LAS VOCES OLVIDADAS: los bebés no nacidos y sus familias hablan

, , 26 Comments

Las autoras de “Las voces olvidadas” son mujeres que que abordan amplia y reflexivamente la experiencia de la pérdida de un bebé en las PRIMERAS SEMANAS DE GESTACIÓN con la determinación de sacar a la luz una realidad poco visible e inmersa en infinidad de tabúes. Este libro da voz, espacio y tiempo a los bebés que solo vivieron en el vientre materno; a las madres, que muchas veces acallaron el duelo por el SILENCIO SOCIAL  y cultural al que estas pérdidas han estado sometidas; y a los padres, que, aún hoy, casi nadie repara en ellos.

Fases de duelo, problemas de fertilidad, pérdidas de repetición, manejo del aborto, pechos llenos y brazos vacíos, siguientes embarazos y partos… todo ello ha estado envuelto por el oscuro halo del miedo, la angustia, la frustración, el aislamiento, la negación y la desinformación que viven la mujer y su pareja ante la pérdida gestacional temprana. Un asunto que la humanidad tiene pendiente desde el principio de los tiempos, porque… el dolor que se calla es más doloroso”
Editorial Obstare

Necesitábamos este libro, el mundo, las madres que han llevado en su seno un hijo que no llegó a nacer, sus padres, las familias y los propios bebés.

Las voces olvidadas: pérdidas gestacionales tempranas” es una obra escrita por cuatro mujeres con una larga experiencia en duelo por pérdidas gestacionales y en la atención emocional a las madres y que han ayudado a miles de mujeres en este proceso a través del foro Superando un aborto:  Mónica Alvarez, M. Àngels Claramunt, Cristina Silvente y Laura G. Carrascosa.

Una de las autoras, Mónica Álvarez, nos explica en este texto cómo ha nacido y qué encontramos en “Las voces olvidadas”:

Todo proyecto tiene un origen y yo diría que el de nuestro libro, igual que el que fue el origen del “La cuna vacía”, ha sido llenar un vacío informativo existente.

En el momento en que surge la idea se estaba creando la “Guía para la atención a la muerte perinatal y neonatal” (pdf) y se veía perfectamente natural la importancia de formar e informar a profesionales y usuarios de la necesidad de crear un protocolo de actuación para hacer frente a este tipo de pérdidas. Pero no se veía tan necesario hacer algo parecido con las llamadas pérdidas gestacionales tempranas, porque, a efectos de todo el mundo, parece como que “no son tan importantes”, “no has tenido tiempo de nada”.

En aquel momento la autoras creímos importante escribir este libro y plasmar lo que hemos aprendido a lo largo de los años de las madres del foro de SUA (Superando un aborto). Del dolor y del vacío que deja un ser tan chiquito que se va, que el tamaño no importa porque el sitio que se le ha hecho en el corazón es inmenso. De la necesidad que tienen las mujeres de vivir sus pérdidas desde el cuerpo y el alma y no desde la negación de la operación quirúrgica que nos vende el sistema médico como única vía.

De la importancia de crear rituales, experiencias, sensaciones que vengan a rellenar el vacío que deja el ser amado. De dignificar a la mujer que pierde un hijo en el seno aunque sea chiquito como una lenteja, porque, repito, el tamaño del hijo no importa en relación al amor que genera. De perder el miedo a la sangre que mana de nuestro sexo, a la leche que mana de nuestros pechos, a las lágrimas que manan de nuestros ojos cuando descubrimos que nuestro hijo ya no vendrá. De vivir nuestras pérdidas desde el amor y la conciencia plena. Haciendo partícipes a nuestras parejas, que también pierden un hijo, a nuestros otros hijos que también pierden un hermano, a nuestros padres y madres que también pierden un nieto…

En el foro Superando un aborto hemos acompañado a muchas mujeres en el proceso emocional de despedirse de sus pequeños. También las hemos acompañado en el proceso más fisiológico (y nos hemos dejado acompañar en los nuestros) asistiendo al milagro que provocan las endorfinas naturales en el cuerpo durante el parto, de sostener a la madre y no dejar que se hunda en la tristeza; el tratamiento expectante es el mejor antidepresivo natural para cualquier mujer que pierde a su bebé porque la empodera y, aunque no porte en sus brazos un bebé al acabar, le transmite la fuerza de la diosa naturaleza pariendo a los seres vivos y ésa es una experiencia que no se olvida nunca.

Queríamos que esta experiencia pudiera ser transmitida a muchas mujeres que pudieran beneficiarse de ella, apoyándonos en la evidencia científica para que el cuerpo médico vea que es necesario un cambio en los protocolos de atención al aborto natural, quitándole la etiqueta de “experiencia anómala dentro del embarazo” para pasar a ser un proceso natural del cuerpo que se pone en marcha cuando es preciso.

Se han intentado tocar muchos temas como son el puerperio y la subida de la leche tras un aborto; el afrontar los miedos en el nuevo embarazo y rituales que ayudan a vivirlo de forma emocionalmente sana; los llamados abortos terapéuticos; el duelo; los rituales; la recuperación de los ciclos; otras pérdidas asociadas a la pérdida del bebé; una pequeña reflexión en torno al aborto voluntario…

Algo curioso que está ocurriendo en torno a este libro es que ha dejado de ser un libro escrito para una minoría (una gran minoría), porque nos lo está pidiendo mucha gente que, sin haber pasado por el trance de la pérdida quieren informarse y eso es muy bueno, porque eso significa que la sociedad, o al menos una parte de ella, quiere aprender y eso es muy importante, porque las parejas que pierden a su bebé se merecen una sociedad acogedora, que las trate con el cariño y el respeto que merecen. Bastante duro es perder a tu hijo para además tener que escuchar las típicas frases y encima poner buena cara porque te lo dicen “con buena intención”.

Seguro que en este libro nos hemos dejado cosas en el tintero, pero ésa es la buena noticia. Que este tema ha dejado de ser tabú y se habla de él, y los lectores quieren saber más y más cosas… Y seguro que habrá más y más libros que traten sobre este tema, pero mientras, disfrutemos de la lectura de éste que tenemos en las manos: Las voces olvidadas.

Mónica Álvarez
http://duelogestacionalyperinatal.wordpress.com/
http://superandounaborto.foroactivo.com/

Otros artículos de Mónica Álvarez en El Blog Alternativo

VENTA ONLINE de “Las voces olvidadas

MÁS INFO

 
Publicidad
 

26 Comentarios

  1. 1 - Maria

    31 enero 2012 00:51

    Gracias!!! Seguro sabeis porque, por eos habeis escrito el libro…la gente tiene que saber que esto pasa muy a menudo y que la perdida duele mucho, porque asi somos las madres, madres desde el primer instante y la perdida de un hijo siempre duele… lleve en tu cuerpo unas semanas o muchos años…
    Responder
  2. 2 - Jane

    31 enero 2012 07:18

    Yo he perdido dos hermanitos , uno cuando era demasiado pequeña como para tener recuerdos y hace un par de años atrás , me dolió muchisimo y eso que no era la madre. Era un hermanito que esperaba. Y hace 3 días adopté un perrito recien nacido , una perra lo habia abandonado y dejado a la buena de Dios , yo le di de comer e hice todo lo posible porque viviera… solo me duro 3 días y apenas ayer se murió… y eso que era un cachorrito, me trajo demasiadas alegrías… no me puedo imaginar el dolor de una madre ante un hijo. No importa los días ni el tamaño , el dolor es muyy grande. No sé como hay gente que se le ocurre abortar voluntariamente , no saben lo que estan haciendo… acaban arrepintiendose tarde o temprano.
    Responder
  3. 3 - Juanjo

    31 enero 2012 14:01

    Cuando supe de su existencia, hace tiempo que se había ido.
    Venían 2 bebés, pero en la eco sólo había una bolsa gestacional, y un huequito vacío al lado.
    Los análisis decían que nosequé nivel, indicaba que en algún momento fueron 2.
    Uno de ellos, es hoy un bichito que anda liándola por mi casa.
    La otra, sólo estuvo 15 días dentro de la barriga.
    Es una pérdida rara. No podría describirlo como un duelo. Quizá nos lo tomamos como la visita de un ángel, de esos que no percibes, pero que ahí estuvo, y partió.
    Tardamos un tiempo, más de un año, pero al final le dimos su hueco en nuestra familia, y le pusimos un nombre. SARA.
    ¿Por qué sé que es una niña? Simplemente lo sé.
    Sara. Espero volver a encontrarme contigo.
    Responder
  4. 6 - rebeca

    15 junio 2012 04:21

    hace 4 meses quer perdi am ibeba tenia 4 meses de embarazo se que ella fallecio dentro de mi el 14 de febrero y lo supieron los doctores 2 dias deespues y me lo confirmaron…perdi mi sueño mis planes se fueron por la borda y mi vida esta apunto de irse xk ya ni kiero seguir tengo 19 años y no veoo una salida xk despues de esto ya nada es ni sera igial me falta mi beba me falta la mayor parte de mi corazon…solo se que este dolor nunk desaparecera y hoy desearia no aber auntorizado akella induccuion de parto kisiera aberme ido con ella…
    Responder
  5. 7 - Karin

    8 octubre 2012 07:24

    Mi nombre es Karin, perdí a mi bebe de 9 semanas de gestación, ya no puedo con el dolor. Recién encontré este libro “las voces olvidadas” en internet, pero soy de chile y acá no esta, si alguien me puede guiar como adquirirlo en Chile se lo agradecería muchísimo. Necesito apoyo.
    Gracias
    Responder
  6. 9 - debbie

    9 noviembre 2012 00:42

    hola…perdi a mi hijo de 8 semanas de embarazo…la verdad q no ehh superado para nada este dolor q llevo por dentro lo unico q desiara irme con el ..tenerlo en mis brazos esto para mi ahhh sido algo super fuerte hiva a ser mi rmayor razon para vivir y ahora ya no hayo q hacer como enfrentar esto….?????/??????/mi hijo con quien hiva a realizar mis suenos mis planes anhelos ahora yano esta para q vivir si no lo voy a tener
    Responder
  7. 12 - lily

    6 julio 2014 19:12

    yo perdi 6 embarazos de 20 semanas en adelante y sebastian, mi angel que nacio y fallecio. pasaron 24 años de esto y siguen las preguntas sin respuesta. gracias a dios la vida me regalo un hijo hermoso, que hoy tiene 21 años. un abrazo a todas las mamas que tienen estos angeles al lado …
    Responder
  8. 13 - ROSA INES DE JESUS RAMIREZ

    30 julio 2014 21:48

    hola!! buen dia a tod@s yo tengo dos niños uno de 7 y otro de 10 ase dos ños exactamente el 5 de mayo del 2012 yo di a luz a una bb muerta.. q el medico no c explica x q murio la bb segun el doctor tenia 9 dias q la bb avia muerto m isieron pregunas q si m cai q si mi marido m golpio el cual ninguna d las dos cosas paso.. la berdad fue muy rapido y muy doloroso porque la bb era muy esperada por mis hijos y por mi marido y en jeneral mi familia se consterno mucho fue muy doloroso para todos.. creo q asta hoy es insuperable pero creo q con el tiempo uno lo va asimilando poco a poco… bi el tema del libro semeiso muy interesante espero consegirlo soy de queretaro mex. tengo 29 años y todos m disen q soy muy joben para poder bolver a encargar pero si qeda ese miedo de q pueda pasar algo…. m dio mucho gusto saver de esta pajina y poderles compartyr mi situasion… grasias…
    Responder
  9. 15 - patri

    12 mayo 2015 19:14

    Hola a todas. Yo ya llevo dos aborto, uno lo perdí el 5 septiembre 2014 de 6 semanas, y el segundo 19 de abril 2015 de 13 semanas y tengo un dolor muy grande de mi pérdida, lo mio asido por inseminación, y ahora me da mucho miedo de quedarme otra vez pork ser K no voy A estar tranquila, pero me gustaría ser madre es mi.deseó pero ya me.da mucho miedo inténtalo otra vez…
    Responder
  10. 16 - Patri

    1 noviembre 2015 20:57

    Hola yo perdí hace 3 semanas a mi angelito estando de 37 semanas de gestación pir una muerte súbita. Era mi tercera hija buscada y deseada. Tengo un gran vacío en el alma pero aunque nunca me olvidaré de ella la vida tiene que seguir. He llorado y me he enfadado mucho con el mundo pero aunque ha pasado poco tiempo y en espera de que me den los resultados definitivos y ante la gran ilusion de mis hijas, su padre y yo queremos aventurarnos con cierto miedo a un nuevo embarazo ya que pr mi edad no puedo esperar mucho (casi 40 años). No se si estaremos locos pero me ayuda esta ilusion a seguir adelante sabedora que nadie me devolverá a mi angelito.
    Responder
  11. 17 - Astrid

    5 febrero 2016 20:11

    Hola que tal, yo he perdido dos bebes, realmente es algo muy lamentable y ha sido tan difícil para mi, que ni siquiera me atrevo a hablar de ello, se me va la voz cada vez que trato de hablar al respecto, yo quiero creer que soy fuerte que no me afecto tanto y que no tengo que trabajarlo, aunque en el fondo se que si
    se que será algo que nunca olvidare y leyéndolas a todas ustedes entiendo que no soy la única mujer con los mismos tristes sufrimientos. pero también entiendo que es algo que no me debe frenar ni llenar de miedos, para intentarlo otra vez al contrario debemos hacer la lucha de traer a nosotros ese angelito que esta por allí esperando por nosotros.
    Responder
  12. 18 - Lilia Ruiz

    28 abril 2016 19:27

    Hola, alguien ya ha leído el libro? Quisiera saber qué les pareció. Lo acabo de pedir pero aún no me llega, es para una amiga que está pasando por eso y está muy deprimida, quisiera saber qué tanto les ha ayudado.
    Responder

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado