PAÑALES DE TELA en el siglo XXI. Entrevistamos a las creadoras de Tucuxí, la primera marca confeccionada en España

, , 12 Comments

“La publicidad de “culito seco = culito sano” es totalmente falsa ¿alguien ha visto irritar la piel de un bebé por dejarla en remojo en un cubo de agua? No es la humedad la que irrita y enferma la piel, sino la falta de transpiración junto al contacto con químicos y perfumes que producen alergias”

“Los pañales de tela se reutilizan hasta 1000 veces más en comparación con un único uso que podemos darle a un desechable. Este hecho tiene muchísimas repercusiones: no únicamente en el impacto medioambiental que supone la reducción drástica de residuos sino también por el importante ahorro que implica en la familia”

“Este tipo de pañal sólo implica un cambio de hábitos, en lugar de tirarlo a la basura se “tira” a la lavadora. Pero no supone un incremento sustancial en la carga de trabajo doméstico”

“Las madres más jóvenes son nuestras principales clientes ya que han crecido en un entorno escolar con conciencia ecológica”
Tucuxí

Aunque en países como Canadá, EEUU, Australia o el norte de Europa el uso de pañales de tela es una práctica habitual y valorada socialmente, en España es aun minoritaria y no bien entendida.

Muchos lo consideran un retroceso y algo incómodo y sin sentido, pero, por el contrario, los pañales de tela ofrecen numerosas ventajas medioambientales, económicas y de salud para los bebés en comparación con los desechables de usar y tirar.

Montse e Irma son dos madres emprendedoras catalanas que han decidido cuidar los culitos de sus hijos, ayudar a otras madres a cuidar también los de sus bebés, mejorar la economía doméstica de miles de familias (estos pañales pueden suponer un ahorro de hasta 1.500 euros) y aportar su granito de arena para proteger la Naturaleza.

Con el nombre de un delfin rosáceo del Amazonas, Tucuxí, han lanzado la primera línea de pañales lavables española y en esta entrevista nos explican con mucha sensatez y ejemplos qué pensarían nuestras bisabuelas, las características de estos pañales, sus diferencias con los desechables, su manejo y su futuro en niños y adultos:

1. Si mi bisabuela viese que 2 mujeres del siglo XXI han lanzado al mercado la primera línea de pañales de tela lavables española ¿qué pensaría de la evolución de la sociedad?

Esperamos que se alegrase porque la sociedad continua dando pasos hacia adelante y creemos que se sorprendería porque los pañales de tela modernos poco tienen que ver con las antiguas gasas, excepto por el hecho de que son reutilizables.

2. ¿Qué es Tucuxí, quiénes están detrás y cómo se embarcan madres modernas en este proyecto?

Tucuxí somos dos madres que gracias a la amistad de nuestros hijos mayores nos cruzamos con un proyecto en común.

Por un lado, Montse después de pasar media vida trabajando en negocios familiares (primero el de su padre, luego el de su marido) a raíz del nacimiento prematuro de su segundo hijo y la utilización de los pañales de tela, decide hacer una “propuesta indecente” a Irma para crear una empresa de mujeres y para mujeres.

Por el otro lado, Irma cosedora de toda la vida y luchadora nata tiene ganas de “montar algo diferente, porque yo no crucé el charco para quedarme de brazos cruzados en la cola del paro”.

La inventiva de Irma a la hora de crear nuevos patrones de diseño y la incansable lucha de Montse por demostrar las ventajas indiscutibles del pañal de tela a un conjunto de madres incrédulas, forma el cóctel que es hoy nuestro aún pequeño taller.

3. ¿En qué se diferencian los pañales de tela de los pañales desechables del mercado?

Principalmente en que se reutilizan hasta 1000 veces más en comparación con un único uso que podemos darle a un desechable. Este hecho tiene muchísimas repercusiones: no únicamente en el impacto medioambiental que supone la reducción drástica de residuos sino también por el importante ahorro que implica en la familia.

Por cierto, para aquellos que cuestionan el impacto medioambiental aludiendo al consumo de agua para el lavado de pañales, existen estudios financiados por el gobierno de Reino Unido sobre el análisis del ciclo de vida del producto: desde que sembramos la planta de algodón hasta que ese pañal es eliminado. Claramente el pañal de tela aporta un ahorro energético superior al 60% frente al pañal desechable.

4. ¿Qué tejidos utilizais en la confección?

Todos los tejidos son suministrados por proveedores locales de proximidad. Los tejidos absorbentes son de algodón, por tratarse del tejido más común en la zona del Maresme.

Los tejidos exteriores pueden ser tanto de algodón como de poliéster con una lámina de poliuretano transpirable. Ello facilita su lavado y garantiza su impermeabilidad a la vez que permite un determinado nivel de transpiración (en concreto 1000 gr de agua x metro cuadrado cada 24 horas).

5. ¿Cuáles son los beneficios para la piel de los bebés de los pañales de tela? ¿Absorben tanto como los otros?

La piel de los bebés agradece la tela porque le permite “respirar”. El grave problema de las rojeces surgió a raíz de la utilización del pañal desechable no transpirable. La falta de transpiración, junto a un aumento de la temperatura, provoca que los poros se dilaten y penetren en la piel los agentes abrasivos de la orina y las deposiciones. Así se irritan los culitos de nuestros bebés.

En cambio con la tela, la piel transpira y este tipo de irritación se minimiza e incluso desaparece. Además muchísimos niños desarrollan alergias (a veces no detectadas y maquilladas bajo una espesa capa de crema hidratante) a los químicos que contienen los modernos desechables.

Respecto a la pregunta de la absorción, la tela no absorbe tanto como la gelatina en su mayoría tóxica (por su contenido en poliacrilato de sodio) de los pañales desechables. Pero la publicidad de “culito seco = culito sano” es totalmente falsa ¿alguien ha visto irritar la piel de un bebé por dejarla en remojo en un cubo de agua? No es la humedad la que irrita y enferma la piel, sino la falta de transpiración junto al contacto con químicos y perfumes que
producen alergias.

6. ¿Cuál es el ahorro real de estos pañales?

Cada familia puede calcularlo a su gusto variando el precio de los pañales de tela y los desechables, el coste del agua y jabón consumidos. Pero el resultado nunca varía: siempre resulta más económico reutilizar que “usar y tirar”.

Depende de las variables mencionadas la mayoría de cálculos hablan de unos 1.500 euros durante los dos primeros años de vida del bebé. Aunque nosotras hemos utilizado un escenario “menos favorable al pañal de tela” e igualmente nuestro cálculo desprende un ahorro de casi 900 euros hasta que el niño deja los pañales.

7. ¿Y cómo se lleva el tema del lavado? ¿Compensa el ahorro y la calidad con la incomodidad de lavar?

Cuando la gente me dicen “vaya lata lo de lavar” creo que se imaginan que estoy arrodillada frente al Congost (pequeño río que cruza Granollers) frotando pañales sin descanso. Pero lo cierto es que simplemente los meto en la lavadora, los tiendo y los guardo cuando están secos.

Lo cierto es que en el mercado también existen unas braguitas femeninas desechables, con lo cual me resulta fácil responder si no les da pereza lavar su ropa interior y no prefieren utilizar ropa de “usar y tirar”.

¿Por qué será que teniendo los pañales desechables de adultos gratuitos – subvencionados por la Seguridad Social – todos los ancianos nos están pidiendo a gritos el pañal de adultos “para ir más fresquitos y menos irritados”? En cambio los bebés aún no saben hablar y no pueden pedirlo.

A pesar de todo, para los indecisos ofrecemos un par de consejos de lavado en nuestra web.

En realidad es mucho más simple de lo que creemos.

8. ¿Existe tradición de pañales lavables en otros países desarrollados?

Por supuesto, en países con una marcada preocupación por la protección del medio ambiente (Canadá y países escandinavos por ejemplo) desde finales de los 80 ya se empezó a invertir la tendencia en el uso de desechables. En lugares como Finlandia es impensable utilizar no biodegradables. Y las estadísticas de Estados Unidos hablan de 1 de cada 4 bebés utilizando pañales de tela a principios de los años 90.

9. ¿Quién es vuestro perfil de usuarios? ¿Es un producto para madres que no trabajen fuera de casa o para cualquiera?

Es curioso pero las madres más jóvenes son nuestras principales clientes ya que han crecido
en un entorno escolar con conciencia ecológica.
También las familias de rentas altas suelen comprar pañal de tela ya que cuentan con la ayuda del servicio doméstico.

Pero jamás nos hemos encontrado con una madre que nos diga “he dejado de trabajar fuera del hogar porque tengo que lavar pañales” o bien “no utilizo pañales de tela porque trabajo fuera del hogar”.

Este tipo de pañal sólo implica un cambio de hábitos, en lugar de tirarlo a la basura se “tira” a la lavadora. Pero no supone un incremento sustancial en la carga de trabajo doméstico.

10. ¿Creéis que los pañales de tela es una moda pasajera dentro de la tendencia emergente de la crianza más ecológica y natural o han llegado para quedarse?

Estamos convencidas que de han llegado para quedarse. Sólo es cuestión de tiempo. El pañal desechable es totalmente inviable. Si los todos los bebés del planeta utilizaran el pañal desechable en pocos años nuestra querida Tierra recordaría al de ese triste robot llamado “Wall-e” inundado de desperdicios.

Mientras el pañal biodegradable no resulte más económico tanto en su precio como en su coste energético de fabricación, el pañal de tela seguirá implementándose como el pañal de uso cotidiano, dejando al desechable como pañal para uso esporádico (por ejemplo, cuando estamos de viaje).

11. ¿Es fácil usar este tipo de pañales? ¿Dónde podemos aprender?

Igual de fácil que cualquier desechable. Sin embargo, el pañal de tela ofrece infinitas posibilidades dependiendo del tipo de pañal (todo en uno, rellenable, dos componentes, etc.) y de la composición del tejido. Como cada uno tiene sus gustos y sus necesidades de absorbencia, la diversidad y diversión están servidas.

Si tenemos dudas, lo ideal es probar distintos tipos hasta encontrar el más adecuado a nuestros hábitos. También podemos informarnos en un sinfín de páginas web y acudir a las charlas o talleres que organizamos de forma regular.

Personalmente me parece completísima la web de Bulle de coton, asociación francesa sin ánimo de lucro para la promoción del uso del pañal de tela (www.bulledecoton.org).

12. ¿Dónde se pueden adquirir vuestros pañales?

En muchas tiendas distribuidoras que aparecen listadas en nuestra web y por supuesto también en www.tucuxi.es

13. ¿De dónde viene el nombre “Tucuxí”?

Buscábamos un nombre de un animal simpático y nos topamos con el Tucuxí, un delfín del Amazonas que pertenece al grupo de especies protegidas y además su nombre suena a “el teu coixí” que en catalán significa “tu almohada” haciendo una clara alusión a una de sus características principales: el confort.

Sitio oficial: Tucuxí

En El Blog Alternativo: Artículos sobre madres emprendedoras
En El Blog Alternativo: ENTREVISTAS SOBRE EL MUNDO DE LA CRIANZA

 
Publicidad
 

12 Comentarios

  1. 1 - susana_bm

    15 marzo 2011 18:20

    yo siempre he pensado que tenía que existir pañales que no fueran de usar y tirar..porque tiene que ser alucinante la cantidad de pañales que se tienen que tirar en el mundo, si ya un simple niño gasta paquetes y paquetes….
    Responder
  2. 2 - Can-Men

    30 marzo 2011 10:14

    aquí explican las causas del furor de lospañales desechables en los años 50: la escasez de algodón e incorporacón de la mujer al trabajo externo y se cuestionan su uso hoy
    Responder
  3. 3 - arely

    15 abril 2011 23:56

    hola lo que e leido de estos pañalesme a gustaod muchoahora espero muy pronto comprarlos pra mi bb y asi poder dar una opinion mas a fondo .
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado