuras, nuevos esquemas de aprendizaje para educar alumnos que vivan deliberadamente. No tenemos todavía infraestructura para hacerlo pero poco a poco pondremos nuestro granito de arena. La primera asignatura tendría por nombre: APRENDER EN LA RESPONSABILIDAD. Una segunda podría ser: APRENDER A TOMAR DECISIONES. Una tercera, APRENDER DESDE EL CORAJE.

También hemos creado un SANEDRÍN ROJO, profesores no reglados (cantantes, actores, futbolistas…) que pueden enseñar a nuestros alumnos desde sus campos.

Creemos necesario CULTIVAR LA SENSIBILIDAD. No apostamos por currículos y programaciones al por mayor, rígidas, cada alumno es una individualidad, el profesor tiene que evaluar in situ, en el momento, vivir el ahora. Es necesario dejar de desconfiar del profesorado, ofrecerle confianza, creer en sus capacidades, liberarlo de yugos inútiles como las auditorías de calidad que sólo burocratizan la profesión. Profesores confiados, educarán en la confianza a sus alumnos y los harán responsables.

El tercer paso sería GENERAR SINERGIAS, corrientes rojas en todos los ámbitos, la educación no puede ser un elemento aislado, tiene que interconectarse con otras realidades. Siempre nos sorprendió que los institutos eran edificios cerrados, ajenos a lo que sucede fuera de sus murallas. Internet es nuestra oportunidad.

13. ¿Alguna lectura obligatoria?

Nuestra apuesta es educar desde la vida. Por eso es importante beber de seres anónimos que nos puedan enseñar a todos los rojos, alumnos, profes y seres humanos en general.

El secreto de mi turbante de Nadia Ghulam, una chica afgana que durante 10 años se hizo pasar por chico para mantener a su familia después de unas penurias insufribles. O de Albert Casals que desde una silla de ruedas ha viajado por todo el mundo y nos habla con sensacional cordura de la felicidad.

Pascual Maragall y su amor por la vida saltando por encima del Alzehimer, aprender modestia de Vicente del Bosque. La libertad que necesitas de Francesc Torralba.

Blogueros como Concha Barbero (Silencio activo), Carlos González (La danza de la vida), Sergio Fernández (Pensamiento positivo).

Podríamos hacer miles de recomendaciones, el corto The Potter (El alfarero) de Josh Burton, alegoría de la educación que deseamos. Las reflexiones en Metamorfosis educativa de Jordi de la Torre, de Cèlia Sevilla, de David Arnaiz o Laura Ramos.

Imagen de previsualización de YouTube

Sitio oficial: Metamorfosis educativa

En El Blog Alternativo: La secta del profesor rojo

Viñetas: Faro

En El Blog Alternativo: Artículos sobre educación

 
Publicidad
 

13 Comentarios

  1. 1 - enrique

    1 marzo 2011 01:33

    EN MI PAIS URUGUAY LA OPOSICION CRITICA AL GOBIERNO ACTUAL POR EL BAJO NIVEL EDUCATIVO – DESERCION – NO TERMINAR EL BACHILLERATO-ETC ETC ETC…ESPERO QUE LEAN ESTE BRILLANTE ARTICULO TODAS LAS PARTES INVOLUCRADAS…
    Responder
  2. 2 - Gemma

    1 marzo 2011 16:09

    Me ha parecido muy interesante esta entrevista y también lo que he tenido tiempo de leer en Metamofosis educativa.
    Tengo bastantes amigos dentro de la educación, especialmente en bachillerato, y la desmotivación y la falta de responsabilidades de los alumnos son cosas que realmente preocupan.
    El sistema educativo debería modificarse desde abajo y desde dentro, no desde los despachos que deciden las leyes educativas o se sacan de la manga las semanas blancas, por poner un ejemplo de actualidad.
    Creo que hay muchos profesores rojos atados al sistema pero que aún así hacen cuanto pueden en su reducido espacio, eso ya es mucho. Mucho mejor un parche de alguien que está en trincheras que un gran cambio de un tecnócrata.
    Me gusta mucho esta iniciativa porque es global y no excluyente. Todos tenemos derecho a una educación mejor y desde dentro y entre todos algo se podrá hacer. Desde mis limitadas posibilidades intentaré difundir este proyecto.
    Saludos
    Responder
  3. 3 - Rosa

    2 marzo 2011 18:52

    Hola a todos,

    no conocía al grupo de la secta roja y me ha parecido interesante la entrevista.

    Estoy totalmente de acuerdo con que el sistema educativo español necesita un cambio. Los alumnos ven en la escuela un lugar donde se va a memorizar como un papagayo y a aprobar examenes cuya materia olvidan al terminar, no la interiorizan ni relacionan prácticamente nunca con el día a día, ni son conscientes de todo lo que pueden extraer de ella.

    Me alegra mucho saber que hay cada vez más conciencias que despiertan ante esto y que no se quedan ahí, sino que se movilizan. Debemos trabajar porque surjan más ideas como estas y potenciarlas.

    Un saludo.

    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado