Pastel de macarrones integrales con verduritas

, , 3 Comments

Los socorridos macarrones están presentes en todos los hogares y cada uno tiene su forma habitual de cocinarlos, normalmente con tomate, queso y algún complemento.

Este pastel de macarrones integrales con verduritas es una receta enriquecida de pasta porque contiene huevos y yogur y podría servir perfectamente como un segundo plato tras una ensalada o sopa.

Los pasteles de pasta recuerdan a los típicos platos de los domingos en los que se reune la familia porque se sirven en una fuente grande recién horneados y huelen y saben a cocina de antaño. Los hacemos así:

INGREDIENTES

  • 250 gr de macarrones integrales
  • verduras: 250 gr de judías verdes, 2 zanahorias, 1 pimiento rojo y 1 tomate
  • 4 huevos
  • 1 yogur natural
  • 1 vaso de leche, hemos usado leche de avena
  • 150 gr de queso rallado
  • hierbas aromáticas al gusto: orégano, romero

ELABORACIÓN

Cocemos los macarrones en abundante agua hirviendo con sal. Los integrales tardan más en cocerse y hay que mirar las instrucciones de cada marca.

Simultáneamente, pelamos y picamos finito todas las verduras y las rehogamos en una sarten con el fondo de aceite, pueden quedar al dente porque se acabarán de cocer en el horno. Empezamos 5′ con las más duras, zanahorias y judías, y después añadimos el tomate y el pimiento unos 7′ más.

En un cuenco batimos los huevos, leche, yogur y especias y en una fuente de horno colocamos todo de la siguiente manera:

  • una capa de macarrones
  • todas las verduras
  • otra capa de macarrones
  • vertemos los líquidos y espolvoreamos encima con el queso rallano

Horneamos unos 20′ en el horno previamente precalentado a 200º y servimos en la misma fuente.

VARIEDADES

  • Podemos hacer esta receta con otro tipo de pasta y con cualquier verdura: cebolla, calabaza, calabacin, berenjena, …
  • También podríamos añadirle tomate frito casero en la capa del medio y sustituir el yogur y la leche por nata.
  • Otra opción es añadir unas hojas de espinacas y batirlas con los huevos y leche y nos quedaría de color verde.

Si sobra, al día siguiente se calienta muy bien en el horno añadiendo un poco más de queso o unas cucharadas de leche si está muy seco.

Y ya tenemos otra receta de pasta para convivir con las bolognesas, pesto y demás.

En El Blog Alternativo: Recetas de pasta

 
Publicidad
 

3 Comentarios

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado