EL SIMBOLISMO DE LA CRUZ O “LA CUADRATURA DEL CÍRCULO”: el significado arcano de los símbolos (3)

, , 9 Comments

“La Cruz es la base de todos los símbolos de orientación en los diferentes niveles de existencia del hombre, el cordón umbilical jamás cortado en relación al cosmos creador, el recuerdo de nuestro origen, de nuestra esencia espiritual, de nuestra filiación a Dios.”
“Se trata de la definición más clara y sencilla de la encarnación del espíritu en la forma, la cual da lugar a la consciencia, al “yo soy”, al Alma que sabe y ama,
el punto de comunicación entre Cielo y Tierra, el eje de la Vida.”
Diana y Karolus

La Cruz es un símbolo universal, pertenece a todas las culturas y a todos los tiempos.

No se trata de un símbolo propiamente cristiano como muchos creen, pues en la cuna de nuestra civilización, en Grecia o en Mesopotamia también estaba presente. Asimismo, miles de años antes de la era cristiana, en la India, en Egipto, en China, en las culturas preincaicas de América, o en la Europa Neolítica y en el mundo Celta, siempre fue un símbolo principal.

Para comprender el significado de la Cruz, basta con representarla inscrita en un círculo. Sus cuatro ángulos miden 90º, así que, la suma de sus cuatro ángulos alcanza la totalidad que el círculo simboliza, 360º. Esta es la razón matemática de uno de los grandes enigmas de la historia: la cuadratura del círculo. En la simbólica China, se relaciona directamente los 4 lados del cuadrado o los cuatro brazos de la cruz con el centro de la misma, el punto de intersección de sus brazos, que coincide con el centro del círculo, la gran encrucijada, el misterio por resolver, la magia por hallar.

La Cruz es una marca, una señal, una coordenada, un encuentro, un contacto o un cruce entre los dos grandes valores de la existencia: la materia, el tiempo, la limitación –representada por su eje horizontal, femenino-, y el espíritu, el espacio, la libertad –representado por su eje vertical, masculino-. En ella, así, se manifiesta una función de síntesis.

La Cruz es la base de todos los símbolos de orientación en los diferentes niveles de existencia del hombre, el cordón umbilical jamás cortado en relación al cosmos creador, el recuerdo de nuestro origen, de nuestra esencia espiritual, de nuestra filiación a Dios.

Se trata de la definición más clara y sencilla de la encarnación del espíritu en la forma, la cual da lugar a la consciencia, al “yo soy”, al Alma que sabe y ama, el punto de comunicación entre Cielo y Tierra, el eje de la Vida.

El Cristianismo ha enfatizado el simbolismo de la Cruz a través del episodio de la crucifixión vivida por Jesús. Tal crucifixión, a nivel simbólico, representa la tarea del hombre por desentrañar el mecanismo entre esos dos ejes, logrando -al final su evolución- encontrar el punto en el que se entrecruzan, y sintetizando ambas energías en una. La muerte simbólica en la cruz representa la muerte del hombre de a pie, de la personalidad llana, a merced del espíritu, que encuentra su sitio tomando tierra a través de ese punto central que equilibra fuerzas y sintetiza aprendizajes.

En esta línea de interpretación el poeta italiano Dante Alighieri la describe en la Divina Comedia -escrita a principios del 1300- como símbolo de gloria eterna, adquirida por el sacrificio, y que culmina en felicidad derivada por el éxtasis. En el Paraíso, XIV, 103-129, la describe en medio de un cielo estrellado rodeada de bienaventurados en adoración.

Es el andrógino primordial, la dualidad de la naturaleza y la unión de los contrarios hasta convertirse en complementarios… mientras el círculo gira y gira…

El célebre pintor Salvador Dalí usó muchísimo la cruz y el círculo en sus óleos. Como el genio que fue, casi nunca visiblemente para el espectador sino codificado en sus obras. Como ejemplo, su obra “Leda Atómica” parte de una cruz inserida en un círculo, de la que luego traza un pentáculo para situar los elementos del cuadro. Todo ello realizado siguiendo la proporción áurea.

Leda Atómica

También en obras como “El Cristo de San Juan”, “La Última Cena” o “Gala de las Esferas” se pueden apreciar juegos con cruces, círculos y esferas, tanto planas como en movimiento o 3 dimensiones. No cabe duda que Dalí conocía su significado pitagórico y matemático, así como su profundidad simbólica. En su vida personal, mostró pasión por la ciencia, la religión ocupó un lugar relevante en su educación (padre ateo, madre ultra católica, y él buscó su propio significado en los místicos del XVII), y Gala supuso para él una forma de entender las relaciones más allá de lo terrenal, pues la idealizó para convertirla en su musa. Con todo ello, el genio buscó los modos más elevados de plasmar lo que corría por su interior e intentó equilibrar ese juego de fuerzas entre intelecto e intuición, pasión y amor elevado.


El Cristo de San Juan, juego entre cruces de dos y 3 dimensiones.


La Última Cena, configuración similar a la de Leda Atómica.


Galatea de las Esferas. Aparecen dos cruces en movimiento,
una cruz lineal que crea espacios y otra formada por esferas que conforma el objeto.

Representa la integración de nuestra eternidad en el tiempo lineal, la expansión de la vida en todas las direcciones, los “Cuatro ríos del Paraíso” que fluyen de la raíz del Árbol de la Vida, los Cuatro Elementos –Fuego, Tierra ,Aire, Agua- unidos en su centro: el Quinto Elemento, la Luz, la Energía Crística. Por esto el pan sacramental de la eucaristía se marca con una Cruz.

LAS DIFERENTES CRUCES:

La Cruz Latina o Crux Inmissa Capitata: La utilizada por el Cristianismo, cuyo brazo inferior es más largo que los demás. Sirve de base arquitectónica a las iglesias románicas y góticas. Simboliza tanto la Pasión y el suplicio sufrido como la Resurrección de Cristo, su victoria sobre la muerte.

La Cruz Papal: Con tres travesaños de longitud diferente, es la utilizada por la jerarquía eclesiástica.

La Cruz de Lorena: Con dos travesaños de longitud diferente, representa la inscripción burlona de Poncio Pilatos en la cruz de Jesús: “Jesús de Nazareth, Rey de los Judíos”.

La Cruz Tau: Es una Cruz sin cúspide, y simboliza la serpiente clavada en una estaca, la muerte vencida por el sacrificio.

La Cruz Griega o Cuadrata: De cuatro brazos iguales y rectos, sirve de planta arquitectónica a las iglesias bizantinas y siríacas. Representa el equilibrio de las fuerzas activas y pasivas de la vida, los principios de Sattwa y Tamas del Hinduísmo, los equinoccios y los solsticios de la astronomía, la consciencia sujeta al tiempo.

La cruz Ansada o Ankh de Egipto: Símbolo de la escritura jeroglífica que representa llave que guarda el secreto del despertar de la energía kundalini y la inmortalidad, la Vida Eterna.

La Cruz Gamada o Svástica: Símbolo solar de Zeus, dios del cielo, cuando aparece con movimiento extrógilo. Significa la evolución, el desarrollo, el crecimiento.

La Cruz Gamada o Sovástoca: Cuando el sentido del giro es retrógilo representa la involución, el estancamiento.

La Cruz inscrita en un Círculo: La Rueda de la Vida, la Ley del Cambio, el progreso, la evolución de la consciencia en o desde la forma, la materia.

DIANA Y KAROLUS

En El Blog Alternativo: Símbolos

 
Publicidad
 

9 Comentarios

  1. 4 - Maribel L

    3 septiembre 2013 07:04

    Soñé con una cruz dentro de un circulo, que a su ves miles de símbolos iguales estaban dentro de otros círculos en movimiento y que parecían estar dentro de un enorme lienzo que me envolvía, todo era en color azul o violeta.
    Responder
  2. 5 - Korgonoth

    24 agosto 2016 04:43

    Perdona pero falta una cruz importante. La cruz de Hermes. Eso es otra representación base de una cruz. Representando también lo carnal.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado